Imprudente aumento en aportaciones de México al FMI: PRD. Con Ricardo Rocha

Publicado el Marzo 2, 2012, Bajo Finanzas, Autor MonaLisa.


2 de Marzo, 2012 /Grupo Fórmula
Pablo Gómez, integrante de la Comisión de Puntos Constitucionales del Senado, opinó que en México, por parte del presidente Calderón y del gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, “estamos sudando unas calenturas ajenas”, pues mientras países como EU y Alemania no tomen decisiones frente a la crisis europea, “yo no veo que nosotros tengamos que asumir anticipadamente una postura”.

Pablo Gómez, integrante de la Comisión de Puntos Constitucionales del Senado de la República, consideró como imprudente la aprobación que hizo ayer la Cámara Alta, para que México aumente su cuota de capital o aportaciones en un 145 por ciento más, al Fondo Monetario Internacional (FMI), sobre todo porque aún no se sabe si esto funcionará o no.

Entrevistado vía telefónica en el espacio de Ricardo Rocha, el perredista, subrayó que existen países como Estados Unidos y Alemania, que aún no han tomado la decisión de aumentar sus aportaciones al FMI, e incluso, el secretario del Tesoro norteamericano, hace poco, durante una reunión entre secretarios de Hacienda del Grupo de los 20, dijo que el gobierno del presidente Barack Obama no iría a su Congreso a pedir dinero para las aportaciones, por los más de 40 mil millones de dólares que les corresponden, ya que consideró el funcionario de EU, no sería bueno para la deuda financiera mundial.

Asimismo, opinó que en el caso de México, por parte del presidente Felipe Calderón y del gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, “estamos sudando unas calenturas ajenas”, pues mientras grandes países como EU y Alemania no tomen decisiones frente a la coyuntura actual relacionada con la crisis europea, “yo no veo que nosotros tengamos que asumir anticipadamente alguna postura”.

Y es que, de acuerdo con Pablo Gómez, la aportación aprobada se trata de aproximadamente 120 mil millones de pesos, que saldrían de la reserva de México.

En ese sentido, recordó que la reforma fue hecha hace más de un año, en noviembre del 2010 en el Fondo Monetario Internacional, para modificar las aportaciones de capital en todos los miembros a la alza, llevándolas desde 80 hasta 150 ó 200 por ciento adicionales. En el caso de China más.

Reiteró, que el problema en esta decisión tomada ayer y que consideró anticipada, es que países como EU que no están de acuerdo, no harán la aportación, así como Alemania, que tampoco ha manifestado su aprobación.

Y es que el país norteamericano, ha externado que para que ellos participen en ayudar a Europa, es necesario que éste continente muestre pasos decisivos en arreglar su situación.

Mientras que la canciller alemana, Angela Merkel, ha bloqueado, incluso decisiones del Banco Central Europeo, afirmando que no pagará mayor cantidad para el rescate de Grecia, pues tomará otras decisiones hasta que los bancos digan que sí canjearán los bonos de deuda griega con una merma del 40 por ciento.

Por lo tanto, “yo creo que nosotros como país, México, no deberíamos apresurarnos. No se trata de ir al rescate de Europa, sin que Europa mismo ponga todo su empeño en resolver los problemas que lo han llevado a esta situación de crisis, porque no podemos asumir una responsabilidad que no es nuestra”.

Agregó, “el Fondo está urgido de 50 mil millones de dólares y yo no creo que México deba formar parte de un operativo, sin que se haya esclarecido antes el aporte de los mismos europeos”.

A pregunta expresa sobre si se afectará a algún otro rubro por la aportación de nuestro país, el senador perredista, explicó que los recursos son los que nominalmente siguen apuntados como activos dentro de la reserva del Banco de México, pero una vez que se coloquen a nombre del FMI, aunque, seguirán en la cuenta del mismo banco, ya no estarán a disposición de éste.

Por otra parte, dijo ser partidario de que México tenga una reserva internacional importante, ya que las inversiones en manos de extranjeros de carácter financiero, es decir, las inversiones en cartera, son muy cuantiosas en momentos muy líquidos.

“Y como en México hay un sistema de libertad cambiaria, en cualquier momento una acometida, digamos de los inversionistas, pudiera poner a México en una situación mala, porque la cantidad de dinero invertida por extranjeros en títulos financieros de liquidez son muy grandes”, indicó Gómez.

Por lo tanto, si en dado caso, se quieran llevar el dinero, la reserva del Banco de México no podría cubrir esa cantidad, ya que son más de 120 ó 130 mil millones de dólares los que tiene el banco.

Asimismo, destacó la desconfianza que existe por parte del FMI, hacia la economía mexicana y su capacidad de pago, pues le ofreció una línea de crédito de más de 70 mil millones de dólares, “y en dado caso de que hubiera una arremetida en los inversionistas, se llevarían rápidamente su dinero al extranjero”.

De acuerdo con Pablo Gómez, esta línea de crédito se vio ayer por parte de los panistas, como un signo de confianza, sin embargo, el perredista, explicó que el FMI sólo ofrece préstamos a países que no son suficientemente solventes, con el fin de que paguen lo que deben.

“Que es el caso de México. México no tiene una reserva capaz de poder resistir un ataque de banqueros financieros, porque tiene una altísima vulnerabilidad, es muy vulnerable, entonces, por eso necesita una reserva muy alta”, indicó.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: