Cash de 25 millones..

Publicado el Enero 31, 2012, Bajo Columna de opinión, Noticias, Autor @gabriel_Mzuma.


AnimalPolitico.com/ Mala madre-La sartén por el mango/ 31 enero 2012/

► Tengo una amiga a la que le falta un tornillo. Bueno, dos. Separada y con dos hijas, el ex marido demandó ante un juez la patria potestad de las niñas por considerar que su madre no puede hacerse cargo de ellas.

El juez, hombre prudente, le explicó a tan singular mujer que lo primero que debe hacer para empezar a enderezar su vida es conseguir un trabajo. “Está loco el juez”, me contó la susodicha uno de esos tantos días en los que suele caer por la casa, sin avisar y a las horas más imprudentes, para llorar sus penas. “Yo no necesito trabajo, lo que necesito es dinero”.

Sí. Yo tuve la misma reacción. Pero no la juzguen sin que les cuente la historia completa. Sucede que ella está convencida de que hay gente que nació para trabajar y que hay otros a los que les llega el dinero sin necesidad de mover un dedo. Y la vida le ha hecho pensar que ella se encuentra en el segundo grupo, porque siempre ha encontrado la forma de conseguir ingresos sin tanto esfuerzo.

● Primero, relacionándose con la gente que ella consideraba adecuada en los trabajos que tuvo en cuanto inició su vida laboral. Luego se casó y acordó con el marido dejar de trabajar para atender a sus hijas. Después se separó, se quedó con el departamento y vivió varios años con la pensión alimenticia de las niñas. Cuando se quedó sin niñas, porque el juez le entregó la custodia al papá, resolvió por un tiempo su problema de liquidez gracias a la solidaridad de parientes y amigos. Cuando nos agobió con sus impagables solicitudes de préstamo, recurrió a la generosidad de los extraños en la calle. Dice muy oronda que le va muy bien.

Ya la pueden juzgar, pero no sean muy duros. Ni que formara parte del equipo del gobernador de Veracruz, Javier Duarte, y fuera por la vida con 25 millones de pesos en efectivo para pagar la promoción turística de las fiestas de La Candelaria, el Carnaval de Veracruz y la Cumbre Tajín. Obtenido, por supuesto, del erario.

Mi amiga ni iba en el jet particular que el gobierno de Veracruz usó para enviar todo ese dinero en dos maletas a Toluca, el pasado viernes 27 de febrero, ni fue detenida por la PGR por no poder o no querer explicar cuál era su destino.

Tampoco declaró, como lo hizo el secretario de Finanzas del estado, Tomás Ruiz, que tenían prisa por hacer el primer pago de un monto total de 93 millones a la empresa Industria 3, S. A. de C. V. y que por eso se fueron en avión.

Claro que hasta mi amiga sabe que la forma más rápida y segura de trasladar esos montos es por transferencia interbancaria o con un servicio de transporte de valores. Incluso la aludida Industria 3 está consciente de este hecho.

Por ello el representante legal de la empresa, Ricardo Antonio Sánchez Reyes Retana, envió anoche un comunicado en el que aclara que “las formas que se establecieron para el pago por el monto previsto en el contrato fue, entre otras, transferencia electrónica o en efectivo”, que desconocían “por completo” la logística implementada por el equipo de Duarte para pagarles y que el monto total es por los 25 millones, no los 93 que afirma Ruiz.

Pero no hay nada ilegal, jura todavía el gobierno de Veracruz luego de dar a conocer sin mayor explicación la renuncia del tesorero estatal, Vicente Benítez.

Mi amiga no maneja dinero del erario ni es funcionaria pública. Se aprovecha de la conmiseración de la gente, pero eso sólo le hace daño a ella. En cambio, ¿qué hacemos con quien usa de forma tan poco transparente nuestros impuestos?

Pues mientras la PGR decide si devuelve el dinero al gobierno de Veracruz, a mí como que me late que mi amiga se fijará metas más altas. Digo, Tomás Ruiz ya puso la muestra: 25 millones de pesos en efectivo se pueden traer cualquier día de la semana en el maletero del coche para lo que haga falta.

Mi problema a partir de ahora será con qué cara le vuelvo a negar sus 20 pesos al franelero, los siete al limpiaparabrisas y 10 al de las gorditas de nata. Gracias al gobernador de la sacrosanta tierra que me vio nacer, nunca, nadie, me volverá a creer que no traigo cash.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: