Revelan posible asesinato de Salvador Allende

Publicado el Mayo 31, 2011, Bajo Noticias, Autor Andy.

Posteado por @UnMexicoPosible
Notimex | El mandatario chileno Salvador Allende habría muerto el 11 de septiembre de 1973, en el presidencial Palacio de La Moneda, tras recibir dos disparos, reveló el tanatólogo uruguayo Hugo Rodríguez a un programa de televisión.

Rodríguez realizó una investigación sobre las causas de la muerte de Allende por encargo del programa Informe Especial, de la estatal Televisión Nacional de Chile (TVN), estudio que determinó que el cuerpo del gobernante presentaba dos impactos de bala.

“Encontramos dos patrones lesionales diferentes, uno el que deja una bala con efecto explosivo, de un arma de guerra, y otro el que deja una bala de un proyectil de menor velocidad”, indicó Rodríguez al espacio de investigación emitido anoche.

El experto, director del Departamento de Medicina Legal de la Universidad de la República del Uruguay y creador del método de autopsia histórica, agregó en su reporte que los disparos habrían sido hechos con armas de distinto calibre.

De acuerdo con la versión histórica, que es avalada por su familia y cercanos al mandatario (1970-1973), Allende se suicidó en un salón de La Moneda con un fusil AK-47 que le había regalado el entonces presidente cubano Fidel Castro.

Al menos un asesor de Allende escuchó la detonación del arma y se dirigió al salón donde estaba el jefe de Estado en medio del asedio de los militares a la sede de gobierno, donde constató que el presidente estaba muerto producto de un disparo en la cabeza.

La llamada “autopsia histórica” sólo utiliza registros tanatológicos realizados al momento del deceso y, de acuerdo con esos informes, el cuerpo de extinto presidente presentaba dos impactos de bala en su cabeza.

En el informe de autopsia de 1973 se da cuenta de un fragmento óseo que tiene un orificio de salida de bala, “lo que indicaría que existió otro proyectil y que, además, ese otro proyectil fue disparado antes que el que provocó la explosión”, dijo Rodríguez.

“La munición del fusil AK-47 no produciría ese tipo de lesión”, precisó el experto, quien agregó que para determinar la causa exacta de muerte de Allende resulta “clave” ubicar un fragmento de hueso del cráneo.

El programa de investigación de TVN precisó que en el informe dactiloscópico de 1973 realizado al fusil AK-47 encontrado junto al cadáver de Allende se detalla que “no se encontraron huellas útiles del ex presidente ni de nadie”.

El cadáver de Allende fue sacado de La Moneda por el Ejército y llevado al Hospital Militar, donde los médicos José Vásquez y Tomás Tobar le practicaron una autopsia que fue remitida a la Primera Fiscalía Militar de Santiago.

Las conclusiones del experto uruguayo se basan en los registros de esa autopsia y en las conclusiones que dejaron Vásquez y Tobar en su informe oficial.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: