#Puebla : Logran en Tlaxcalancingo que una empresa española no privatice lote público

Publicado el Enero 10, 2012, Bajo Nacional, Noticias, Autor @gabriel_Mzuma.

Yadira Llaven/ La Jornada de Oriente/ 10 enero 2012/

* La junta auxiliar de San Bernardino Tlaxcalancingo, perteneciente al municipio de San Andrés Cholula, logró impedir que el gobierno local y estatal, conjuntamente con la empresa española República Sana, construyera un Centro de Activación Física y Bienestar (CAFB) en sus tierras comunales, donde se efectúan ritos religiosos y la anual Feria del Nopal.

Entre gritos de “¡Viva Tlaxcalancingo!” y “¡El pueblo unido, jamás será vencido!”, la comunidad náhuatl festejó la victoria en contra del gobierno poblano que intentó privatizar por 30 años el predio, propiedad de la comunidad, el cual consta de poco más de 13 mil metros cuadros.

Los vecinos sentenciaron al gobierno local y estatal que el predio tampoco será utilizado como central del metrobús, como lo ha dicho el ayuntamiento sanandreseño de forma extraoficial.

Tras el toque de campanas en el pueblo, la mañana del lunes, un millar de pobladores se apostó en el terreno que se ubica en el kilómetro 6 de la carretera federal a Atlixco para impedir que la empresa instalara un camper en el predio, con el fin de comenzar la construcción de la obra.

El secretario general de la presidencia auxiliar, Moisés Cóyotl, aclaró que se conformó una Comisión de Vigilancia, que desde el fin de semana resguarda día y noche el lugar para evitar que el ayuntamiento de San Andrés Cholula se apropie del predio sin el consentimiento de los vecinos.

Con oficios en la mano –sellados de recibido por la Comuna sanandreseña y la Secretaría General de Gobierno del estado– demostró que desde el 6 de diciembre el edil de San Andrés, Miguel Ángel Huepa Pérez, y el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas se enteraron por escrito del rechazo a dicho proyecto constructor.

En ese sentido dijo que quien desinforma a la opinión pública es el alcalde panista, por aferrarse a un proyecto que de inicio fue repudiado por la población.

Una muestra de ello, agregó, es que el mandatario estatal confirmó el fin de semana que acudiría a la junta auxiliar este lunes para colocar la primera piedra del Centro de Activación Física, que tendría una inversión de 90 millones de pesos.

Votan 4 mil pobladores contra el proyecto de obra

La autoridad auxiliar relató que el conflicto comenzó hace más de un mes, cuando sin ser tomados en cuenta el ayuntamiento de San Andrés intentó donar el predio al gobierno del estado para comenzar con la obra del deportivo que estimaron quedaría edificado en este mismo año.

Por tal razón, el cabildo auxiliar de Tlaxcalancingo sesionó de forma extraordinaria para analizar únicamente la propuesta, en la que participaron unos 4 mil pobladores de la comunidad.

La sesión abierta a la ciudadanía se efectuó el pasado 4 de diciembre, y fue desde entonces que se giró el oficio firmado por el edil subalterno Feliciano Xinto Cuaya a las diversas dependencias interesadas, en el que se explican los motivos por el que se oponen a dicha construcción.

De acuerdo con el documento, que obra en poder de esta casa editorial, entre los argumentos de la comunidad para oponerse a la obra está el intento de privatizar el predio comunal, ya que para la realización del Centro de Activación Física se contaría con la inversión de 25 millones de pesos provenientes de República Sana.

Enlistaron que la moderna obra atentaría contra la identidad de la comunidad y su estructura arquitectónica, además de que se trata del único espacio público en el poblado donde se efectúan por igual, cada domingo, desde partidos de beisbol hasta actos culturales y religiosos.

Además, el pueblo de forma directa no recibiría ningún beneficio económico por el pago de la entrada de los usuarios si se construyera el centro deportivo.

Moisés Cóyotl reveló que fue el propio Huepa Pérez quien les informó que República Sana donaría el millonario recurso, con la condición de que para ingresar al inmueble habría una cuota de recuperación a favor de la firma.

Informó que los españoles pusieron la meta de un ingreso mensual de un millón 350 mil pesos por el concepto de entrada al deportivo, por lo que la comunidad se veía obligada a que 3 mil 800 personas se inscribieran al “gimnasio privado”, pagando cuotas de 349 pesos mensuales.

Cuando la población le pidió públicamente al alcalde y a los representantes de la empresa que informaran de cuánto sería el porcentaje que la junta auxiliar recibiría de las entradas, sólo obtuvieron como respuesta: “vamos a revisar los números”.

Por lo expuesto, los pobladores exigieron a Miguel Ángel Huepa Pérez que antes de comprometer obras en territorio de Tlaxcalancingo, debe tomar en cuenta a las autoridades locales y a sus habitantes.

Al último, se denunció que el alcalde panista amenazó con encarcelar a los dirigentes del movimiento contra esa obra bajo el pretexto de ser agitadores que sólo buscan el perjuicio de la gente.

Aseguraron que ningún partido político tuvo injerencia en la protesta, pues “es el pueblo quien está defendiendo sus derechos”.

Tras un recorrido por el amplio terreno, que está a la orilla de la carretera federal, se observaron mantas en rechazo a la obra. En una de ellas, se pudo leer: “Tlaxcalancingo rechaza toda imposición de proyecto público, en espacios públicos”, y “Responsabilizamos al gobierno municipal y estatal de cualquier represión a la comunidad”.

El predio quedó en custodia de los habitantes de Tlaxcalancingo, ante la mirada de una decena de policías municipales, que desde el sábado “sólo vienen a provocarnos y a intimidarnos”, manifestó una de las pobladoras. Mientras, una comisión de vecinos se dirigió a la Secretaría General de Gobierno para escuchar de primera mano el resolutivo sobre el caso, pues aseguraron que a Huepa Pérez ya no le creen.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: