“Ser revolucionario significa luchar por los demás”, sentencia AMLO

Publicado el Diciembre 10, 2011, Bajo Nacional, Noticias, Autor @gabriel_Mzuma.

Rosalia Vergara/ Proceso/ 09 diciembre 2011/ posteado 10 diciembre 2011

* El dirigente del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, se registró este viernes –en tres momentos distintos– como precandidato presidencial de los tres partidos que lo apoyan: PRD, PT y Movimiento Ciudadano.

* En los tres actos, el tabasqueño se pronunció por un pacto nacional para impedir la infiltración del narcotráfico en las campañas y un acuerdo social para sacar al país de la crisis.

México, DF.- Luego acuñó una nueva frase a su discurso “amoroso”, al señalar que “ahora ser revolucionario significa luchar por los demás”, y reiteró que si en 2006 ganaron la Presidencia, en 2012 lo volverán a hacer.

En ese sentido, pidió a los intelectuales, estudiantes, obreros, campesinos, artistas, empleados y a la sociedad en general, unirse a su proyecto para lograr juntos la transformación de la vida pública de México.

Primer acto: PRD

En el salón Don Diego del Hotel Hilton, donde fue recibido con porras y ovaciones, López Obrador se registró con el Partido de la Revolución Democrática.

En el presídium estuvo acompañado por el presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano; la secretaria general, Dolores Padierna; el presidente del consejo nacional, Ricardo Ruiz y representantes de las corrientes más representativas del partido.

La cita era a las 10:00 horas, pero el exjefe de Gobierno del Distrito Federal llegó 20 minutos tarde. Cuando entró al salón, la gente gritó al unísono: “presidente, presidente, presidente”.

Ruiz le dio la bienvenida a “su partido” y él respondió el gesto diciendo: “Me da gusto poderme registrar primero en mi partido”.

En ese momento se escuchó la consigna: “¡Es un honor luchar con Obrador!”.

Luego vino el registro: “Por medio de la presente se extiende el recibo del registro del precandidato a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador”.

Al tomar la palabra, Padierna dijo que el evento era un paso muy importante para la transformación de México.

Es un acto trascendente para la vida política del país, manifestó por su parte Zambrano, quien se comprometió a trabajar “con energía” para construir una correlación de fuerzas para que el 1 de julio de 2012 “tengamos por primera vez un proyecto de izquierda y ganemos la presidencia. Ese es nuestro compromiso con Andrés Manuel López Obrador”.

Añadió:

“Vamos a trabajar por las mejores candidaturas, vamos a vigilar el voto. No sucederá lo que en el 2006. En el 2012 demostraremos lo que quiere la gente: un cambio. ¡Viva el PRD! ¡Viva Andrés Manuel López Obrador! ¡Viva México!”.

Enseguida tomó la palabra el tabasqueño. El griterío no cesaba: “¡Obrador! ¡Obrador!”. La gente guardó silencio cuando el precandidato comenzó: “Amigas y amigos…”.

López Obrador agradeció el recibimiento en el PRD –“mi partido”, dijo– y habló de unidad, porque así lo demandan las circunstancias y los mexicanos, añadió, bajo tres fundamentos básicos de su Proyecto Alternativo de Nación: honestidad, justicia y amor.

De manera general mencionó su plan de austeridad republicana, que entre otras cosas plantea reducir en 50% el sueldo de los altos funcionarios, “empezando con el sueldo y prestaciones del próximo presidente, los sueldos de la alta burocracia”.

Detalló:

“Se atenderán las causas de la violencia y se liberarán fondos para dar educación a siete millones de jóvenes en seis meses. Se crearán un millón 200 mil empleos por año. Se acabará la inseguridad y la violencia”.

Luego expresó: “No queremos confrontación ni con Felipe Calderón, ni con nadie, lo que le estamos diciendo a la gente es que vamos a tener una oportunidad los mexicanos, extraordinaria, el año próximo”.

Los ciudadanos, añadió, van a tener dos opciones: más de lo mismo, “que ya saben ustedes lo que significa, lo que representa el mal que se ha causado en el país con la misma política de corrupción, de privilegios, de injusticias”, o un camino nuevo el que entre todos “podamos sacar a México para que haya progreso, que haya justicia”.

Subrayó:

“Yo espero que la gente decida votar el año próximo por un cambio verdadero. Yo estoy optimista, yo sé que si la gente nos da su apoyo, su confianza, vamos a poder lograr el renacimiento de México”.

López Obrador aseguró que propondrá la creación de una cartilla moral o código del bien para enfrentar la crisis de pérdida de valores culturales, morales y espirituales, porque se debe privilegiar el amor al prójimo, a la naturaleza, a la patria.

“Ahora ser revolucionario significa luchar por los demás. Ser revolucionario es ahora ser movido por el amor al prójimo”, indicó.

De nueva cuenta señaló que serán los jóvenes una de sus prioridades, por lo que en seis meses darán educación y empleo a siete millones de muchachos que ni estudian ni trabajan.

Segundo acto: Movimiento Ciudadano

López Obrador arribó a la sede del partido Movimiento Ciudadano alrededor de la una de la tarde. Subió al salón destinado al registro de precandidatos para su inscripción. Lo acompañaron el dirigente nacional, Luis Walton, el senador Dante Delgado y el coordinador de Diálogo para la Reconstrucción de México (Dia), Manuel Camacho Solís.

En el PRD, la corbata que usó el tabasqueño fue de color amarillo. Para su registro con el Movimiento Ciudadano, en el patio de la casona en la colonia Nápoles, sede del partido, la usó de color naranja.

Walton le dio la bienvenida: “Lo recibimos con la convicción de estar al lado del Movimiento Progresista que representa”, porque es necesario recuperar el poder para el pueblo de México. Es necesario, añadió, “un cambio de rumbo, enfrentar el atraso, el subdesarrollo. La gente no aguanta más pobreza, y el 2012 es la última oportunidad que tenemos para que todo cambie, y todo es posible”.

Los gritos de “¡Obrador! ¡Obrador!” retumbaron en el patio.

En Movimiento Ciudadano, añadió Walton, “estamos convencidos de que Andrés Manuel López Obrador representa la esperanza y la posibilidad de materializar la gran transformación que demanda México”.

Luego de recibir la constancia de manos de Adán Pérez Utrera, presidente de la Comisión Nacional de Elecciones, López Obrador ofreció que de llegar a la Presidencia de la República no creará ni aumentará los impuestos.

Señaló que cuando le preguntan cómo piensa lograrlo, responde con una fórmula sencilla: honestidad y austeridad. “Vamos –dijo– a cortar de tajo la corrupción, ese caño por el que se van muchos de los recursos públicos. Nosotros no aceptamos un gobierno rico con pueblo pobre”.

En su opinión, la crisis que vive México no es solamente económica y de inseguridad. “Esta crisis también se originó por la pérdida de valores morales y espirituales”, puntualizó. Entonces se comprometió a emprender una intensa labor de rescate de valores para tener en México buenos ciudadanos y buenos seres humanos.

En el acto también estuvieron presentes los integrantes de la Comisión Operativa Nacional: Zuleyma Huidobro, Ricardo Mejía, Armando López Campa, Alejandro Chanona, Juan Ignacio Samperio y Nelly Vargas, así como los coordinadores de los grupos parlamentarios del PT y Movimiento Ciudadano, el senador Ricardo Monreal Ávila –coordinador de la pre y la campaña electoral– y Dante Delgado Rannauro.

Sorprendió la presencia del expresidente nacional del PRD, Leonel Cota Montaño, quien el año pasado se postuló como candidato del PRD a la alcaldía de Los Cabos, Baja California, pero le fue negada esa posibilidad, por lo que renunció al partido y aceptó ser postulado por el Partido Nueva Alianza.

En su momento, Camacho dijo que su presencia en este evento fue a petición de Walton, pero su ausencia en el evento del PRD no quiere decir que haya división.

Tercer acto: PT

El evento de registro más emotivo fue con la dirigencia del Partido del Trabajo, encabezada por el senador Alberto Anaya, quien al darle la bienvenida a López Obrador provocó una sonrisa en el tabasqueño, quien en esta ocasión iba acompañado de su pareja sentimental, Beatriz Gutiérrez Müller; el hijo de ambos, Jesús Ernesto, así como José Ramón, Andrés Manuel y Gonzalo, hijos de su difunta esposa, Rocío Beltrán.

“Desde 2006 lo supimos y lo reiteramos: ¡Es un honor estar con Obrador! Estuvimos con él en el campamento del Zócalo, en la fundación de la Comisión Nacional Democrática, en la creación del Gobierno Legítimo, en la lucha por la defensa del petróleo, en recorridos por todo el país y en Morena. Y queremos decirlo: el PT nunca vaciló en jugársela con Andrés Manuel López Obrador”.

Alrededor de 200 personas presentes en el acto comenzaron a gritar: “pe te, pe te, pe te”.

Anaya se dijo seguro de que el Proyecto Alternativo de Nación, creado por especialistas afines a la izquierda, es el que garantizará que el país salga de la crisis, y por eso, “al igual que en el 2006, ganaremos las elecciones”, dijo.

López Obrador devolvió el gesto de Anaya, al asegurar que es “un privilegio ser el precandidato de ese partido”. Enseguida agradeció el apoyo brindado por los dirigentes del PT y reiteró la necesidad de un pacto social para lograr sacar al país del retroceso y elevar el bienestar social a rango constitucional.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: