Dudas en el movimiento por la paz sobre el diálogo con Calderón

Publicado el Mayo 24, 2011, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.


Diálogos y debate sobre el pacto nacional en contra de la violencia, realizados ayer en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Asistieron, entre otros, Javier Sicilia, Luis Hernández Navarro y Carlos Fazio / Foto Jesús Villaseca

* Desmilitarización del país, premisa básica, insiste Javier Sicilia

José Antonio Román y Rubicela Morelos / La Jornada / Martes 24 de mayo de 2011
Con miras a la Caravana por la Paz a Ciudad Juárez y la firma del Pacto Nacional por un México con Justicia y Dignidad –prevista para el próximo 10 de junio en la ciudad fronteriza–, existe plena coincidencia entre las organizaciones que confluyen en dicho movimiento en exigir el regreso del Ejército a sus cuarteles, aunque hay puntos encontrados respecto de sostener o no el diálogo con el gobierno federal.

Lo anterior se expresó ayer en el inicio de los Diálogos y debate sobre la emergencia nacional y el pacto nacional ciudadano en contra de la violencia, en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPS) de la UNAM, al que acudió el escritor y poeta Javier Sicilia, quien convocó a los ciudadanos a iniciar una resistencia civil hasta conseguir un mejor presente y futuro para los mexicanos, principalmente los jóvenes, distinto al que se vive ahora con la llamada guerra contra el narcotráfico.

En su intervención, Julián Contreras, del Frente Popular Ciudadano de Ciudad Juárez, expresó el abierto rechazo de esa organización, y otras más, a que el movimiento ciudadano sostenga un diálogo con el gobierno federal. Tras enunciar una larga lista de agravios en contra de la ciudadanía juarense, incluyendo los asesinatos de líderes que aglutinaban diversos movimientos y organizaciones locales, el activista señaló que no existe cabida para la negociación con el gobierno federal.

No obstante, destacó la unidad que este movimiento nacional debe tener en la exigencia de la desmilitarización del país y el retorno de las tropas a sus cuarteles.

En tanto, Javier Sicilia explicó que los diálogos no son negociación, sino es poner los puntos en claro. Evidentemente, agregó, hay un acercamiento del gobierno, pues hasta este momento el único que ha dado el paso para un diálogo es el presidente Felipe Calderón. Pero yo creo que lo vamos a detener un poco, por la forma en que llegó a Ciudad Juárez. No hay consenso suficiente, fue un acto lamentable la manera en que desplegó al Ejército en esa ciudad en un alarde militarista que no nos abona al diálogo, pero la puerta sigue abierta.

En sus intervenciones, tanto Luis Hernández Navarro, coordinador de Opinión de La Jornada, como Carlos Fazio, colaborador de este diario, coincidieron en que Felipe Calderón no va a cambiar su política militarista en el último tramo de su administración. Incluso se prevé que la pueda fortalecer con miras a la elección de 2012, donde busca que su partido (PAN) permanezca en el poder.

En un acto realizado por la mañana en la Universidad Autónoma de Morelos, Javier Sicilia agradeció el apoyo de estudiantes y egresados de esa institución, quienes dieron vida al movimiento que encabeza, y los llamó a seguir luchando para exigir a las autoridades de los tres niveles de gobierno que reconstruyan esta nación, la misma que ellos destruyeron y pudrieron (llevándola) a los niveles en que ahora se encuentra, al grado de que delincuentes y autoridades han provocado un presente tan ingrato y un futuro cerrado para los jóvenes.

En ese acto el poeta estuvo acompañado por el rector de la UAEM, Fernando Bilbao Marcos, catedráticos y representantes de organizaciones sociales y culturales. Ahí, Sicilia reconoció que la recomposición del tejido social será un proceso largo, pero afirmó que tienen que hacerlo como ciudadanos, porque las autoridades no lo van hacer y si nadie les exige nada cada vez va empeorar la situación.

Los seis puntos que incluye el pacto nacional ciudadano que se va firmar en Ciudad Juárez el próximo 10 de junio serán lo indispensable para poder dar a México un suelo donde se puedan articular y rehacer las demandas que claman millones de mexicanos que piden vivir en paz y con seguridad, dijo.

En entrevista, Sicilia señaló que aparte de la renuncia de Genaro García Luna, que se exigió en el Zócalo capitalino, también está la del gobernador de Morelos, Marco Adame, y tres alcaldes de la entidad.

Finalmente, el escritor pidió que se visibilicen las víctimas de Morelos, de Chihuahua, y los demás estados, no que sólo den a conocer cifras, como las que volvió a dar el presidente Felipe Calderón en esa ciudad, y lamentó que el titular del Ejecutivo federal solamente tenga imaginación para la violencia y para enviar más militares y policías a esa frontera, cuando esas estrategias han fallado.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: