Voy a luchar por la candidatura de la izquierda a la Presidencia, afirma Ebrard

Publicado el Junio 12, 2011, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.

* Apoyo de la cúpula de Nueva Izquierda; quiere método democrático de selección
* Trabajaremos para sacar al país del estancamiento y la desesperanza en la que está, señala

Roberto Garduño / Periódico La Jornada / Domingo 12 de junio de 2011
Marcelo Ebrard, jefe de Gobierno del Distrito Federal, confirmó la voluntad de convertirse en candidato a la Presidencia de la República: “voy luchar por la candidatura de la izquierda, eso ya lo he dicho y lo voy a hacer”.

Al asistir a una reunión privada con la cúpula de la corriente Nueva Izquierda, el funcionario se inclinó por un método democrático de selección del candidato de todas las izquierdas, no obstante lo cual emplazó a los chuchos a definirse en el interior del PRD.

“Entonces, compañeras y compañeros, no le demos vueltas a las cosas, ustedes van a tener su congreso: muy bien. Yo lo que les quiero decir es una cosa, creo que es el momento en que hay que tomar decisiones, va a ser un esfuerzo titánico el que tenemos que hacer y lo vamos a hacer y vamos a derrotar a nuestros adversarios.”

Con el encuentro, programado como privado en un hotel del centro de la ciudad de México, Nueva Izquierda pretendía no exponer a la opinión pública su respaldo unívoco al gobernante capitalino. Se negaron a distribuir sus discursos, pero el diputado federal Mauricio Toledo –invitado por Marcelo Ebrard– expuso que el grupo de los chuchos se pronunció por respaldar al jefe de gobierno.

Y así fue, al concluir el encuentro denominado Reunión Nacional de Dirigentes: La ruta hacia el 2012, Jesús Ortega, líder de Nueva Izquierda, dio muestra de ambigüedad, pues se dijo demócrata, pero descalificó a Andrés Manuel López Obrador, dirigente nacional del Movimiento de Renovación Nacional (Morena), y en el caso de que éste ganase el proceso de selección a Marcelo Ebrard, lo respaldaría.

Ortega dijo: “Desde el punto de vista político, tengo posiciones claramente confrontadas con él (Andrés Manuel López Obrador). Yo creo en una izquierda libertaria, apegada a la legalidad, incluyente, no excluyente; una izquierda que represente a todo el país, no solamente a una parte. Yo creo en una izquierda tolerante, no en intolerancias. Puede haber diferencias políticas, pero quien lleva las diferencias políticas a asuntos personales, cae en un error.”

A pesar de que la llamada pre-definición de los chuchos ya estaba consumada ayer en favor de Ebrard, el mensaje que se divulgó fue el de cerrar filas para conseguir la unidad de los perredistas en el proceso de selección del candidato a la Presidencia el año próximo. Y sin dudar repitieron “si es Andrés Manuel López Obrador, tendrá todo el apoyo, igual que si el mejor posicionado es Marcelo Ebrard Casaubon”.

Y con la vista en este último, el líder de los chuchos tiró línea a sus compañeros porque se suman –dijo– a la amplitud de derechos a los ciudadanos y ciudadanas del Distrito Federal, que es síntoma de una izquierda moderna, con la visión de una inversión privada que genere empleos en la capital. “En eso hay coincidencia; pero somos democráticos y Nueva Izquierda es una agrupación nacional integrada por miles y miles de compañeras y compañeros, entonces yo tengo una opinión y otros compañeros tienen otra, de manera que la decisión final será de todos”.

Por su parte, al dirigirse a los más de 300 dirigentes de Nueva Izquierda, el jefe de gobierno capitalino detalló lo que deberá ocurrir en el proceso de selección de candidato, para lo que ya está preparado.

“Si nosotros construimos una candidatura unitaria de todas las izquierdas vamos a polarizar y a ser la contraparte del PRI. Caso contrario, nos vamos a ir a una posición marginalista.

“Es la ruta que tenemos que seguir para tener una visión unitaria. En función de eso su servidor ha dicho, ‘bueno, pues vamos a dedicarnos a trabajar para construir la presencia a nivel nacional, para construir la referencia política que nos permita ganar la encuesta nacional y sujetarnos al resultado que obtengamos… lo único inevitable en política es lo que permitimos que sea inevitable’. Si nosotros permitimos que se polarice la izquierda, se va a pulverizar.”

Las ideas de Ebrard para resolver los grandes problemas de la nación se relacionan con el cambio de agenda, de alianzas, de estrategia: “Vamos a sacar al país del estancamiento y la desesperanza en la que está. No estamos subordinados a los intereses, tenemos la experiencia del gobierno desde la izquierda, cosa que PAN y PRI no pueden competir con lo que nosotros hemos logrado.”

Señaló que resultaría iluso, ingenuo, equivocado, suponer “que lo que el PRI significa actualmente y la coalición de alianzas que representa garantizará un cambio de rumbo. Eso sería ingenuo. Al contrario, se va a profundizar lo que estamos viviendo. La prolongación de lo que se decía aquí de lo mismo que hemos estado viendo los últimos diez años, es que resulta hasta imposible de pensar, no sucederá porque no hay resultados, hay desesperanza.”

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: