Lideres de opinión.

Publicado el Julio 4, 2011, Bajo Noticias, Autor ChavaLobo.

Durante varios años he estado leyendo noticias en diferentes medios y me he dado cuenta como brotan y se ponen de moda nombres de personajes “políticos” y en ello he visto el papel que juegan los llamados “líderes de opinión”, personajes como Ciro Gomez Leyva, Carlos Marín, Federico Arreola, Julio Hernández López y un largo etc… Son ellos quienes crean, ensalzan o degradan a los actores de la política.

Uno no se explica como, entre los columnistas de los diferentes periódicos, pueden sostener posturas tan encontradas entre ellos, más aún, tan encontradas con la realidad. Sospecho que en el fondo, a pesar de su aparente choque de posturas, estoy casi seguro pueden ser (y son) amigos. Y en caso de ser enemigos, ¿Qué necesidad hay de que los lectores entren a una guerra que no les corresponde?

Ante todo hay que entender que las opiniones que emiten los columnistas no son lo que realmente piensan. Sus escritos responden a un trabajo. Se les paga por emitir “sus” opiniones, pero, el que paga manda, eso ni dudarlo.

Lo que los lideres de opinión describen en sus textos son simple y llanamente inventos. Se les paga, o quizás deba decir que tienen una ganancia, por crear ficciones.

Toda escritura es ficción, es decir no es realidad, la realidad son las cosas, los objetos, los fenómenos. La escritura es la representación de esa realidad.

Si hemos de apreciar el trabajo de los líderes de opinión, de esos escritores, es justamente por eso, por su inventiva, que sin duda es más apreciable en comparación de quienes únicamente se encargan de repetir noticias. Es loable la fantasía que presentan en cada una de sus columnas de opinión. Si es que hay lectores que se sientan aludidos con sus opiniones, que molesten o que se entusiasmen, está demás su emoción: eso sucede cuando se cree demasiado en ellos, en su ficción.

Cada uno de nosotros es líder de opinión de sí mismo. Basta ya de que estar esperando que siempre nos digan lo que tenemos que hacer. ¿No les parece?

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: