En México, hasta 65% de las campañas están infiltradas por el crimen: Buscaglia

Publicado el Julio 28, 2011, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.


* A todos los niveles y en todos los partidos existe dinero sucio; lo puedo probar, sostuvo
* Para enfrentar la violencia, recomienda que la sociedad propicie movimientos en red
* Rosario Ibarra reitera sus críticas a Javier Sicilia por “aliarse con el poder”

Alma E. Muñoz / La Jornada / Jueves 28 de julio de 2011
La delincuencia organizada en México es síntoma de la inacabada transición política que ha provocado una fragmentación del Estado mexicano y, por tanto, muchas de sus instituciones, además de que los partidos políticos son cooptados por delincuentes, señaló el especialista en seguridad y violencia Edgardo Buscaglia.

En el marco del foro Seguridad y justicia para México, organizado por la secretaria general del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Dolores Padierna, aseguró que “en la medida en que los delincuentes organizados imponen y compran candidatos, en el caso de México entre 55 y 65 por ciento de las campañas políticas están infiltradas por grupos criminales: tenemos un problema grave de estabilidad del sistema democrático”.

Ningún partido se salva, afirmó. “En todos se está infiltrando dinero sucio y en sus campañas –a todos los niveles–. El primero que me diga que no, le vamos a comprobar que es así”, retó.

Manifestó que para hacer frente al problema de violencia e inseguridad, “la sociedad civil tiene que crear un movimiento en red, (porque) esto no lo va a poder hacer un señor (Javier) Sicilia o la señora (Isabel Miranda de) Wallace, sino un movimiento social de enormes proporciones, como las mil 200 asociaciones civiles en Italia que ya se propagaron por todo Europa”. Y a medida que eso suceda –agregó– “se va a poder desenmascarar a los candidatos comprados por las mafias”.

Pero pidió “no dejarse cooptar por movimientos sociales que aparecen en televisión dándose abracitos con el presidente (de la República)”.

A la pregunta de si está en riesgo la organización de las elecciones 2012, Buscaglia indicó: “Sí, hay un riesgo muy alto”, mientras no exista esa red que abarque el territorio nacional y “un dolor que esté afectando a los miembros más encumbrados de la elite político-empresarial”.

El especialista manifestó en su intervención en el Museo Franz Mayer que se requiere seguridad humana para alcanzar “seguridad nacional en el sentido calderonesco”, y cuestionó que en México los “cárteles legales” que, dijo, se instauraron durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, sean “la otra cara de la moneda de los cárteles ilegales”, porque –añadió– “detrás de (Joaquín) El Chapo (Guzmán) hay empresas poderosísimas que se benefician en el exterior, en Europa, en Estados Unidos y en México”.

En su oportunidad, la senadora Rosario Ibarra de Piedra hizo una exposición sobre la lucha emprendida por la desaparición de su hijo Jesús, 36 años atrás, y lanzó una crítica al poeta Javier Sicilia: “Pero, ¿cómo es posible que haya ido a dar abrazos a ese señor que se dice presidente?” En entrevista añadió: “¡Qué triste que tuvo que sentir ese dolor tan enorme (perder a su hijo) para poder salir a luchar y lo primero que hace es aliarse con el poder!”

Antes, la diputada Teresa Incháustegui consideró lesivo para los derechos humanos el dictamen de reforma a la Ley de Seguridad Nacional. Indicó que denota autoritarismo, falta de contrapesos y es un riesgo para la seguridad nacional.

La legisladora enfatizó que esa propuesta pretende dar más poder a las fuerzas armadas, y subrayó que contraviene el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, a raíz del caso de Rosendo Radilla, de juzgar a militares en tribunales civiles.

Y cuestionó, entre otros temas, que no incluye el caso de los desastres naturales, a pesar de que en México han ido creciendo exponencialmente. En 2003 se registraron mil 500 y en 2005, 2 mil 900, mientras cada año se pierden aproximadamente 140 mil hectáreas de bosque.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: