CNDH: operativo contra normalistas de Ayotzinapa no respetó protocolos. #Gro

Publicado el Enero 6, 2012, Bajo Nacional, Noticias, Autor @gabriel_Mzuma.

[Fernando Camacho Servín/ Periódico La Jornada/ 06 enero 2012/]

* Durante el operativo del pasado 12 de diciembre en la Autopista del Sol, que desembocó en el asesinato de dos estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, los agentes policiacos no respetaron ningún protocolo de seguridad, no acudieron con el equipo adecuado ni demostraron estar capacitados para enfrentar un incidente de esta naturaleza.

* Marchan 5 mil personas en Chilpancingo en apoyo al gobernador Aguirre Rivero

* Recibe ombudsman a grupo de estudiantes

Así lo afirmó el titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia Villanueva, luego de dar a conocer un informe preliminar sobre el caso, que antecederá a un documento más completo –aunque todavía no definitivo– que será entregado la próxima semana.

Durante la reunión con los normalistas, que empezó con casi una hora de retraso, el ombudsman nacional reiteró su disposición a continuar con las indagatorias, a pesar de que entidades como la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP) se han negado a entregar información sobre el tema, argumentando que ya se la habían dado a la Procuraduría General de la República y que ésta era confidencial.

Sin embargo, dijo, hay evidencias de que los agentes policiacos no sólo no respetaron los protocolos de seguridad más elementales en un operativo de este tipo, sino que además alteraron la escena del crimen al llevarse casquillos de bala para evitar ser incriminados, aunque de todas formas los visitadores de la CNDH lograron recabar datos importantes.

Asimismo, adelantó que hay indicios de tortura en contra de uno de los estudiantes normalistas, a quien se le practicó el Protocolo de Estambul, y de uso excesivo de la fuerza en la aprehensión de una veintena de jóvenes más.

Aunque las pesquisas deben profundizarse antes de poder señalar a los autores materiales del asesinato de Jorge Alexis Herrera y Gabriel Echeverría de Jesús, Plascencia indicó que elementos policiacos de los tres niveles de gobierno estarían involucrados en los hechos.

Al término del encuentro con el ombudsman, el estudiante Pablo Juárez Cruz dio a conocer un documento de los normalistas, respaldado por más de 100 organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos, en el que reiteran su exigencia de que la investigación de la CNDH sea profunda, exhaustiva e imparcial.

Por otro lado, subrayó que las manifestaciones que han realizado en demanda de que se esclarezca el asesinato de sus compañeros son pacíficas y están justificadas, por lo que lamentó que el gobernador Ángel Aguirre Rivero insista en la campaña de descalificación contra los estudiantes, incluso sugiriendo que la normal debe desaparecer.

Si el gobierno nos sigue atacando, será el pueblo el que tenga la última palabra y quien nos va a defender. Juárez denunció que las autoridades le han pagado a niños de la calle para que participen en manifestaciones en favor del mandatario estatal.

Denuncian campaña sucia

El estudiante consideró que la campaña sucia que han emprendido el gobierno de Guerrero y un grupo de empresarios de la entidad no les afecta ni les preocupa, y deploró que las investigaciones del caso se retrasen porque la SSP se niega a entregar información, mientras las autoridades federales y estatales se culpan mutuamente de lo ocurrido.

Por último, anunciaron que hoy realizarán una marcha a las 14 horas, del Metro Xola a la Cámara de Diputados, para exigir que se castigue a los responsables de la muerte de sus compañeros, e insistir en que el Congreso se involucre en el proceso.

Por oficio pidieron a trabajadores del gobierno asistir a la concentración; acusan a la escuela de ser centro de terroristas

Sergio Ocampo Arista Héctor Briseño Corresponsales

Chilpancingo, Gro., 5 de enero. Alrededor de 5 mil personas marcharon en apoyo al gobernador Ángel Aguirre Rivero y para demandar el cierre de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, con sede en Tixtla, a la que calificaron de centro de concentración de terroristas.

Antes de que arribara al Zócalo, seis normalistas de Ayotzinapa efectuaron un performance. Tirados en el piso y pintados sus cuerpos de rojo, en alusión a sus compañeros Gabriel Echeverría de Jesús y Jorge Alexis Herrera Pino, asesinados el 12 de diciembre durante el desalojo de una manifestación.

Una persona que dijo ser hermano de Mauricio Leyva, el escritor que convocó a la marcha, soltó a los normalistas un ¡Hijos de su puta madre!, mientras los marchistas dijeron que era una provocación y comenzaron a gritar consignas contra los jóvenes y les exigieron que salieran de plaza, cosa que hicieron luego de unos 10 minutos de permanecer tirados en el suelo.

La marcha comenzó a las 11 horas en Las Parotas, al norte de Chilpancingo y concluyó después de la una de la tarde en la estatua del general José María Morelos. En el mitin participaron siete oradores.

Integraron la manifestación empresarios, comerciantes, burócratas estatales y taxistas, así como estudiantes, trabajadores y maestros de la Universidad Autónoma de Guerrero; atrás iban colonos y campesinos provenientes de los municipios de Tlapa, Chilapa, Marquelia, Ometepec –la tierra del gobernador– Coyuca de Benítez, Atoyac, Taxco e Iguala, entre otros.

La consigna recurrente era “¿Qué quieren los guerrerenses? Y la respuesta: Que se cierre la normal de Ayotzinapa.

Cierra la boca Ríos Piter rezaba una pancarta que aludía al coordinador de los diputados federales del PRD, a quien el senador Julio César Aguirre, también perredista, acusa de estar detrás de los normalistas.

Ezequiel García, profesor jubilado, llevaba una cartulina en la que se leía Cierren el centro de concentración de terroristas. Una señora portaba otra con Aguirre Rivero, el ángel de Guerrero.

Trabajadores del palacio de gobierno denunciaron que desde el lunes pasado el secretario de Gobierno, Humberto Salgado Gómez, giró un oficio a cada trabajador para pedirle asistir a la concentración.

Pocos perredistas asistieron –los ex diputados Ernesto Payán y Juan Adán, entre ellos–; hubo varios ex priístas como los diputados locales Manuel Saidi, quien se molestó porque le tomaron fotos, y Jorge Salgado Parra.

Eduardo Meza Gómez, dirigente de la Normal Rural de Ayotzinapa, informó que una representación de la escuela llegó a la ciudad de México y tenía previsto una audiencia con el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Raúl Plascencia Villanueva, en la que le solicitarían una copia del dictamen que entregará de la investigación de los hechos del 12 de diciembre.

Anunció que este viernes se llevarán a cabo dos movilizaciones en apoyo a los normalistas y sus demandas, una en la ciudad de México y otra en Chilpancingo.

En Acapulco, Isaías López García, del comité de prensa de la Normal Rural de Ayotzinapa, dijo que el movimiento no bajarán la guardia hasta que el gobernador Aguirre Rivero sea destituido y sometido a juicio político, pues lo responsabilizan de la muerte de los estudiantes Echeverría de Jesús y Herrera Pino, así como del trabajador de la gasolinera Eva 2, Gonzalo Miguel Rivas Cámara, quien resultó gravemente herido por la explosión de una bomba de combustible, cuya responsabilidad atribuyó a infiltrados.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: