Fox, sectas y su desequilibrio

Publicado el Junio 8, 2012, Bajo Columna de opinión, Autor MonaLisa.

Por José Antonio Lara Peinado / http://www.desdeabajo.org.mx / 8 junio 2012

Las frases de Fox… “no nos venga a descomponer la fiesta”, “Me le voy a poner enfrente, haré lo que sea para que no llegue esa opción”… Nos llevan a pensar en la crisis psíquica de un sujeto que por salud pública debemos de analizar.

La descomposición mental de Fox está demostrada, eso ya no está a discusión, lo que preocupa es que cada día este sujeto da claras muestras de un pensamiento delirante, la primera frase es delicada, nos habla de un sujeto que se siente en fiesta, en un país con más de 60.000 descuartizados, tenemos a un Vicente Fox que vive eso como un jolgorio constante, cual si fuera un sujeto narcotizado busca que su fiesta sea para siempre, sin embargo hablamos de una fiesta que tiene que ver con la sangre y con la muerte, de una fiesta que tiene que ver con la corrupción y la impunidad, esa es la fiesta que trae Fox, baila y baila desnudo de su alma, en rededor de un país que sufre y que está teñido de sangre, Fox se presenta con sus palabras y con su actitud, como un sujeto demencial miembro de una secta, ahí es donde hay que detenerse, personas con esas características, viven un constante mundo delirante de fiesta y de misticismo, justo lo que estamos observando en las palabras y el comportamiento de Fox, ya no estamos ante un simple acto locuaz de un individuo, estamos ante una persona que pareciera ser parte de un grupo igual de delirante que opera en México, por eso no es de extrañar que Espino, y Rosario Robles compartan esa idea.

La segunda frase nos habla del delirio megalómániaco de Fox, se ve así mismo omnipotente y grandioso, el sujeto amenaza y en su desequilibrio no se da cuenta que amenaza a una parte del pueblo, en su grandiosidad este sujeto ve a Peña Nieto, como un lacayo, como un simple instrumento de su delirio, Peña Nieto representa para Fox un simple títere, Fox en su percepción tan deformada que tiene de sí, ve a Peña Nieto, como una simple extensión de sus brazos o piernas, como producto de sus excrecencias más patológicas, Peña Nieto es simplemente para Fox, la hostess que lo recibe para que él siga comiendo, cual caníbal, Fox, requiere seguir en su fiesta de sangre, muerte e impunidad, sobre todo esto último es lo que este sujeto desea, hoy más que nunca es necesario dar cuenta del desequilibrio de esta persona, he de advertir tal cual lo he hecho ya en otros análisis, que el brote paranoico anuncia una crisis esquizofrénica, en el caso de Fox, hay idea paranoica, rasgo perverso, y esquizofrenia, lo cual anuncia una crisis propia de un sociópata miembro de una secta.

Dr. Psicoanalista. Autor de los libros “Psicoanálisis del poder en México”, “El Mal-Estar Docente” y “A. La mujer sin habla, el tratamiento Psicoanalítico de una esquizofrenia” “Autor de más de 50 artículos sobre Salud mental, educación y Psicoanálisis”. “Titular de la investigación: El tratamiento Psicoanalítico de la esquizofrenia”.

@elpoderenmexico

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: