#AMLO – Cuauhtémoc: la real politik

Publicado el Febrero 10, 2012, Bajo Nacional, Noticias, Autor @gabriel_Mzuma.

Excélsior/ Martín Moreno/ 10 febrero 2012/

► La encuesta de Excélsior arroja un indicativo relevante: prácticamente 50% considera que la reconciliación entre Andrés Manuel López Obrador y Cuauhtémoc Cárdenas le sumará votos al tabasqueño en la presidencial. Contrario al berrinchito que hicieron los malquerientes de AMLO por esa reunión —audaz y eficaz—, lo cierto es que el candidato de la izquierda y el llamado líder moral del PRD dieron una lección de real politik.

► Sí, señor: AMLO y Cárdenas no sólo cerraron una herida histórica que agraviaba al PRD. De paso, ofrecieron un episodio maduro y sensato y que vemos en todas las democracias del mundo: sellar alianzas en busca del poder político.

● Así ocurrió cuando Barack Obama y Hillary Clinton se dieron hasta con la cubeta del Capitolio en la más reciente elección interna del Partido Demócrata, y cuando Obama ganó, esa misma noche, Hillary le levantó la mano. Hoy, la deslumbrante política es secretaria de Estado. Y a gobernar.

Casos locales: Cordero y colaboradores atacaron fuerte a Josefina Vázquez Mota con tal de derrotarla. El miércoles pasado, la virtual candidata presidencial de PAN convivió con Cordero, quien se sumará, de alguna forma, a la campaña. Aún más: Juan Ignacio Zavala —cuñado del presidente Calderón—, uno de los más severos críticos de Josefina, ya está en su equipo de campaña.

O Enrique Peña Nieto, quien se ha reunido, en público y en privado, con priistas como Mario Marín, Jorge Hank Rhon o Ulises Ruiz —emblemas del PRI más nocivo—, ya que el mexiquense considera que le traerán beneficios políticos. Ese es su cálculo y tiene derecho a ejercerlo.

Es la real politik, el ejercicio basado en intereses prácticos y necesidades inmediatas para equilibrar poderes.

Y eso es precisamente lo que hicieron AMLO y Cárdenas: equilibrar a las corrientes internas del PRD, utilizando el cautín de la política para cicatrizar una vieja herida.

Acto audaz, porque nadie lo esperaba y se consumó con resultados positivos para los amarillos. Sin reproches. Sin rencores.

Acto eficaz porque, como lo señala la encuesta de Excélsior, generó una reacción positiva, porque la mitad de los opinantes marcaron que la reconciliación AMLO-Cárdenas le sumará votos al tabasqueño en julio.

Y aquellos que se tiraron al piso por ver nuevamente juntos al candidato y al líder, volvieron a quedar nublados de entendimiento por ese enfermizo afán de escupir e insultar todo lo que haga AMLO. El odio al tabasqueño los ciega. ¡Qué mal!

No sabemos si a AMLO —con todos sus errores, ha sido, sin duda, uno de los líderes sociales contemporáneos más importantes del país y que ha sabido interpretar, como nadie, las carencias de millones de pobres— le alcanzará el gas para ser Presidente de México. Esa es otra vertiente.

Pero más allá de que aún está pendiente su definición en la praxis política de la República Amorosa —más concepto de campaña que programa político—, AMLO ha dado un primer paso obligado: reconciliarse con Cuauhtémoc Cárdenas.

Y eso le genera simpatías.

Y votos.



¡¡ APÚNTATE A MORENA AQUÍ !!

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: