Critica Quadri a la sociedad civil y ONG le reviran

Publicado el Mayo 23, 2012, Bajo Política, Autor MonaLisa.


Gabriel Quadri de la Torre, candidato del Partido Nueva Alianza (Panal) a la Presidencia. Foto: Víctor Hugo Valdivia

MÉXICO, D.F. (apro).- El candidato presidencial del Partido Nueva Alianza (Panal), Gabriel Quadri de la Torre, calificó a la sociedad civil de “muy tenue”, “muy somera” y “con grandes huecos”.

Durante su participación en la Primera Cumbre Ciudadana, realizada en el Palacio de Minería, Quadri intentó dar cátedra sobre las funciones y misiones de la sociedad civil, pero fue duramente criticado.

Juan Carlos Cruz Vargas / PROCESO / 22 de mayo de 2012

“Comparativamente con otros países, somos una sociedad civil muy tenue, muy somera, con grandes huecos. Somos una sociedad poco participativa, que poco contribuye al bienestar común, que pocas veces se organiza, coopera y toma iniciativas como ésta (la Cumbre), lo cual yo celebro como candidato y como ciudadano”, soltó.

No paró ahí. El candidato presidencial del partido fundado por Elba Esther Gordillo criticó a los ciudadanos por “no tener propuestas concretas para exigir a la clase política”.

La sociedad mexicana, dijo, “no ha sido capaz históricamente de construir esas redes de cooperación social para mejorar, para ir más allá de los que los gobiernos pueden ofrecer”.

Frente a representantes de organizaciones como El Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, Causa Común, Observatorio Nacional Ciudadano, Sociedad en Movimiento, y de la Universidad Nacional Autónoma de México, entre otros, Quadri elevó las críticas a la sociedad civil.

“Yo no he visto en manifestaciones de cada entidad federativa para forzar al gobierno estatal a llevar a cabo una reforma penal hasta sus últimas consecuencias: la autonomía de los ministerios públicos, desaparecer las policías estatales…”.

Luego sugirió a los ciudadanos no perderse “en un universo de cosas” y acusó a la sociedad civil de “no hacerse cargo de una agenda nacional”.

Quadri de la Torre olvidó que a lo largo de su campaña ha declarado estar en contra de las marchas, mítines y manifestaciones, y se contradijo al afirmar:

“Yo no veo a la sociedad civil demandando en las calles que esto se logre. Yo trataría de ser mucho más concreto, más tangible, mas centrado en estas cosas”.

Así transcurrió su presentación en la antigua escuela de Ingeniería de la Universidad Nacional, cuestionando “la nula” vigilancia a las instituciones del gobierno y a sus propuestas “genéricas”.

Eso sí, defendió el manejo de plazas docentes por parte del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

“Hay que exigirle a la Secretaría de Hacienda que los directores de las escuelas tengan sus plazas de directores o que esté establecida la plaza para que pueda concursarse. Lo que ocurre es que no hay plazas y, por lo tanto, sería un poco absurdo concursarlas, para qué, si tampoco hay presupuesto para pagarle más al director o maestro que tiene mejor desempeño”, explicó.

Luego lanzó:

“Hay que empezar a llamar a las cosas por su nombre… Hay que decir al pan, pan, y al vino, vino, y empezar a decir cómo queremos que se hagan las cosas”.

Su perorata no convenció, más bien agredió a los presentes.

Alberto Serdán, de la organización Mexicanos Primero, le dijo que con sus palabras “ofende a la sociedad civil”, e invito a Quadri a “leer primero las propuestas, antes de emitir una opinión”.

Interrumpido por el aplauso generalizado, Serdán tomó el micrófono y se dirigió al aliancista:

“Ofenda que diga el señor candidato que la sociedad civil no tenga cómos. Hay cómos…”, dijo.

Y de manera detallada le explicó a Quadri que el asunto de las plazas puede cambiar si se deroga el decreto presidencial de 1946 y el de 1973. De esta forma, agregó, puede instrumentarse un servicio profesional de carrera por parte del Estado mexicano.

“No controlado por el sindicato, ni por comisiones mixtas. Tienen que eliminarse las comisiones mixtas que actualmente existan para que las plazas docentes, el ingreso, la permanencia, los estímulos y la promoción de los maestros sea por méritos académicos y no por lealtades políticas, ni sindicales”, precisó.

Y le dejo una tarea:

“Hay más, pero eso está inscrito en las propuestas y lo invitamos para que antes opinar lea por completo las propuestas que la sociedad civil hace”.

Gabriel Quadri respondió con generalidades.

“Estamos absolutamente de acuerdo, hay que modificar la ley de trabajadores al servicio del Estado y garantizar la democracia y la competencia sindical, son dos cosas esenciales y estamos totalmente de acuerdo”, apuntó.

“No estoy para darle gusto a nadie”

Cuando Quadri cruzó el patio principal del Palacio de Minería para llegar a la salida, fue interceptado por los reporteros, quienes lo cuestionaron por el tono ofensivo de su discurso en la Primera Cumbre Ciudadana.

El extitular del Instituto Nacional de Ecología (INE) contestó en tono arrogante: “Yo no estoy aquí para darle gusto a nadie en particular, yo estoy aquí para cumplir con una agenda de modernidad, de desarrollo para el país, para plantear mis convicciones, junto con las propuestas de Nueva Alianza”.

Mientras respondía a los reporteros, un grupo de mujeres levantó el cartón de Naranjo publicado la semana pasada en la revista Proceso (1854) y titulado Los no políticos, donde se observa la caricatura de Gordillo manejando los hilos de un títere representado por Quadri. Las mujeres gritaron al candidato presidencial del Panal: “Explícanos esto”,

El aliancista escuchó, pero no volteó, y siguió el diálogo con los representantes de los medios de comunicación, quienes le preguntaron su opinión sobre las marchas de universitarios contra el candidato del PRI, Enrique Peña Nieto, y contra las televisoras.

“Todo mundo tiene libertad de manifestarse con respecto a cualquier cosa. Yo lo que defiendo es el respeto a la libertad de expresión y daría toda mi vida por que se respetase”, respondió.

Apenas la semana pasada, Quadri condenó los gritos de alumnos de la Universidad Iberoamericana hacia Peña Nieto, e incluso hizo un llamado a las autoridades de esa institución “a tomar cartas en el asunto”.

Días después, en su encuentro con estudiantes de la Universidad Autónoma de Querétaro, éstos gritaron a Quadri: “Títere de Gordillo”, “Cobarde”, y lanzaron porras al aspirante presidencial de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador.

En esa ocasión, el abanderado del Panal calificó esas manifestaciones de “fascistas”, pero hoy aseguró que daría la vida porque se respete la libertad de expresión.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: