Escenarios y gobernabilidad sobre la elección impugnada México 2012Destacado

Publicado el Julio 18, 2012, Bajo Política, Autor MonaLisa.

Por Raúl Abraham López Martínez / Lunes, 16 de Julio de 2012 23:03


Movilizaciones de protesta en contra del PRI México 2012

A diferencia de lo que los medios masivos de comunicación y los analistas a sueldo de grupos políticos quieren hacer creer a la población, en México la definición sobre el cómputo final y la validez de la elección presidencial no ha concluido.

Tal y como lo señala el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, la instancia legal facultada para finalizar el proceso de la elección presidencial es el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Al TEPJF le corresponde legalmente recibir los medios de impugnación que se hubiesen interpuesto en contra de esta elección y de efectuar el cómputo final de la elección de Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, calificar la legalidad de la elección presidencial y declarar al presidente electo (www.te.gob.mx).

Queda claro que ni al IFE, ni a Felipe Calderón, ni a las televisoras y mucho menos a las empresas encuestadoras les corresponde otorgar la última palabra.

A partir de este ángulo resulta importante analizar los escenarios que se pueden desprender a partir de la presentación ante el TEPJF del juicio de inconformidad para demandar la invalidez de la elección presidencial por parte del candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador.

Antes de explorar los escenarios que se pueden presentar hay que señalar que AMLO no se encuentra solicitando la nulidad de la elección presidencial, lo que se encuentra solicitando el candidato de las izquierdas es la invalidez de la elección debido a la violación de preceptos y normas constitucionales de carácter electoral contenidos en el Artículo 41 de la Constitución.

Por ley los magistrados del TEPJF tienen hasta el 6 de septiembre para resolver el recurso de solicitud de invalidez que presentó López Obrador y de esta manera dar paso a la definición de la elección presidencial.

Desde este punto de partida el TEPJF puede decidir reconocer a Enrique Peña Nieto como Presidente de la República o declarar la invalidez del proceso electoral y convocar nuevamente a elecciones. Cuestión que puede propiciar el surgimiento de los siguientes escenarios.

Empecemos por los escenarios que pueden surgir consecuencia de la validez de la elección de Peña Nieto por parte del TEPJF:

a) Escenario de amplio consenso; los partidos y sus candidatos avalan el fallo, López Obrador decide reconocer a Peña Nieto. Las protestas del #YoSoy132 se suspenden por completo. En este escenario el TEPJF se encuentra acompañado de un amplio consenso de los principales actores políticos, sociales y económicos.

b) Escenario de consenso moderado; el PAN como es su costumbre de actuar, como una oposición domesticada al PRI, acata el fallo sin menoscabo alguno. Por su parte los integrantes del Movimiento Progresista se dividen en dos bloques. Un bloque, identificado con los diputados, senadores y gobernadores que acatan la decisión del Tribunal Electoral e inician una relación institucional con el gobierno de EPN y colaboran activamente en el conducente trabajo legislativo en el Congreso. El otro bloque, que define el escenario de disenso moderado, se encuentra integrado por mermadas protestas sociales en contra del reconocimiento a EPN.

c) Escenario de reivindicación democrática; en este escenario Andrés Manuel López Obrador, los legisladores electos por el Movimiento Progresista, aunado a sus gobernadores electos y el #Yosoy132 en conjunto con toda una gama de movimientos sociales, deciden convocar a una serie de movilizaciones en contra de Enrique Peña Nieto. El nivel de convocatoria es tan amplio que logran afectar el grado de gobernabilidad del nuevo gobierno.

En el caso de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial decida declarar la invalidez de la elección presidencial se pueden considerar los siguientes escenarios:

a) Escenario de amplio consenso; Televisa, el PRI, su candidato presidencial, sus gobernadores y legisladores en activo y electos, así como los personajes y grupos financieros que respaldaron de manera ilegal la campaña de EPN, al igual que los grupos relacionados con el narcotráfico que presionaron al electorado para votar a favor del PRI, acatan el dictamen de invalidez del proceso de elección presidencial. En consecuencia los opositores de EPN deciden suspender las protestas dotando de un alto reconocimiento político y social al Tribunal Electoral. Aspecto que incide en el fortalecimiento del sistema político mexicano.

b) Escenario de consenso moderado; una vez que el Tribunal ha deliberado no validar la elección presidencial. Si bien Peña Nieto y su partido deciden acatar el fallo, debido a intereses económicos los grupos de presión que lo apoyaron optan por no acatar el dictamen de invalidez iniciando una campaña para atacar la credibilidad de las instituciones electorales. Sin embargo, debido a que en la escena pública también se presentan manifestaciones a favor de la invalidez, esto permite contar con un contrapeso a las protestas de los grupos de presión que apoyaron a EPN.

c) Escenario de conflicto; los priístas lo hicieron en Tabasco, cuando Ernesto Zedillo le pidió a Roberto Madrazo que renunciara a la gubernatura, se apoderaron por completo de esa entidad, cerraron carreteras, colocaron barricadas, no permitieron la entrada de las fuerzas de seguridad federal, es decir se rebelaron por completo al orden institucional. Esto que hicieron en Tabasco también lo podrían hacer en este proceso electoral en coordinación con sus gobernadores acompañado de una alta dosis de violencia. Colocando al país en un complicado escenario de crisis de gobernabilidad.

En síntesis, la gobernabilidad del país no se encuentra en manos solamente de un actor, no es una exclusividad que le corresponda ejercer a Andrés Manuel López Obrador como lo quieren hacer ver las televisoras o de lo que resuelva el Tribunal Electoral. El tema de la gobernabilidad democrática tiene sus matices, y dentro de estos matices hay que ubicar a los grupos que de manera ilegal le brindaron su respaldo al candidato presidencial del PRI. Porque lo que hay en juego para estos grupos de presión no es un asunto de democracia, para ellos lo que realmente se encuentra en juego es el cobro de facturas pendientes con EPN.

*Analista político y Director de la Revista Digital Independiente Voz Universitaria www.vozuniversitaria.org.mx

raul@vozuniversitaria.org.mx

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: