La Publicidad.

Publicado el Mayo 29, 2012, Bajo Noticias, Autor ChavaLobo.

Por: Chava Lobo

El engaño mediante la publicidad consiste en el “por qué crear, si puedo comprar”.

La publicidad es el autoritarismo de las ideas. Las ideas de los individuos han sido oprimidas por las ideas –más grandotas y gritonas- de los slogans, las marcas y los logotipos de la publicidad.

La publicidad vende, más que objetos, símbolos, abstracciones… ¡y las personas los compran!, pero el símbolo y la abstracción no completan al individuo, por el contrario, muestran su vacío, la carencia de quien los porta.

Entre menos posesiones, el individuo es más libre, pero la publicidad nos impulsa a rodearnos de cosas: objetos, lujos, marcas personas, amigos, familiares; luego al ser humano le angustia perder cada una de esas adquisiciones.

La publicidad, hija del capitalismo, hace todo lo posible por tentar al individuo, por sembrarle el deseo de consumir, de poseer lo otro, no al otro, sino lo otro. Con ella se fomenta el amor a los objetos. Los medios hacen de las personas objetos. Él ser humano mismo se ha convertido en objeto. Es necesario regresar al sujeto, a la acción, a la creación.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: