Ven difícil ubicar a los asesinos de normalistas

Publicado el Diciembre 20, 2011, Bajo Nacional, Noticias, Autor @gabriel_Mzuma.

Marcos Muedano/ El Universal / 20 diciembre 2011/.

* Por una serie de irregularidades que se registran en la integración del expediente de los dos alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa que perdieron la vida durante un enfrentamiento en Chilpancingo, la Procuraduría General de la República (PGR) citó a declarar al ex procurador de Guerrero, Alberto López Rosas.

* Ex procurador no aprobó examen de confianza, revelan; lo citan a declarar

Las primeras investigaciones efectuadas por la PGR indican que existe una alteración de la escena del crimen, que el expediente no fue integrado de forma adecuada y que algunas de las armas que utilizaron los elementos de la Policía Ministerial, Seguridad Pública estatal y municipal durante el enfrentamiento no fueron registradas por el Ministerio Público.

Ayer la PGR informó que seis policías estatales y seis ministeriales fueron arraigados por un término de 30 días, a partir del 18 de diciembre.
Los primeros resultados obtenidos por la dependencia federal indican que ante la serie de irregularidades que se registraron en la integración del caso, va a ser muy difícil determinar cuál fue el arma o las armas, así como el o los homicidas que cobraron la vida a Jorge Alexis Herrera y Gabriel Echeverría, asesinados durante un enfrentamiento que se registró el lunes 12 de diciembre con elementos de seguridad de Guerrero y policías federales.

El pasado 12 de diciembre, normalistas de la escuela rural Isidro Burgos, de Ayotzinapa, protagonizaron una protesta en la Autopista del Sol, a la altura de Chilpancingo, y en la movilización se inició un enfrentamiento violento que derivó en el asesinato de dos estudiantes, presuntamente por parte de policías, ya que los alumnos no traían armas.

Fuentes consultadas por EL UNIVERSAL revelaron que el ex procurador fue citado debido a que sus declaraciones no corresponden con la integración de la averiguación previa que inició la Procuraduría del estado.

Además revelaron que Alberto López no aprobó los exámenes de confianza que se aplican a los mandos medios altos.

Entre las anomalías que la PGR ha detectado en el caso, se encuentra la alteración de la escena del crimen. De acuerdo con las fuentes consultadas, la zona de la autopista donde se registró el enfrentamiento no fue resguardada como lo marca la ley. En base a 150 videos que fueron consultados por los peritos de la PGR, se pudieron registrar distintos disparos en la zona, sin embargo, no corresponden con las ojivas encontradas por los peritos.

Asimismo, las dos ojivas que privaron de la vida a los jóvenes tampoco aparecieron, por lo que se presume que fueron recogidas.

Otra de las anomalías que reporta la Procuraduría General de la República es que las armas del gobierno de Guerrero que fueron utilizadas durante el enfrentamiento no fueron integradas en su totalidad al expediente, debido a que el estado no tiene un arma asignada para cada elemento.

La falta de control en el armamento originó un desconocimiento sobre a qué elemento le fue asignada cada arma en específico el día del enfrentamiento. Ante esta situación, la PGR tuvo que presentar casquillos que se localizaron en la escena del crimen para que la Procuraduría de Guerrero aceptara que se utilizó otro armamento y lo entregara a la dependencia.

Las fuentes consultadas por EL UNIVERSAL mencionaron que los seis elementos de la Policía Ministerial y seis de Seguridad Estatal detenidos pueden ser liberados porque no hay suficientes elementos para que permanezcan arraigados.

El arraigo en contra de los 12 elementos fue concedido por un juez local. Ayer la PGR remitió a la Procuraduría local un desglose del expediente del caso para que se investiguen los delitos del fuero común que son competencia de la fiscalía estatal.

Sobre el tema, el gobernador Ángel Aguirre Rivero manifestó que pedirá el apoyo de la Secretaría de Gobernación (Segob), a la que planteará la creación de una comisión ciudadana con personajes como el escritor Javier Sicilia o activistas de “calidad moral” para tratar el caso.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: