Pemex está en quiebra técnica: diputados

Publicado el Diciembre 19, 2011, Bajo Nacional, Noticias, Autor @gabriel_Mzuma.

Rolando Ramos/ El Economista /19 diciembre 2011/.

* Dicha situación obedece, según explicó la Presidenta de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación de la Cámara de Diputados, a que el gobierno federal extrae de la paraestatal en cobro de impuestos el monto total de su rendimiento de operación y 11% adicional, generándole pérdidas netas recurrentes, un patrimonio negativo y una acumulación creciente de pasivos que no se compara con ninguna otra empresa petrolera del mundo.

La evaluación de la cuenta pública del ejercicio fiscal 2010 reportó que Petróleos Mexicanos (Pemex) está en quiebra técnica, informó la diputada Esthela Damián Peralta (PRD).

De acuerdo con el estudio correspondiente, elaborado por la Unidad de Evaluación y Control de la Cámara Baja, el deterioro financiero de Pemex ha sido progresivo desde que el gobierno federal decidió financiar sus egresos presupuestarios con ingresos provenientes de la venta de hidrocarburos.

Damián Peralta explicó que dicho el régimen fiscal de la paraestatal le impide tener recursos disponibles para financiar la inversión en obras de infraestructura requeridas y que la empresa pública contribuye al erario en una proporción prácticamente equivalente a los pagos de impuestos que realizan todas las empresas y personas físicas del país.

PDVSA PAGA MENOS IMPUESTOS

“Ninguna empresa petrolera del mundo -precisó- se grava con impuestos y derechos en la magnitud que ocurre en México. Ni siquiera la venezolana PDVSA, que es la que presenta uno de los indicadores de carga fiscal más alto.

Mientras que para PDVSA el indicador de carga fiscal disminuyó de 89.4% en el 2006 a 66.8% en el 2008, en Pemex ocurrió lo contrario, puesto que en ese mismo lapso aumentó de 92.8 a 117% abundó.

La empresa venezolana reportó en el 2010 un incremento de 78%, en tanto que el indicador de Pemex se mantuvo en 108%, completó la funcionaria.

“La carga fiscal aplicada a Petróleos Mexicanos no sólo ha implicado el deterioro de los resultados netos de la empresa, sino que la erosión de las utilidades operativas ha hecho necesario endeudarse para cubrir el faltante de las aportaciones al gobierno federal”.

De ahí la necesidad, dijo, de diseñar e implementar una política de seguridad económica y energética de largo plazo que asigne prioridad a una recomposición y destino en la aplicación de los ingresos operativos generados por la paraestatal nacional.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: