Alcalde de León se retracta de cobro por ver al Papa

Publicado el Enero 30, 2012, Bajo Nacional, Noticias, Autor @gabriel_Mzuma.


El Excélsior/ Andrés Guardiola/ 30 enero 2012/.

El pasado sábado, Chistophe Pierre, nuncio apostólico, calificó de “absurda” la idea de cobrar por ver al Papa Benedicto XVI. Ayer, el arzobispo de León, José Guadalupe Martín Rábago, aseveró que con Sheffield jamás se acordó colocar gradas para presenciar el paso de Benedicto XVI y mucho menos cobrar por ello, por lo que exigió al edil no cobrar o definitivamente abortar el plan de instalar gradas para ver pasar al Sumo Pontífice. A la postre, el alcalde desistió de su idea.

► Por tal motivo, ayer, Sheffield Padilla envió un comunicado en donde informaba de su determinación para cancelar el proyecto.

▪ Sin embargo, en su misiva acusa a “gente que no vive en León” de confundir a la opinión pública, ya que sólo se cobrarían las gradas y no en las banquetas.

■ León, Gto.- Tras las descalificaciones de la Iglesia católica, el alcalde Ricardo Sheffield Padilla reculó, por lo que determinó no instalar gradas para ver el paso del papa Benedicto XVI en su visita a esta ciudad. El edil panista planeaba cobrar por asiento, lo cual desató inconformidad en el clero.

Tanto el nuncio apostólico Christophe Pierre, como al día siguiente el arzobispo de León, José Guadalupe Martín Rábago, criticaron el plan que incluso fue calificado de “absurdo”.

Por tal motivo, ayer, Sheffield Padilla envió un comunicado en donde informaba de su determinación para cancelar el proyecto.

Sin embargo, en su misiva acusa a “gente que no vive en León” de confundir a la opinión pública, ya que sólo se cobrarían las gradas y no en las banquetas.

“Ante la confusión que se ha generado, sobre todo en personas que no viven en León, el alcalde determinó que no se instalarán gradas.” El texto indica que con la decisión, los visitantes sólo podrán ver a Benedicto XVI de pie y en las banquetas de las calles por donde circule.

Además, se insiste en que el colocar gradas fue tomado por algunos medios de comunicación como una acción lucrativa.

“Se precisa también que, en ningún momento, la posibilidad de instalar gradas se contempló como una acción lucrativa —como se ha difundido en algunos medios de comunicación— y sí como un servicio adicional para aquellos que visitarán la ciudad.”

Aun así, el gobierno de León anunció que, en breve, tendrá lista una línea 01 800 y una página en internet para dar a conocer la ubicación de estacionamientos y campamentos para que los visitantes acudan, así como sus costos.

El pasado sábado, Chistophe Pierre calificó de “absurda” la idea de cobrar por ver al Papa Benedicto XVI. Ayer, el arzobispo de León, José Guadalupe Martín Rábago, aseveró que con Sheffield jamás se acordó colocar gradas para presenciar el paso de Benedicto XVI y mucho menos cobrar por ello, por lo que exigió al edil no cobrar o definitivamente abortar el plan de instalar gradas para ver pasar al Sumo Pontífice. A la postre, el alcalde desistió de su idea.

“Nunca se había hablado de que se pusieran gradas a costo”, acusó el prelado tras la misa matutina del domingo en la Catedral de León.

“Si el hecho de colocar gradas supone una inversión, a lo mejor sería preferible no colocar gradas para que le gente que esté en los lugares donde el Papa va a pasar, pueda estar sin necesidad de pagar ninguna cantidad.”

Excélsior publicó en su edición del 28 de enero que Sheffield pretendía cobrar por ver el paso del Papa en las calles de León, dejando gradas para quien pague y espacios en banquetas y de pie para quien no tenga dinero.

Critican interpretación “absurda” de la visita

El semanario católico Desde la fe, en su editorial titulado La visita del papa Benedicto XVI, lamentó que algunos analistas del escenario político y religioso saquen conclusiones ridículas, disparatadas o mal intencionadas sobre los motivos y consecuencias del viaje del pontífice a México.

“En nada ayudan a la comprensión y valoración de la visita del Papa a México, aquellas opiniones que rayan en lo ridículo señalando que viene a apoyar gobiernos o partidos políticos o llegan al absurdo diciendo que quiere una reivindicación por la persecución religiosa del siglo pasado. Menos merecen nuestra atención quienes piensan que detrás de la visita hay motivos económicos.”

La publicación de la Arquidiócesis Primada de México también destacó que la visita pastoral de Benedicto XVI será el acontecimiento de mayor importancia para la Iglesia católica de México durante este año.

Puntualizó que el pueblo mexicano sabrá recibir con generosidad y respeto al sucesor del apóstol Pedro, quien “llega al corazón del México postrevolucionario que expresó su fidelidad religiosa con la generosa y emotiva devoción a Cristo Rey”, refiriéndose al conflicto religioso de los años 20.

Por su parte, el arzobispo primado de México, Norberto Rivera Carrera, aseguró que en la sociedad, la Iglesia y la familia, temas de gran importancia, quedan a la deriva por la crisis y falta de autoridad, ya que, ante esto, nadie quiere tomar decisiones por el temor a no ser obedecidos.

Durante la misa en la Catedral Metropolitana, el jerarca dijo que, en ocasiones, vemos que quienes ejercen el poder son acusados de autoritarios y represores por aquellos que a gritos pedían una decisión y, por eso, dijo, muchas cosas quedaron en la impunidad.

“Con frecuencia se habla de crisis de obediencia y se quiere justificar diciendo que no se sabe mandar, resultando que a la base de la crisis de obediencia está la crisis de autoridad. La fidelidad a la verdad necesariamente nos lleva a tener autoridad”, señaló.

En la homilía, reiteró que la misión de la Iglesia no debe ser directamente social o política, sino religiosa y moral, pero ésta sería mutilada si no se empeñara en liberar a la sociedad de la mentira, la injusticia, el egoísmo, la violencia y la corrupción.

“La misión de la Iglesia sería descarnada si no tratara con obras concretas de establecer el reino de Dios, que es reino de amor y paz, de justicia, de perdón y gracia”, puntualizó, y destacó que como sociedad no se logrará convencer a nadie si nos dedicamos a proclamar las teorías de moda o a ser mensajeros de ideologías pasajeras.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: