Crisis agrícola en México podría detonar una primavera árabe

Publicado el Enero 21, 2012, Bajo Nacional, Noticias, Autor @gabriel_Mzuma.


Periódico La Jornada/ Ariane Díaz, Rosa Elvira Vargas y Ángel Bolaños/ 21 enero 2012/

Dirigentes de organizaciones campesinas acusaron al gobierno de Felipe Calderón de mentir sobre la efectividad de las acciones para mitigar los efectos de la sequía, y advirtieron que de no convocar a todos los actores a pactar acciones que garanticen una producción suficiente para el próximo ciclo agrícola, habrá estallidos sociales en el país.

► “Yo no le creo al Presidente. Él dijo que debían aplicarse los recursos del Fonden no sólo para siniestros climatológicos, sino para la sequía, y lamentablemente la semana pasada durante la comparecencia de los secretarios de Hacienda y de Agricultura (ante legisladores) ni siquiera se habían hecho las modificaciones a las reglas de operación, y eso que es la voluntad del Ejecutivo” dirigente de la Confederación Nacional Campesina.

Perverso juego de cifras de dependencias federales; posible estallido social

▪ Organizaciones campesinas piden no politizar el conflicto del campo

■ A nombre del Consejo Nacional de Organismos Rurales y Pesqueros (Conorp), que agrupa a 14 confederaciones y organizaciones del campo, Federico Ovalle, sostuvo que más allá del juego perverso de cifras de la Comisión Nacional del Agua y las secretarías de Agricultura y Desarrollo Social, que aseguran que sí hay recursos para atender la emergencia climática, la realidad “nos alcanza y podríamos tener una primavera árabe, caracterizada por la inconformidad social”.

Por separado, el dirigente de la Confederación Nacional Campesina, Gerardo Sánchez, acusó también al presidente Felipe Calderón de mentir y denunció que frente a la crisis agroalimentaria del país hay una enorme diferencia entre lo que dice el gobierno federal y lo que realmente sucede en cada una de las entidades.

Yo no le creo al Presidente. Él dijo que debían aplicarse los recursos del Fonden no sólo para siniestros climatológicos, sino para la sequía, y lamentablemente la semana pasada durante la comparecencia de los secretarios de Hacienda y de Agricultura (ante legisladores) ni siquiera se habían hecho las modificaciones a las reglas de operación, y eso que es la voluntad del Ejecutivo.

A su vez, Ovalle, dirigente de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos, dio a conocer ayer que la marcha anunciada para el 31 de enero, del Ángel de la Independencia al Zócalo, lleva como eje central la demanda de un acuerdo para atender la grave situación y que se declare emergencia nacional.

En el documento, los integrantes de Conorp proponen usar de manera urgente los recursos del Programa Especial Concurrente, concretamente los 38 mil 300 millones de pesos del Proyecto Estratégico para la Seguridad Alimentaria (PESA).

Max Correa, de la Central Campesina Cardenista, consideró corta la propuesta del PRI en el Congreso para reasignar 15 mil millones de pesos y señaló a ese partido como corresponsable de la actual catástrofe que padece el agro mexicano.

Ambos dirigentes sociales puntualizaron que no se debe olvidar que la marcha anual convocada para fin de mes tiene raíz campesina por lo que no debe politizarse por intereses electorales.

Por su parte, el líder de la CNC dijo que exigirán a Calderón que modifique el Programa Económico para el Campo (PEC) y por medio de recortes a los programas sociales 70 y Más y Seguro Popular se destinen 15 mil millones de pesos adicionales al agro.

Entrevistado en el marco de la sesión de la Comisión Política Permanente del PRI, confirmó la participación de agricultores de la CNC en la marcha que partió de Chihuahua hacia el Distrito Federal para denunciar las condiciones del campo y en la movilización del próximo día 31.

Piden intervención de Ebrard

Integrantes de la caravana contra el hambre, la sequía y la carestía, que salió de Chihuahua el domingo pasado, instalarán el lunes frente a la Secretaría de Gobernación el plantón de los indignados del campo; el grupo solicitó al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubon, ser interlocutor con las autoridades federales, con el fin de establecer una mesa de diálogo que impulse la construcción de acuerdos para atender los graves efectos del cambio climático.

En entrevista, luego de reunirse con el secretario de Gobierno, José Ángel Ávila, el dirigente de El Barzón en Chihuahua, Martín Solís, informó que la caravana llegará a la ciudad de México el domingo a las 14 horas e instalará un campamento en la Plaza de la República. Ese mismo día se movilizarán, harán una marcha al Zócalo y regresarán luego al Monumento a la Revolución, de donde saldrán al día siguiente rumbo a la Secretaría de Gobernación.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: