Mensaje de año 2012 del TADECO

Publicado el Enero 1, 2012, Bajo Columna de opinión, Autor MonaLisa.

* Agradecemos su apoyo y solidaridad y les deseamos mejor año 2012

Con dedicatoria a Jorge Gabriel Cerón Silva y todos los compañeros que nos hacen falta y por quienes seguimos adelante.

Este 2011 fue un año difícil en la vida de todos los pueblos del mundo y en particular del nuestro. En el nuevo orden mundial no hay ni democracia, ni libertad, ni igualdad ni fraternidad. No hay vuelta de hoja, el nuevo orden económico hace más ricos a los ricos y más pobres a los pobres. El capitalismo en tiempos del neoliberalismo repunta con las nuevas empresas del narco y se globaliza con el capital financiero, sacrificando y enguyendo todo a su paso. Arriba, en las altas esferas del poder, se vive en el dispendio, el lujo más grotesco. Abajo, la pobreza se extiende, la inseguridad avanza y la justicia se hace cada vez más difícil de alcanzar.

En nuestro país, la guerra generalizada contra la sociedad explica el poco avance en materia de derechos humanos. Los resultados de la Guerra contra el Pueblo nos acercan cada vez más a un Estado autoritario. A pesar de que organismos internacionales han emitido sentencias y diagnósticos que evidencian las graves violaciones a los derechos humanos en México, el gobierno mexicano cumple a medias con las sentencias y nada en derechos políticos, civiles, económicos, culturales, sociales y ambientales.

Sin duda, este 2012 requiere de un pueblo mexicano que mire hacia sí mismo y deje de soñar los sueños de otros, de los que desde arriba manejan los hilos del poder, de los que lo mantienen conformista y sojuzgado . Un pueblo que entienda que frente a la lógica de la explotación, el despojo, la rapiña, la especulación y la extensión de la miseria, no es posible engatusarnos con quienes solo ofrecen medidas distributivas que sostengan las mismas estructuras del poder a través del juego electoral perverso. Un pueblo organizado que apunte hacia el corazón del capital, hacia el modo de producción capitalista y que en esa lógica, mediante una nueva forma de hacer política, exija sus derechos al mismo tiempo que construya con sus propios esfuerzos alternativas autogestivas de sobrevivencia y de economía solidaria, que reorganice desde abajo a nuestro país.

Combatir la impunidad, la corrupción y la simulación de gobernabilidad es una obligación moral y una necesidad para construir estructuras, desde abajo y a la izquierda, alternativas al Estado actual, más aún cuando en las próximas elecciones se despilfarrarán cantidades millonarias para convencernos de que debemos elegir a quienes nos seguirán sojuzgando.

Exigir la presentación con vida de todos los desaparecidos, la libertad de todos los presos políticos y de conciencia del país, luchar porque se enjuicie y castigue a los responsables de violaciones a derechos humanos, por la desmilitarización y desparamilitarización del país, la cancelación de los proyectos mineros, costeros, carreteros, hidroeléctricos que afectan a miles de familias, así como exigir derechos elementales como el trabajo, salud, educación son tareas permanentes de un pueblo que aspira a construir la fuerza social que cambie a este país.

Estos son nuestros deseos para este 2012

Agradecemos a todas aquellas personas que de manera voluntaria y desinteresada nos apoyan y dan fuerza con ideas, críticas, capacidades, convicciones e incluso aportaciones solidarias para mantener viva nuestra convicción de que un mundo nuevo es posible y que el ideario de los derechos humanos nos ofrece caminos hacia una vida digna, en el entendido de que la lucha por nuestros derechos es un medio y no un fin en si mismo.

No podemos engañarnos ni engañarlos, por más buenos que fueran nuestros deseos, la única realidad de futuro para este 2012 es de resistencia y lucha por una vida digna, con dificultades, penurias y sacrificios. Por ello les deseamos a todas las buenas personas que conocemos, que el próximo año tengan toda la fuerza y den lo mejor de si mismos, sin importarles que les recompensen sus esfuerzos, para trabajar por un mundo distinto en el que la paz sea posible con justicia y dignidad y en el que sobrevivan las utopías aunque parezcan y (sean) imposibles. Porque trabajar para construir un mundo con pan, trabajo, justicia, democracia y libertad, es la felicidad más posible a la que podemos aspirar en estos tiempos, quienes llevamos el corazón bien puesto abajo y a la izquierda.

Feliz año nuevo de lucha y trabajo para todos.
El Colectivo del Taller de Desarrollo Comunitario

Chilpancingo, Gro. a 31 de diciembre del 2011

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: