Desaparecidos de Guananjuato, familiares acuden a la PGR

Publicado el Octubre 18, 2011, Bajo Derechos Humanos, Noticias, Autor MonaLisa.


Aunque los familiares de los desaparecidos de Guanajuato dijeron ante autoridades ministeriales haber reconocido a sus parientes entre los 68 rescatados por la PF en Reynosa, aún no han sabido nada de ellos.

* Los familiares acuden a sede de la PGR; revisan avance de investigaciones sobre el caso
* Hacen pruebas de ADN a parientes de 23 desaparecidos originarios de Guanajuato

Alfredo Méndez / Periódico La Jornada / Martes 18 de octubre de 2011
Familiares de 23 desaparecidos de San Luis de la Paz, Guanajuato, acudieron a las instalaciones de la Procuraduría General de la República (PGR) con el fin de entrevistarse con fiscales de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) y realizarse pruebas de ADN, así como revisar el avance de las investigaciones sobre el caso, informaron fuentes ministeriales.

Desde el pasado 21 de marzo esos familiares han vivido un calvario tratando de localizar a sus parientes, que salieron del poblado en esa fecha con la intención de cruzar a Estados Unidos.

Minerva Guzmán, Carmen Bernardo, Cristina Castillo Ramírez y Verónica Castillo, esposas, primas y hermanas de los desaparecidos, aportaron actas de nacimiento, media filiación y fotografías ante la PGR, en la ciudad de México, además de que se sometieron a la prueba de ADN para ver si algunos cadáveres no identificados que están en las instalaciones del Servicio Médico Forense corresponden a alguno de sus familiares.

Entre los documentos entregaron la copia de una fotografía de 68 hombres sentados en un jardín, con el rostro pixelado. La imagen fue tomada por la Policía Federal (PF) el pasado 20 de abril, cuando rescató a 68 migrantes secuestrados en Reynosa, Tamaulipas, y distribuida a los medios de comunicación.

Al ver las imágenes en televisión, una mujer reconoció la playera amarilla de su esposo.

Antes de acudir a la PGR, los familiares buscaron a sus parientes en las fosas de San Fernando, Tamaulipas, sin suerte.

Los 23 hombres salieron del pueblo el 21 de marzo. Guiados por el pollero José García Morales –también desaparecido–, debían llegar a un hotel en la frontera, donde entrarían en contacto con quien los cruzaría a Houston, Texas.

Casi todos habían hecho antes “la travesía del migrante”. Pagaron 300 dólares para el pasaje hasta la frontera con Texas. El resto lo entregarían cuando estuvieran en Estados Unidos.

Desde agosto pasado, la PGR, por conducto de la Unidad Especializada en Investigación de Tráfico de Menores, Indocumentados y Órganos, atrajo las investigaciones del caso de las 68 personas rescatadas por la PF el pasado 20 de abril en Reynosa.

Aunque los familiares de los desaparecidos de Guanajuato dijeron ante autoridades ministeriales haber reconocido a sus parientes entre los 68 rescatados por la PF en Reynosa, aún no han sabido nada de ellos.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: