Quédense con sus números, nosotros nos quedamos con el mundo.

Publicado el Mayo 22, 2012, Bajo Columna de opinión, Autor ChavaLobo.

Leo en el periódico Milenio* una columna de opinión titulada: “¿De qué tamaño es la “protesta juvenil”?” en cuya entrada dice: “ Dejemos de lado hoy las razones de la inconformidad de los jóvenes. A cambio, y dado que la actual manifestación de inconformidad surge asociada a la elección presidencial, y una elección es en buena medida números…”. Números, sí, la “verdad”, según el “periodista” convertida en números.

Qué decir, mucho de lo que las personas comunes creen que es la “verdad”, es la opinión de un periodista fundamentada en información manipulada. La información que mejor se puede manipular es la información en forma de “números”. Los números no hablan ni se quejan, por tanto son más manipulables incluso que el ser viviente más insignificante y falto de conciencia. Sin embargo, no hay nada más abstracto que los números, y cuando digo abstracto, me refiero a que los números son inexistentes, también me refiero a cierta subjetividad de quien quien crea o manipula esos números. Ahora bien, el punto que quiero mencionar es que la objetividad de algunos periodistas no es tan objetiva y que se reduce a la mera abstracción de las cifras. Qué triste reducir a un ser humano a una cifra, ¿No?


Cada que pienso en un humano-número mi mente divaga por los campos de concentración, por las cárceles y por todo aquello en lo que hay carencia de libertad, carencia de creación.

Imaginemos que en un futuro algún ser humano esté investigando como era la vida de nuestro tiempo y que sólo encuentre cifras, números, ¡Pf! ¡Que poca información, y que aburrición!. A poco no le sería más interesante un testimonio escrito, alguna obra de arte, una fotografía, un audio, alguna música, un video… o todo esto a la vez.

Señores periodistas, no únicamente se fundamenten con los números, para declarar la “verdad”. Esa verdad no nos hará libres, ni a ustedes, ni a nosotros.

Para que un ser humano logre cierta realización, cierta libertad, es incluso más importante la calidad que la cantidad. De nada nos sirve tener todos los millones de dolares, todas las edades, si no somos libres.

Opinadores profesionales, fundamentados con números, una opinión compartida es una visión del mundo… y no comparto su opinión. Los seres humanos no somos números, por tanto, Señores periodistas de los números… ¡Quédense con sus números!, nosotros nos quedamos con la libertad, nos quedamos con la vida, con el mundo.

*Periódico al cual dejo ya de seguir. Sí, hubo un tiempo en que desee hacer un boicot a los medios que tergiversaban la información. Hoy boicoteo a Milenio. No más Milenio para mi. Adios, Milenio.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: