Ante la impotencia de la Izquierda Partidista: una sociedad civil clara y enérgica.

Publicado el Julio 2, 2012, Bajo Columna de opinión, Autor Axiel.

Sobre México se cierne una vez mas el fantasma de la imposición representada por el PRI que pretende regresar a la presidencia a riesgo de violentar la voluntad ciudadana y generar una división social profunda e irreparable en nuestro país.

Los grupos narcopolíticos que detentan el poder del Estado se estan repartiendo geopolíticamente el territorio nacional, no es casual que las negociaciones entre Panistas y Priístas respetaran cotas de poder e intercambiaran otras posiciones políticas expresadas en ayuntamientos, estados y distritos electorales.

La configuración del mapa geopolítico-electoral en México sigue garantizando a Prianistas y sus aliados, grandes negocios en todos los ordenes de la vida política del país.

Un diagnóstico que arroje luz sobre la amplia reflexion de porqué la Izquierda Partidista siempre es trampeada en momentos electorales, tendría que comenzar por poner énfasis en que esta Izquierda desde la epoca de la apertura democrática de Echeverría fue infiltrada en las organizaciones de avanzada, con el apoyo del Estado surgieron una amplia fauna de políticos profesionales que colocaron el discurso y la práctica política pragmática de que el voto constituía un fin en si mismo.

En estas elecciones esa Izquierda colaboracionista se hizo presente obstaculizando el desarrollo de MORENA, negociando posiciones políticas con grupos prianistas, asi se explica que la coalicion de partidos “progresistas” no cubriera todas las casillas en la jornada electoral. De ahí que sería un error conformar MORENA en partido político sin antes depurar sus filas pues estos personajes intentarán enquistarse ,(sino es que ya lo hicieron) en la dirección politica de este esfuerzo.

La posibilidad de un fraude siempre estuvo latente, se sabía de las andanadas mediáticas, del contubernio prianista, del colaboracionismo, del fraude cibernético, de la mapachería, de la importancia de las redes sociales como herramienta de comunicación y difusión.

La Izquierda partidista sufre dos sintomas profundos que la llevan a cometer siempre los mismos desaciertos. El síntoma de Sísifo ese personaje mítico que se esfuerza en subir la piedra para que siempre caiga al mismo lugar. Su actitud Sisifiana le lleva a ser una izquierda competidora, esforzada, pero con falta de ambición politica .Prueba de ello es el hecho de que Peña hiciera del Edomex. su bastión político estando tan cerca del DF donde gobierna la Izquierda. No existe ambición en crecer territorialmente, su ineptitud y su fisonomía de expresarse en corrientes les impide la posibilidad de ser influencia en el Edomex. Su otro síntoma es su narcisimo empedernido que se expresa en una sublimacion de tal envergadura que hace del discurso su espejo. Un espejo en donde el reflejo es un sin fin de imagenes y metaforas que nos recuerdan el lenguaje medieval.

La Izquierda Partidista no tiene antídoto para los escenarios de fraude, está plagada de un sin fin de miedos que le llevan a autoengañarse con el fragil discurso de romper la Institucionalidad.
La derecha juega con los marcos de la legalidad acotandolos y ensanchandolos a su gusto. Ante una izquierda partidista que prefiere la comodidad del presupuesto antes que transformarse.

Es claro que AMLO tiene que desvinculrse definitivamente de esa Izquierda y acogerse en las manos de una ciudadanía que no esta dispuesta a dejar pasar un fraude mas.

Hoy el pueblo que fue su asesor durante la campaña le dice que este es un momento decisivo no basta pregonar que hay que hacer historia, la historia ya se hizo cotidiana. Ser claro y enérgico es lo unico que queda y luchar por restablecer la legalidad que el grupo narcopolítico empresarial y sus lacayos se ha empeñado en romper.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: