Avergonzada Iglesia holandesa por miles de abusos contra menores

Publicado el Diciembre 16, 2011, Bajo Internacional, Noticias, Autor @gabriel_Mzuma.

SDP Noticias/ 16 diciembre 2011/.

* La Iglesia católica de Holanda se declaró hoy “avergonzada” por las decenas de miles de casos de abusos contra menores perpetrados por unos 800 clérigos desde 1945 y revelados por el reporte de una comisión investigadora.

Ciudad del Vaticano, (Notimex).- El Vaticano decidió no emitir declaraciones oficiales al respecto y se limitó a distribuir un comunicado de la Conferencia Episcopal de ese país, en el cual los obispos declararon que el contenido del informe les “llena de vergüenza y dolor”.

“Los perpetradores no fueron los únicos culpables. Las autoridades de la Iglesia que no actuaron correctamente, no dieron prioridad a los interesados y no cuidaron de esas víctimas, también comparten la responsabilidad”, indicó la nota.

“Estamos profundamente apenados por estos abusos. Considerando la responsabilidad que hemos asumido de nuestros predecesores, sentimos empatía con las víctimas y les pedimos nuestras sentidas disculpas”, agregó.

Este día se dio a conocer el informe final de la Comisión Deetman, que recibió mil 795 denuncias gracias a las cuales identificó a 800 sacerdotes autores de abusos contra menores entre 1945 y 2000, de los cuales 105 aún viven.

El grupo de trabajo fue instituido por la misma Iglesia en 2010, adquirió su nombre del presidente y ex ministro Wim Deetman, quien laboró junto con un ex juez, un psicólogo y varios docentes universitarios.

Según la comisión, “el problema de los abusos sexuales era bien conocido en las órdenes y en las diócesis de la Iglesia católica holandesa, pero no fueron tomadas las medidas apropiadas”.

En su boletín los obispos expresaron su deseo por hacer justicia a las víctimas, por restablecer el respeto hacia ellas y ayudarles a curarse, en la medida de lo posible. Por ello anunciaron el establecimiento de una nueva comisión y nuevas medidas concretas.

Reconocieron que los investigadores en su informe reportaron que la Iglesia tenía una cultura en la cual nadie hablaba de la sexualidad y los abusos sexuales, aunque aseguraron que la violación física y mental de los niños es siempre condenable.

Se comprometieron a evitar que esos errores ocurran en el futuro, a poner los medios para que sea más fácil hablar sobre los abusos, a establecer unívocos códigos de conducta y poner en marcha programas en la formación al sacerdocio.

“Estamos conscientes que debemos preocuparnos y llevar en nuestros hombros la responsabilidad de proporcionar ayuda, contención, apertura y transparencia para y hacia las víctimas de abuso sexual y sus familias, ahora y en el futuro”, apuntó la nota.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: