PRIAN militarizado

Publicado el Agosto 15, 2011, Bajo Noticias, Autor Victor.


Manú Dornbierer: Satiricosas / Por Esto!

Varias veces se ha avisado en este espacio a los ciudadanos que no crean en la desaparición del PRIAN, pinza maligna de la mafia en el poder, creada en 1989 por los manipuladores Carlos Salinas de Gortari y Diego Fernández de Cevallos. Su objetivo fue negar la ilegitimidad del primero –vencido en 1988 por la izquierda aún representada por Cuauhtémoc Cárdenas- y a cambio abrirle el poder al PAN, feudo del segundo, arrebatado a los panistas originales.

Y en bambalinas hubo un pacto de “mayor entreguismo”, con miras a la alternancia. El viejo PRI no era totalmente independiente de los gringos, pero sus políticos fueron hábiles y bien que mal mantuvieron la dignidad de México ante el invasivo vecino, como lo prueba su apoyo a Cuba, a Chile en tiempos de Allende, etc. Una vez establecido el PRIAN, a México se le ablandaron los huesos y abrazó indigna y peligrosamente el neoliberalismo que lo ha arruinado.

En momentos electorales el PRIAN parece disgregarse y menudean hasta los insultos para consumo de los analfabetos políticos. Los prianistas se “pelean” un ratito en espera de que el Tío (Sam, por supuesto), los empresarios más poderosos y la Iglesia Católica decidan cuál de los integrantes de la mafia en el poder va a servir mejor sus intereses y proteger sus privilegios.

Y una vez seleccionado el “candidato vencedor” se gastará una millonada indecente para enriquecer a las televisoras y atarantar a sus inermes audiencias adoctrinadas por spots estúpidos y comunicadores a sueldo (altísimo y pagado por el erario) para dizque convencer a la población de que vote por el susodicho. En el 2006 escogieron todos “de la manita” a Calderón por su proclividad al más malinchista entreguismo a los gringos, su amor apasionado por los españoles a los que ya les habían regalado el enclave turístico de Cancún y, muy especialmente, por sus ganas de ser “Jefe de las Fuerzas Armadas” y vestir a sus hijitos de soldados, todo por su ilusión de declarar guerras como su Big Brother George W. Bush, al que mira siempre con ojos de borrego.

Hoy se recompone el PRIAN básicamente bajo el Plan Nacional de Seguridad, con el que amenaza el Senado aunque lo niegue la cínica Vázquez Mota. Están por imponer a México un “PATRIOT ACT TOTONACA” que acaba con todas las garantías ciudadanas, según acertada definición de Víctor Sánchez Baños.

Coinciden los unos y los otros en el nepotismo descarado. Cómo, dijo el jefe del PRI Moreira, odiado en su saqueada Coahuila: “Que sea la Cocoa gobernadora de Michoacán, nada más cumplan, señor presidente”. ¿Cómo oponerse a que la hermana de Calderón prepare el bunker si él también dejó bien abrigadito al brother, hoy gobernador de Coahuila. Ambos tienen grandes negocios en USA. También el PRD “Nueva Izquierda” apoya a Cocoa, ya que Jesús Ortega fue en pretérita ocasión cuñado de Calderón.

Y Michoacán quedará híper militarizado con la ñora para refugio de su hermanito. Pero, quién sabe si los michoacanos olviden el “michoacanazo”, berrinche vergonzoso del espurio por excelencia, aunque ya haya salido limpio el medio hermano del góber Godoy, aunque ya hayan sido liberados los alcaldes variopintos que encerró de sopetón Felipe. Y quién sabe si Lázaro Cárdenas, El Grande, quede eclipsado por los devaneos de su descendencia. Y ¿qué tal si Santa Claus nos trae el primer juicio político de un mandatario autor de una guerra gringa que nos ha sumido en el caos? Si Javier Sicilia abraza y perdona a Calderón en el castillo de la pureza, la mayoría de los mexicanos NO. Calderón no es de los que pueda ir a Irlanda a resguardarse de la ira popular como CSG, para regresar contando con la desmemoria mexicana. Tampoco es como Zedillo de los que van a cobrar sus premio$ al país del Norte por haber entregado el propio. Pero lo más grave es que Moreira también es afín a la bota gringa. Lo dicho: Tiene grandes negocios en USA.

Se dice aquí y en los medios de Estados Unidos: “El Cártel de Sinaloa está protegido por la DEA, que tiene su sede en Springfield, Illinois, o sea que huele a Obama y Clinton, mientras Los Zetas están protegidos en Texas, cerca de Fort Hood, Waco Texas, donde está el rancho de George Bush II”. De ser así, dice el investigador Juan Ramón Jiménez, estamos en México siendo el patio trasero donde dirimen sus desavenencias Demócratas y Republicanos, mientras los mexicanos ponen los muertos.

Amnistía Internacional advierte sobre el grave momento que padecen los mexicanos y sus garantías individuales con el “inexistente Plan Nacional de Seguridad: México podría vivir “una situación similar” en materia de violación del derecho humanitario como la que ocurrió en América del Sur, en los años 70 y 80 bajo las dictaduras militares. ¿Y qué pasa con las bases gringas que aceptaron los gobiernos de Puebla y de Veracruz? El ganador de la Coalición PRD-PAN, hoy gobernador poblano, Rafael Moreno Valle alias “Polko 2011” disfraza la suya de “escuelita” militar tipo “De las Américas” en Panamá, hoy un hotel español.

“UN IMPERIO DE BASES MILITARES”
Respecto a las bases gringas circulan en internet protestas de académicos estadunidenses que no pueden aclarar la mente.

¿Cuántas bases tiene Estados Unidos en el mundo? De acuerdo con el propio Pentágono, eran alrededor de 865, pero con las de Irak y Afganistán la cifra asciende a más de mil. El 95 por ciento de todas las bases militares que los demás países mantienen en territorio ajeno. La vieja manera de hacer colonialismo, practicada por los europeos, consistía ocupar todo un país y explotarlo. Estados Unidos tiene un enfoque más ágil de imperio mundial. El historiador Chalmers Johnson afirma: “La versión norteamericana de la colonia es la base militar”; Estados Unidos, añade, tiene un “imperio de bases militares.”

Estas bases no les salen baratas. Excluyendo sus bases en Afganistán e Irak, Estados Unidos gasta alrededor de 102 mil millones de dólares al año en la gestión de sus bases en el exterior, según Miriam Pemberton, del Institute for Policy Studies. Y en muchos casos ya no sirven. Los militares se quedaron con 227 bases en Alemania durante la Guerra Fría cuando se decía “un ataque a Europa se considera como un ataque a EEUU.”
“Ahogada en burocracia, la Casa Blanca está desesperada por recortar gastos innecesarios del presupuesto federal”, hoy más que nunca, podría.

“Los soldados de EEUU viven en una especie de “cocoon”, simulacro de EEUU, mirando la televisión gringa, escuchando rap y heavy metal y comiendo la fast food de su país, para que los soldados tengan poco contacto con los locales, con otra forma de la vida (…) Las bases militares descargan incesantemente desechos tóxicos en los ecosistemas locales, como en Guam (Pacífico del Sur)

LAS BASES MILITARES Y LOS FEMINICIDIOS
“Es inevitable que, de vez en cuando, los soldados de EEUU –a menudo borrachos– cometan delitos. El resentimiento que causan estos crímenes se exacerba por la frecuente insistencia del gobierno de EEUU de impedir que estos crímenes sean juzgados por tribunales locales.

En Corea, en 2002, dos soldados estadounidenses mataron a dos muchachas adolescentes cuando se dirigían a una fiesta de cumpleaños. Los activistas coreanos aseguran que éste fue uno de los 52,000 delitos cometidos por soldados estadounidenses en Corea entre 1967 y 2002. Los dos soldados fueron repatriados de inmediato a Estados Unidos para que pudieran escapar al tribunal coreano.

En 1998, un aviador de los marines seccionó el cable de una telecabina de esquí en Italia, matando a 20 personas. Funcionarios de EEUU le dieron al piloto un tirón de orejas, mientras se negaban a permitir que las autoridades italianas lo juzgaran. Estos y otros incidentes similares han lesionado las relaciones de EEUU con algunos importantes aliados. Los ataques del 11 de septiembre fueron sin duda el ejemplo más espectacular de la clase de retroceso que puede generar el resentimiento local contra las bases de EEUU. En la década de 1990, la presencia de bases militares estadunidenses en las cercanías de los lugares más sagrados del Islam sunita, en Arabia Saudí, enfureció a Osama bin Laden y proporcionó a Al Qaeda una potente herramienta de reclutamiento.

Estados Unidos cerró prudentemente sus bases principales en Arabia Saudí, pero abrió nuevas bases adicionales en Irak y Afganistán… que se están convirtiendo en nuevas fuentes de fricción en las relaciones entre Estados Unidos y los pueblos de Oriente Próximo.”

Muchas de estas bases son un lujo que Estados Unidos ya no puede permitirse en una época de déficit presupuestario récord. Por otra parte, las bases estadunidenses en países extranjeros tienen un doble filo: proyectan el poder estadunidense en todo el mundo, pero también inflaman las relaciones exteriores de EEUU y generan resentimiento por los fenómenos de prostitución, daño ambiental, pequeña delincuencia, y etnocentrismo cotidiano que son sus corolarios inevitables. Estos resentimientos han obligado recientemente al cierre de bases estadounidenses en Ecuador, Puerto Rico, y Kirguistán, y si el pasado es el inicio del futuro, son de esperar otros movimientos contra las bases estadunidenses en el futuro. Durante los próximos 50 años, estoy convencido de que seremos testigos de la aparición de una nueva norma internacional según la cual la instalación de bases militares en el extranjero será tan indefendible como lo ha sido la ocupación colonial durante los últimos 50 años”.

Con información del “Bulletin of the Atomic Scientists”. Autor Hugh Gusterson, profesor de antropología y sociología en la Universidad George Mason (antes enseñó en el MIT) en el marco de su “Programa sobre ciencia, tecnología.

Hay toda una literatura sobre los feminicidios y las bases estadunidenses (y otras) en el mundo. Reportajes estrujantes y novelas como “Nupcias Bárbaras”, Premio Goncourt 1985, del autor francés Yann Keffélec que cuenta la historia del resultante del romance de un lindo soldado gringo y una linda chica francesa de 13 años que se quieren porque hay una base militar en Bretaña después de la 2ª Guerra Mundial. Cuando la base está por mudarse, el lindo soldadito gringo lleva de despedida a su noviecita a una supuesta fiesta y la regala a sus amigos para que la violen todos los que quieran.

Curiosamente, hay una base militar muy importante llamada Fort Bliss, en El Paso, Texas, frente a Ciudad Juárez.

@manouscrita

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: