Puebla: Priva la impunidad a un año de la tragedia de Texmelucan que costó la vida a 30 personas

Publicado el Diciembre 19, 2011, Bajo Nacional, Noticias, Autor @gabriel_Mzuma.

Yadira Llaven/ La Jornada de Oriente/ 19 diciembre 2011/.

* A 12 meses de la explosión que despertó a Texmelucan y que provocó un río de llamas, no se sabe si la tragedia fue responsabilidad de Pemex o de una toma clandestina en un ducto.

Hoy 19 de diciembre se cumple un año de la fatídica explosión de un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) en San Martín Texmelucan, que dejó 30 muertos, 52 lesionados y daños millonarios en la Unidad Habitacional San Damián, así como daños ambientales. Hasta la fecha, la paraestatal no ha hecho público el peritaje que determine quiénes fueron los responsables de la explosión.

A 12 meses de la explosión que despertó a Texmelucan y que provocó un río de llamas, no se sabe si la tragedia fue responsabilidad de Pemex o de una toma clandestina en un ducto de Pemex. En un principio se especuló que esa instalación ilegal la había hecho una banda vinculada al cártel de los Zetas, pero al final nunca se aclaró lo ocurrido.

Es la fecha que la paraestatal no indemniza a la totalidad a las personas que se vieron afectadas, ni ha otorgado la información completa del Atlas de Riesgo a las autoridades municipales, ni mucho menos se ha podido señalar a los probables responsables de la tragedia.

El pasado jueves el director de Gobernación del ayuntamiento de San Martín Texmelucan, Jaime Hernández, justificó que el retraso en la entrega de la información y de la elaboración del mapa se debe a que la administración pasada se gastó el recurso para su realización.

Precisó que el Atlas, que ubica el número de ductos que pasan por el territorio local, fue pagado durante la administración de Noé Peñaloza Hernández –quien ahora pretende ser diputado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD)–, pero nunca se efectuó.

Mientras que Jesús Morales Rodríguez, titular del Sistema de Protección Civil (Seproci) confirmó que 25 municipios en el estado están en riesgo ante cualquier eventualidad que tenga que ver con la fuga de combustible, pues por su territorio atraviesa la tubería de Pemex.

Hace unos días, la presidente del comité de vecinos de la Unidad Habitacional de San Damián dio a conocer en Texmelucan que menos de la mitad de los 60 edificios están habitados, ante el temor de los propietarios que vuelvan a vivir “un infierno”, como el que padecieron hace 12 meses.

Por tal razón, aproximadamente 240 departamentos se encuentran sin ocupar, y la otra mitad están en renta.

No obstante, las 240 familias que se quedaron, porque no tuvieron más opción, han denunciado que temen que los edificios puedan desplomarse.

Pero sobre todo porque no habrá ninguna propuesta de reubicación de la totalidad de las familias, pues los ductos de la paraestatal continúan lugar, debajo de sus viviendas.

Debido a ello, la representante de los vecinos Elia Macías solicitó a Pemex la inspección de los edificios, pero a un año de la explosión no han recibido respuesta de la paraestatal.

Hasta el momento, precisó, que Petróleos Mexicanos únicamente pintó algunos edificios y colocó los vidrios de las ventanas, que estallaron ante el calor de las llamas que alcanzaron hasta los 20 metros de altura.

Este lunes las autoridades repicarán las campanas del poblado a las 5:30 horas, en memoria a los caídos en la explosión; mientras que a las 8 horas se realizará una misa en la calle 11 de Noviembre, la más afectada por el siniestro.

Se sabe que los familiares de las 30 víctimas, quienes colocarán una ofrenda en una de las casas donde fallecieron 11 personas, se manifestarán durante el recorrido oficial que harán las autoridades locales y estatales por el lugar, debido a que no han hecho nada para evitar que la explosión vuelva ha ocurrir.

Pese que Pemex argumentó que el siniestro fue causado por una toma clandestina, quienes habitan en San Damián aseguran que pudo ser por el mal estado en que se encuentran los ductos.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: