Carta abierta a Lupita Salas. Por @conderojo

Publicado el Junio 22, 2012, Bajo Columna de opinión, Política, Autor Molotov.

Comparto este texto de un priista, mi amigo @conderojo; que tiene la mejor ambición de todas, darle a su esposa e hijo un mejor futuro… Y se ha dado cuenta que sólo con AMLO se puede transitar pacíficamente hacia un Cambio Verdadero en México.

Viernes 22 de Junio de 2012
ERNESTO CONDE PAREDES

Creo que si la esperanza tuviera una referencia física sería el rostro, el calor, la convicción de las miles de personas que acudieron el día de hoy jueves 21 de junio de 2012 al cierre de campaña en Tlaxcala de Andrés Manuel López Obrador.

            Créanme todos en Zona Crítica Tlaxcala, que esto no es fácil, nada es fácil a más de 24 años de Neoliberalismo. Ellos, los chavos que abarrotaron el evento llevan en su esperanza la ilusión de un Tlaxcala y un México distinto, donde sus esfuerzos por estudiar y superar se sean tomados en cuenta, ellos esperan de nosotros el esfuerzo y la esperanza que muchos quizá hemos ido perdiendo poco a poco, ‘Si la mula no era arisca, pero los palos la hicieron’, muchos de nosotros diremos:  pero ellos, los chavos, nos ayudaran a recuperar esa esperanza, o a caso no Lupita? ellos nos hacen recordar lo bello que es creer que mañana habrá una esperanza, recuerdas que alguna vez así fuimos.
 
            Por otro lado Lupita, están los mayores, lo adultos y viejitos que saben que en Andrés Manuel hay una esperanza de que sus esfuerzos, sus duros años de trabajo tengan por fin una retribución, si Lupita, ahí están gentes como mi Papá que ya tuviste el gusto de conocer, gente que luchó desde sus trincheras día a día por un país mejor, y que al contrario de muchos de mi generación, la así llamada X, no han perdido nunca la esperanza.
 Por ellos Lupita, por nuestros chavos y nuestros viejitos no debemos perderla.
 
               Hoy, vi mucha esperanza, gente llena de esperanza, autos llenos de esperanzas, combis llena de esperanzas, el transporte urbano imposible, por estar lleno de esperanzas. Llegue a ver una pareja de jóvenes padres, así como Caro y yo, Lupita, llenos de esperanza, el papá besaba tiernamente al hijo mientras le decía que con él tendrá un mejor futuro, obvio, ese pequeño es desconocido para mí, como también lo son sus padres, al igual que tu o que yo, tenían la esperanza que esta pesadilla termine, esta pesadilla que es el Neoliberalismo y que condena a mi esposa y a mi hijo a vivir con míseros quinientos pesos quincenales.
 
                Sabes Lupita, en efecto, quizá no pueda esperarme mucho, sé que en mi patria hay muchas cabecitas blandas como el algodón que con la Tele y la basura que trae con ella, se pueden conformar con un copete vacío y una imagen bonita. Sin embargo Lupita, ¿sabes? Algo en mí quiere creer, quiere creer otra vez y quiere tener la esperanza de un cambio verdadero en México.
 
            Hoy vi mucha esperanza, y comulgué en ella, me hice uno con la esperanza, no quise dejar de creer. Porque ahí, no vi solo a un hombre, vi a un Pueblo con su fe volcada en un ser humano, sincero, honesto, trabajador y apasionado patriota. Obvio, sigo en pie en mi meditación. No, no señores, López Obrador no es el mesías, recuerden ese lema, CUANDO EL PUEBLO SE SABE ORGANIZAR ES UN PUEBLO SABIO Y LIBRE, y ese debe ser nuestro camino, Lupita, amigos míos. Todos somos la solución, no Obrador, claro, es preferible López Obrador a Peña Nieto o Josefina, pero nuestra labor de ahora en adelante es defender  como Pueblo Organizado nuestro derecho a la esperanza y a ser libres.

            La labor es difícil, vaya que lo es Lupita,  sin embargo, vale la pena.
 
            López Obrador en sus momentos de ego ciego se compara con Benito Juárez, cuando en realidad su plan económico es más cercano al de Echeverría o López Portillo que al del apóstol Benito Juárez. Pero ya te lo había dicho en una columna Lupita, al menos en esa época el desarrollo y el bienestar social existían y era una prioridad gubernamental, hubo prosperidad en las familias mexicanas, hasta que el inmovilismo económico nos vino a tirar los sueños de primer mundo. Pero, radicalmente me atrevo a decir, había más prosperidad económica en esos días, de lo que hay ahora que nos hemos alineado al pendejo a la economía de mercado, ya que el ratón se puso a competir contra el gato, y éste terminó comiéndose a aquel.
 
            Me agrada López Obrador, aunque no crea que es la Panacea para los males de México, pues si no llegamos a organizarnos como pueblo, nada cambiará so pesar de López Obrador. Tenemos que defender ahora aún más las casillas, debemos volver a decir NO AL PINCHE FRAUDE. Y entendamos algo, Lupita, gente que se atreva a leer esta larga opinión, el PINCHE FRAUDE no se hace en las casillas, sino fuera de ellas, en el IFE o en la Televisión con la larga Telenovela del Copete y la Gaviota, del reino muy lejano del estado de México y del Dinosaurio que resucita siendo nuevo.
 
            Me agrada de López Obrador que aquí en Tlaxcala se haga acompañar de una mujer de palabra, idealista, inteligente, entusiasta y de trabajo como lo es de mi amiga personal Lorena Cuellar Cisneros, que, sabes Lupita, me gustaría que ella también leyera esta carta, porque ella es parte de la esperanza. Ella también es una mujer autentica, de izquierda y de avanzada. Esos años que militamos juntos en el PRI pude conocerla bien y saber que su lucha y su ideología es autentica.
 
            Es el momento de perder el miedo, y darle la bienvenida a la esperanza, Lupita, es el momento de decirlo claro, no queremos que México sea una telenovela que esconda el fascismo para gobernar, no queremos un Plan Colombia que viole Derechos Humanos a lo cabrón con la excusa del orden del país y la lucha contra el narco. No, ya no más por favor.
 
            López Obrador habla mucho de Juárez, pero no debe olvidar, es mi opinión el mejor presidente de México no solo fue ese gran zapoteco, sino también Lázaro Cárdenas del Río, quien consciente o inconscientemente sentó las bases sociales de la Social Democracia y fundó la Justicia Social como fin ideológico práctico de gobierno. Y sí, díganme loco a mi también como a López Obrador, como ya sus vanales enemigos de su antiguo Partido le han dicho a Lorena Cuellar Cisneros. Pero considero que con López Obrador en la Presidencia, y Lorena Cuellar en el Senado, de la mano de la bancada de MORENA, este país podrá regresar a un segundo cardenismo, una etapa nacionalista y popular (más no populista) que ayudará a México a sentar las bases para iniciar un verdadero cambio en nuestro amado país.
 
            Por eso, Lupita, yo también digo. AMLO SI. 

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

One Reply to "Carta abierta a Lupita Salas. Por @conderojo"

gravatar

moises hernandez  on Junio 22, 2012

BONITA CARTA, ESTE 1 DE JULIO, SERA EL FIN DEL CALENDARIO MAYA, EL FIN DEL MUNDO…. PARA EL PRIANAL