Rumbo al naufragio campaña de Vázquez Mota

Publicado el Abril 29, 2012, Bajo Política, Autor MonaLisa.


* Ni forma ni fondo
* ‘Tu campaña no está dando resultados’, le dicen en el IPADE

Incapaz de mantener cohesionado a su equipo estratégico —Cordero y Creel no se ven junto a ella; Madero la abandona y Ramírez Acuña se va del país— Josefina Vázquez Mota se tropieza entre propuestas recicladas, desatinos y desaires, y ya es prácticamente un fantasma al que ni las encuestadoras le ven futuro.

29 de abril de 2012 | Álvaro Delgado | Proceso

MÉXICO, DF (Apro).- Solitaria, tensa y errática, con un equipo desarticulado y dividido pese al “golpe de timón” que sumó a incondicionales de Felipe Calderón que prometieron impulsarla, Josefina Vázquez Mota, candidata presidencial del Partido Acción Nacional (PAN) deambula por el país en una campaña que según las cuestionadas encuestas va rumbo al naufragio.
La percepción no viene sólo de sus opositores sino hasta de sus propios simpatizantes y aliados, que al cumplirse el primer tercio de la campaña y en vísperas del debate del 6 de mayo ven con desasosiego que Vázquez Mota no levanta.

Varios empresarios así se lo manifestaron directamente a Vázquez Mota en una reunión privada la mañana del lunes 23 con el Consejo Superior de la Universidad Panamericana (UP) —alma mater del priísta Enrique Peña Nieto— y del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas (Ipade), del que ella es egresada.

“La campaña no está reflejando lo que tú eres”, le dijo uno. “Quiero insistir en lo light que se ve la campaña, desde el eslogan”, le hizo notar otro. “Estoy muy preocupado también por tu campaña”, se sumó uno más y la única mujer que habló —su admiradora, como el resto de los participantes— le advirtió: “La tienes muy difícil, Josefina. La mayor de mis bendiciones, la mayor de mis oraciones”.

Al final de la sesión de preguntas —en la reunión estuvo presente Proceso—, habló el dueño del Grupo Radio Fórmula, Rogelio Azcárraga, a quien ella previamente había agradecido, “acá entre nos, todas las entrevistas de radio que siempre me da y que me permiten hablar con millones de mexicanos”.

El empresario fundador del Ipade fue lapidario: “Todos ellos te dijeron un poco de la verdad: La campaña, por un motivo u otro, no está dando resultados”.

Frente a Alfonso Bolio Arciniega, rector general de la UP y del Ipade —instituciones regidas por la congregación católica Opus Dei—, Vázquez Mota escuchó las recomendaciones, incluida una que le propuso ser “tecnosexual” para establecer contacto con los jóvenes.

—Yo estoy dispuesta a todo, ¿eh?, con tal de ganar. Bueno… casi todo. Ya rectifico frente al doctor Bolio, casi todo. Pero sí, díganme cómo y de verdad…

La candidata pidió apoyo: Espacio en sus empresas para filmar espots y dialogar con los trabajadores, préstamo de espectaculares por lo que resta de la campaña, propaganda en los vehículos de las compañías, difusión de sus propuestas entre sus familiares y amigos, sobre todo mujeres y jóvenes.

Les aseguró a los empresarios que los resultados de su tracking al domingo 22 indican que está a siete y ocho puntos de Peña Nieto y les anunció que en mayo formulará una propuesta sobre política fiscal: Implantar en México un solo impuesto.

“Yo haré una propuesta el próximo mes prácticamente de un solo impuesto, donde se reducen drásticamente los impuestos a la renta, los impuestos que tenemos en los IETU, en los activos, en todos estos impuestos. Hay una tendencia en el mundo que son los impuestos al consumo de una reforma hacendaria moderna.”

‘EMERGENCIA NACIONAL’

Y es que Vázquez Mota, aunque trata de mostrarse entusiasta en los actos de campaña, se nota tensa y no logra transmitir eficazmente sus propuestas, más de 400 contenidas en un folleto denominado Josefina Diferente. Presidenta 2012. El México que todos queremos sí es posible. Si lo hacemos juntos, si lo hacemos diferente.

Una de ellas, hasta ahora inédita en medios, es un planteamiento para “pacificar” al país y devolverle la seguridad que, contrario a lo que afirma Calderón, y en coincidencia con lo que plantea el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad que dirige el poeta Javier Sicilia, vive una “emergencia nacional”.

En el primero de los cuatro pilares de su propuesta de seguridad plantea un “pacto nacional para la pacificación de México” en el que participen los tres niveles de gobierno, los tres poderes, las corrientes políticas y las organizaciones de la sociedad civil.

“Para poder usar al máximo todas las capacidades de estas complejas y diversas estructuras de poderes es indispensable un pacto nacional que tenga la pacificación del país como la tarea fundamental”, puntualiza.

“El pacto debe proponerse actuar con sentido de emergencia nacional y acelerar todos los acuerdos sobre políticas, leyes, uso de recursos y movilización social que sean indispensables para devolverle la seguridad a los mexicanos y la imagen de país pacífico a México”.

—Josefina sí tiene propuestas —se ufana el panista Ricardo Gutiérrez Padilla, exvicerrector de la Universidad de Guadalajara, cuando entrega al reportero el folleto en pastas de color azul y anaranjado.

—¿Y por qué no las difunden?

—¿No le han entregado este folleto a la prensa?

Por lo menos hasta ese martes 24, cuando Gutiérrez Padilla distribuye copias en la reunión de Vázquez Mota con ambientalistas, las propuestas eran desconocidas para la prensa, quizá porque la responsable del área, Irma Pía González Luna Corvera, no ha terminado de asumir el cargo anunciado desde el domingo 8.

De hecho en el equipo de campaña de la candidata del PAN siguen los reacomodos, no sólo en el equipo de prensa, cuyo responsable es Víctor Hugo Puente —inhabilitado por la Secretaría de la Función Pública para desempeñar cargos en el servicio público— sino en las que tienen que ver, por ejemplo, con la relación entre el PAN y las organizaciones sociales.

En la relación con los medios, González Luna, sustituta de Herminio Rebollo, ha girado instrucciones para evitar que la candidata acepte responder a preguntas de los periodistas que dan cobertura a sus actividades. “Ustedes deben adaptarse”, dijo Puente a algunos de ellos.

De hecho, después del “golpe de timón” la estrategia fue cercar a la prensa detrás de vallas metálicas que separan también a los simpatizantes, a los que la candidata saluda para que sea fotografiada y filmada por un equipo de Matrix Publicidad.

Las giras siguen, sin embargo, siendo un caos: La agenda sufre permanentes cambios y equivocaciones, cuyo responsable, el diputado federal Alberto Esquer Gutiérrez, ha entrado en conflicto con otros miembros del equipo por el mal diseño de las giras que él atribuye a la coordinación de la campaña, a cargo de Roberto Gil Zuarth.

Los extenuantes traslados en autobús o automóvil de quienes organizan los actos de campaña contrastan con los traslados de Vázquez Mota: Viaja siempre en avión o helicóptero.

MALAS SEÑALES

El desorden alcanza, también, a las redes que había construido Alberto Pérez Cuevas, quien sólo quedó a cargo de las alianzas y fue sustituido en esa tarea por Rogelio Gómez-Hermosillo, responsable del programa Oportunidades durante la gestión de Vázquez Mota como secretaria de Desarrollo Social.

Aunque Vázquez Mota hizo rectificar al expresidente Vicente Fox en su vaticinio del triunfo de Peña Nieto y consideró un “milagro” el respaldo que le dio en una breve reunión, en Monterrey, el miércoles 25, la deserción de Francisco Ramírez Acuña de su equipo para irse como embajador a España representó otra mala señal política.

Lo mismo con Gustavo Madero, presidente del PAN, quien regresó al Senado y quien rara vez acompaña a la candidata en sus recorridos, como no lo han hecho tampoco sus rivales en la contienda interna, Ernesto Cordero y Santiago Creel, formalmente incorporados al equipo de campaña.

Otra mala señal: los voceros, que proliferaron al inicio de la campaña, se esfumaron. Los poblanos Augusta Valentina Díaz de Rivera y Javier Lozano Alarcón, que hacen campaña para senadores de Puebla, el exsubsecretario Juan Marcos Gutiérrez, el diputado Alberto Pérez Cuevas y hasta el propio Madero.

Sólo hasta el viernes 27, en vísperas de vencerse el primer tercio de la campaña, Madero dejó su oficina para salir a la calle y “volantear” un rato junto con la secretaria general, Cecilia Romero.

Apenas afuerita de la sede nacional del PAN, Madero aprovechó para decir que la campaña avanza: “Vamos bien, vamos cada día mejorando, estamos cerrando filas. Estos rollos que están tirando de que nos estamos haciendo a un lado es (sic) puras piñas”.

Minimizó, también, la distancia que Vázquez Mota puso de Juan Molinar Horcasitas, luego de que fue interpelada por Héctor Mateos Urbina, estudiante del Tecnológico de Monterrey.

“Aquí no hay fracturas, cualquier señalamiento de las gentes, que tengan cualquier impugnación se resuelve en los tribunales”.

Así, acompañada sólo por sus custodios del Estado Mayor Presidencial (EMP) y un puñado de colaboradores y ujieres —que le procuran continuos cambios de atuendo—, Vázquez Mota recorre los estados del país donde las divisiones y los conflictos en el PAN no cesan.

MISMAS PROMESAS DE CALDERÓN

Vázquez Mota ha mantenido fidelidad a Calderón: lo defiende porque no ha endeudado a México —pese a la deuda pública que se duplicó en sólo cuatro años— y ha reciclado sus promesas de campaña en 2006, de la que ella fue coordinadora general.

En materia de seguridad y de justicia —el tema del sexenio y que ha generado más de 60 mil muertos— son planteamientos casi idénticos, según un cotejo del documento de campaña de Calderón denominado Seguridad pública y justicia penal, del que el reportero conserva copia, con el de “El México que todos queremos sí es posible”, de Vázquez Mota.

Objetivo de Calderón: “Garantizar a los mexicanos un entorno seguro, que les dé tranquilidad y que les devuelva la confianza en las instituciones encargadas de protegerlos, de manera tal que todo mexicano disfrute de las condiciones que salvaguarden su derecho a un desarrollo humano sustentable”.

Objetivo de Vázquez Mota: “Devolverle la paz, la seguridad y la tranquilidad a los mexicanos, acabar con la violencia entre criminales y combatir eficazmente todos los delitos que afectan a los ciudadanos en las calles y en sus casas, entre éstos: la extorsión, el secuestro, el robo y los asaltos.”

Con las propuestas pasa lo mismo. Calderón planteaba: “Desarrollar y poner en práctica un programa de política criminal integral, que dé preponderancia a las medidas de prevención general del delito, en cuyo diseño participen todos los sectores del sistema de justicia y seguridad pública y de la sociedad civil”.

Y Vázquez Mota: “La seguridad es una responsabilidad compartida entre las instituciones y los ciudadanos. El ideal es contar con una policía honesta y ciudadanos que cumplan con la ley. Esto no es un tema sólo de denunciar delitos. La paz en las comunidades y la prevención depende directamente de que la relación policías-ciudadanos se convierta en un componente central de la narrativa de la seguridad”.

Calderón: “Impulsar la creación de un Instituto Nacional de Seguridad Pública y Justicia Penal, que se ocupe de diseñar la política criminal del Estado mexicano, a partir de estudios y diagnósticos previos de la realidad”.

Vázquez Mota: “Implementar el Nuevo Sistema de Justicia Penal permitirá ofrecer a los mexicanos justicia más transparente, de manera más eficiente y expedita”.

Él: “Garantizar la aplicación de programas educativos para la población en materia de cultura de la legalidad”. Ella: “Fomentar una auténtica cultura de la legalidad y una cultura cívica entre mexicanos”.

Calderón: “Dotar de autonomía constitucional y presupuestal al Ministerio Público Federal, a fin de acabar con el uso político del mismo. Garantizar su independencia política del Ejecutivo Federal, promoviendo que su titular ocupe el cargo por un periodo de ocho años”.

Vázquez Mota: “La independencia del Ministerio Público garantiza que no actuará bajo presiones de las autoridades. Llevaré a cabo una limpieza total de los ministerios públicos”.

Calderón: Policía Federal Única. Vázquez Mota: Policía Nacional.

La única diferencia de la candidata del PAN con Calderón es que ella combatirá el lavado de dinero.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: