Se acatará la injusta determinación: Joaquín Coldwell; lo ordenó Calderón, dicen diputados

Publicado el Diciembre 29, 2011, Bajo Nacional, Noticias, Autor @gabriel_Mzuma.

Andrea Becerril y Roberto Garduño / Periódico La Jornada / 29 diciembre 2011/.

* El senador Joaquín Coldwell defendió el triunfo de Fausto Vallejo a la gubernatura de Michoacán, dijo que no sólo fue legal y contundente, sino altamente meritorio ante la elección de Estado perpetrada por el gobierno federal, que desplegó a sus delegados y derrochó recursos en favor de su candidata, Luisa María Calderón Hinojosa.

La dirigencia nacional del PRI, que encabeza el senador Pedro Joaquín Coldwell, informó que acatará la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que anula la elección para la alcaldía de Morelia, aunque la considera una decisión desproporcionada, injusta y equivocada.

Sin embargo, Joaquín Coldwell advirtió que en el caso de la gubernatura de Michoacán defenderán enérgicamente el triunfo de Fausto Vallejo ante todas las instancias competentes, y rechazó la pretensión del PAN de extrapolar a los comicios estatales los razonamientos desproporcionados e injustos que se vertieron en la sentencia sobre la elección de miembros del ayuntamiento de Morelia.

En un comunicado, el comité ejecutivo nacional (CEN) del tricolor resaltó que no hay elementos suficientes que sustenten la resolución de la sala regional del TEPJF, misma que no se adoptó por unanimidad.

Lamentó que se haya vulnerado la voluntad de los morelianos, quienes el pasado 13 de noviembre dieron un triunfo contundente y legítimo al priísta Wilfrido Lázaro Medina.

Por la noche, el senador Joaquín Coldwell defendió el triunfo de Fausto Vallejo a la gubernatura de Michoacán, dijo que no sólo fue legal y contundente, sino altamente meritorio ante la elección de Estado perpetrada por el gobierno federal, que desplegó a sus delegados y derrochó recursos en favor de su candidata, Luisa María Calderón Hinojosa.

Agregó que el PRI confía en el profesionalismo y probidad jurídica de los magistrados del Tribunal Electoral del Estado de Michoacán, que es la instancia jurídica a la que en este momento le corresponde pronunciarse sobre la validez de la elección de gobernador.

El PRI –recalcó– exige respeto a las instituciones michoacanas ante las declaraciones del PAN que, atropellando y mostrando ignorancia de los pasos procesales pertinentes, pretende acudir a la sala superior del TEPJF, soslayando el principio de definitividad en materia electoral.

Antes, el precandidato presidencial del tricolor, Enrique Peña Nieto, dijo que respeta pero no comparte la decisión de la autoridad electoral, y en un mensaje que emitió en Twitter expresó que está convencido que la voluntad ciudadana prevalecerá y el PRI volverá a ganar Morelia, como lo hizo en Michoacán.

También en las redes sociales, Luis Videgaray, integrante del equipo de campaña de Peña Nieto, sostuvo que las causales que esgrimió el tribunal para anular el proceso en la alcaldía de Morelia parecen broma del día de los inocentes.

En tanto, el vocero de los senadores del PRI, Carlos Jiménez Macías, consideró que el TEPJF incurrió en un exceso y “es evidente que fue presionado por el gobierno federal para actuar contra el tricolor”.

El senador Francisco Arroyo dijo que en adelante los priístas deberán ser muy cuidadosos, tanto en lo que hacen como en lo que no hacen, para no dejar que un tribunal, aun con plena jurisdicción, pueda suplantar la voluntad del electorado.

Agregó que habrá que ver con lupa esa resolución, ya que hay criterios dispares. Se me hizo siempre de mal gusto que el boxeador Márquez llevara en los calzones el logo del PRI, pero lo importante es cómo acreditaron esa causal para invalidar la elección en Morelia, recalcó.

Pedro Joaquín Coldwell, dirigente nacional del PRIFoto José Antonio López
La determinación del tribunal electoral de echar abajo el resultado de la elección para alcalde de Morelia representa para los diputados federales del PRI un capítulo más de la campaña negra que la autoridad federal, por medio de sus aliados, ha comenzado a operar en contra del Revolucionario Institucional.

Sofía Castro, Fernando Morales y Jorge Rojo García de Alba coincidieron en calificar la determinación como la prueba de la ofensiva oficial contra su partido, al que ven ya como ganador en el proceso federal del año próximo.

Para Sofía Castro, el anuncio del tribunal electoral advierte sobre la intención que tiene Felipe Calderón de revertir el resultado de la elección estatal, en la que el PRI derrotó a su hermana Luisa María. Así podemos explicarnos por qué el Presidente no ha establecido contacto con Fausto Vallejo para reconocerle la victoria electoral del pasado mes de noviembre. En el PRI observamos que así como el tribunal electoral decidió cancelar nuestro triunfo en Morelia, así deberemos esperar decisiones de los órganos que serán árbitros en el proceso de 2012, muy cuestionadas y controvertibles.

Para la legisladora, la determinación asumida por los magistrados del órgano comicial podrá ser objetada legalmente, porque el PRI “tiene todas las pruebas para demostrar que el triunfo en Morelia fue absolutamente válido y transparente, y no se incurrió en ningún delito que amerite su invalidación. Yo observo esto como una vendetta orquestada por Felipe Calderón para dar oportunidad a las instituciones electorales de preparar un dictamen negativo contra la elección para gobernador y afectar no sólo el triunfo de Fausto Vallejo, sino la imagen del PRI, al que ahora ligan con el narcotráfico, y de paso generar un escenario que propicie el castigo electoral contra la campaña de Enrique Peña Nieto. Para eso nos estamos preparando, porque sin duda será esta la campaña más negra de los últimos lustros”.

Fernando Morales coincidió con Sofía Castro al ubicar la decisión del órgano federal electoral en el ámbito del desprestigio político contra su partido. “Lo que sucedió en la madrugada del miércoles obedece fundamentalmente a los designios del Ejecutivo federal, que llevó al tribunal a tomar una postura más política que legal y constitucional. Desafortunadamente, la competencia política se ha desvirtuado y desde el Ejecutivo no existe la determinación de frenar las campañas negras; al contrario, desde ahí se alientan. Obviamente –reitera–, en el PRI estamos preparados para frenar la maledicencia de las autoridades federales y electorales, pues tenemos el respaldo de la sociedad que observa en la actual administración federal uno de los principales fracasos históricos en materia política y gubernativa”.

Jorge Rojo consideró que la decisión del órgano electoral representa un peligro para la democracia, porque a pesar de haberse demostrado con argumen- tos sólidos que el PRI ganó la alcaldía de Morelia se decide políticamente arrebatarle el triunfo, hecho que obedece directamente a la presión que desde Los Pinos se ha ejercido en las últimas semanas para echar abajo el proceso en el estado de Michoacán. Si el Ejecutivo continúa mandando esas señales habremos de observar en el primer semestre de 2012 un deterioro político-electoral que no hemos visto en los últimos 15 años.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: