En Coahuila: Convoca López Obrador a votar por la fórmula de cambio que representa González Schmal

Publicado el Junio 29, 2011, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.


San Pedro de las Colonias, Coahuila / Martes 28 de junio de 2011

* Los candidatos panista y priista son impulsados por la mafia del poder, Felipe Calderón y Humberto Moreira, afirma

A cinco días de elecciones estatales, Andrés Manuel López Obrador llamó al pueblo de Coahuila a votar por la opción de cambio que representa el candidato a gobernador por el PT y Convergencia, Jesús González Schmal, y no por los aspirantes del PAN y del PRI, que impulsa la mafia del poder.

El presidente legítimo de México afirmó que el panista Guillermo Anaya y el priista Rubén Moreira son los candidatos del presidente espurio Felipe Calderón y del dirigente nacional del partido tricolor Humberto Moreira. Los primeros son compadres y hermanos los segundos, destacó.

En ambos casos se olvidan que vivimos en una República y no en una monarquía, en donde se heredan los cargos, aclaró al afirmar: “Ni PRI ni PAN, porque son más de lo mismo”.

En el acto de cierre de campaña de González Schmal en esta localidad, López Obrador explicó los motivos por los cuales los coahuilenses deben emitir un sufragio a favor del abanderado de la coalición PT-Convergencia.

Se trata de un profesionista mucho mejor preparado que los candidatos del PRI y del PAN. Lo más importante es que es una persona honesta. Por esa razón “no lo dejemos solo, apoyemos a Jesús, para que triunfe” en la contienda del próximo domingo, subrayó.

Acompañado por el senador Alberto Anaya y el diputado Jaime Cárdenas, destacó que González Schmal es un hombre de convicciones e ideales y ambas cualidades se necesitan para renovar la vida pública del país, porque “ya no se puede seguir con los mismos políticos de siempre, prepotentes, fantoches, mediocres, ladrones que tanto daño hacen a Coahuila y al país”.

En cambio los representantes del PRI y del PAN no tienen ideales ni principios, “a ellos nada más los mueve la ambición al poder y al dinero”, mientras que “Jesús es un hombre de buen corazón, que va a atender a todos al llegar al gobierno, va a escuchar a todos, pero le va a dar preferencia a la gente pobre y humilde”, garantizó.

Por tanto, prosiguió, “con mucho orgullo lo digo. Se trata de un ciudadano destacado, de primer orden. Es un buen profesionista, superior a los otros candidatos, al del PRI y al del PAN, que no le llegan en cuanto a profesionalismo, en cuanto a conocimiento. Jesús está mucho más preparado, pero no sólo eso. Es una gente con principios, con ideales y lo hace superior a los otros candidatos”.

Al subrayar que representa un orgullo y un honor extender su apoyo a González Schmal, López Obrador calificó como significativo el cierre de campaña en San Pedro, precisamente en donde el apóstol de la democracia, Francisco I. Madero, escribió en 1908 su libro La sucesión presidencial, que es un llamado al pueblo a librarse de la dictadura porfirista.

En el mensaje que dirigió al pueblo de Coahuila manifestó que los males que padece el país son fruto de una dictadura encubierta, disfrazada. “Ya no son 300 hacendados los que mangonean, como en la época de Porfirio Díaz, ahora son sólo 30 potentados los que mandan y deciden en el país”, sostuvo.

Como en los tiempos de Díaz, “No vivimos en estado de Derecho, sino en un estado de chueco. Dicen que las instituciones que están al servicio del pueblo, sin embargo todas ellas en los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial están al servicio de los 30 potentados. Lo demás es pura formalidad”, explicó.

Luego afirmó que la actual ola de violencia e inseguridad que campea en todo el territorio nacional se gestó a partir de que el ex presidente Carlos Salinas decide entregar durante su mandato bienes de la nación a un puñado de particulares nacionales y extranjeros, que ahora son responsables de la actual tragedia nacional.

Se transfirieron se entregaron a un pequeño grupo, desde los bancos hasta las reservas mineras de la nación; de 1988 a la fecha se han concesionado 56 millones de hectáreas del territorio nacional para la explotación del oro, de la plata y del cobre, que representa el 27 por ciento de las 200 millones de hectáreas de suelo patrio, informó.

“Ni en la época de Porfirio Díaz se había enajenado tanto suelo patrio como en el periodo neoliberal, del pillaje y del saqueo, sin precedente en la historia nacional, añadió.

También dejó en claro que esa mafia, que ha saqueado al país de manera impune, con relativa facilidad, sin que la gente diga nada, no domina con el Ejército ni por la fuerza, sino a través de la mayoría de los medios de comunicación, en particular de Televisa.

Puso de ejemplo el caso de Coahuila. En ninguno de los 31 estados de la República, mucho menos en el Distrito Federal, hay tanto control de los medios de comunicación de parte de los caciques Moreira y del PAN. “Es una vergüenza. He venido dos o tres veces a la entidad en las últimas fechas y no aparece nada de información en los periódicos ni en la radio, porque los tienen bien apergollados. No se difunde nada. No quieren que se escuchen otras voces”, enfatizó.

En las cúpulas panista y panista se pueden pelear ahora mismo, pero cuando se trata de mantener el mismo régimen de corrupción, de injusticias y de privilegios siempre se ponen de acuerdo. Por esa razón ninguno de esos partidos representa una opción.

En ese tenor destacó la necesidad de derrotar a la mafia del poder, a los 30 potentados, porque los partidos políticos son una mera fachada, a los 16 multimillonarios , a los 11 políticos corruptos y a los tres tecnócratas.

“Ese es el consejo conservador, el supremo consejo dictatorial que domina al país y hay que derrotarlos en buena lid, hay que ganarles sin violencia. Entre todos vamos a derrotar a la oligarquía y a salvar a México”, urgió.

Después de vencer a la mafia en la contienda presidencial del 2012, se podrá
establecer en México el ideal de Francisco I. Madero: Una verdadera democracia, un gobierno del pueblo y para el pueblo, que distribuya con justicia las riquezas de la nación.

Ahora se tiene una buena oportunidad para que las cosas cambien en el estado, manifestó al señalar que con toda seguridad “los achichincles del PRI y del PAN ya les comentaron que para qué van a desperdiciar el voto a favor de González Schmal, porque no va a ganar”

Sin embargo, aclaró: Yo les digo que desperdiciar el voto es hacer fila el próximo para votar por un ladrón. Eso sí es desperdiciar el voto. En cambio, votar por Jesús, es votar por la dignidad, la justicia y pensando en aquellos que vienen detrás de nosotros, por nuestros hijos y nietos.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: