El ROBO DE COMBUSTIBLE

Publicado el Agosto 1, 2012, Bajo Columna de opinión, Autor Gloriamlo.

En concreto | Laura Itzel Castillo / Miércoles 01 de agosto de 2012

A a pesar de contar con equipo de avanzada tecnología para la detección del robo, éste se incrementa día tras día. Los hidrocarburos extraídos ilegalmente terminan comerciándose en un vasto mercado negro nacional e internacional.
El director de Pemex debe explicar las causas del incremento en las mermas petroleras. La solución no está en la privatización de la industria, sino en el combate a la corrupción y el castigo a los responsables de atentar contra el patrimonio nacional.

En el último informe de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) se advierte una pérdida considerable de combustible, entre el volumen extraído y el distribuido por Pemex.

Dicha merma en la distribución creció hasta en 2.8% en los primeros cinco meses del año 2012. Esto representa una pérdida diaria de aproximadamente 70 mil barriles que equivale a mil 50 millones de dólares, en el periodo de enero a mayo de 2012.

La información se basa en que Pemex Exploración y Producción (PEP) reporta una sobreproducción de 70.2 mil barriles diarios en su Base de Datos Institucional, lo cual permite mantener un promedio de producción por arriba de los 2.5 millones de barriles diarios, pero en realidad ésta es de apenas 2.4 millones.

Según Pemex, los 70.2 mil barriles diarios son el diferencial que hay entre lo que se reporta como producido, menos lo exportado y lo refinado en México, quedando normalmente un residuo en barcos, camiones, ductos y tanques de almacenamiento. Sin embargo, de acuerdo con criterios internacionales dicha merma no puede exceder el 1% del total.

Diversas fuentes aseguran que este diferencial puede darse por dos situaciones, la primera es el robo de combustible, y la segunda, la probabilidad de que la paraestatal “infle” las cifras de producción con la finalidad de sostener que ha logrado estabilidad en los indicadores.

El robo de combustible en México es alarmante. El tema fue analizado en el Congreso de la Unión en la presente Legislatura, donde se aprobó que se elevaran las penas para los delincuentes. No obstante, a pesar de contar con equipo de avanzada tecnología para la detección del robo, éste se incrementa día tras día. Los hidrocarburos extraídos ilegalmente terminan comerciándose en un basto mercado negro nacional e internacional.
El caso es que, en los primeros cinco meses de este año, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) identificó 10 millones 500 mil barriles de petróleo que no llegaron a su destino conocido ni certificado.

Ahora bien, desde el año 2000, la paraestatal cuenta con el Control de Supervisión y Adquisición de Datos (SCADA, por sus siglas en inglés), conformado por sistemas matemáticos que ubican perfectamente las tomas clandestinas de combustible, a partir de las bajas de presión en la red.

Se considera que en los últimos años, Pemex ha invertido más de 105 millones de dólares en la implantación del SCADA mediante 47 sistemas de transporte por ducto, incorporados a la Red Nacional de Pemex Refinación. Además, se ha informado que la empresa posee aviones no tripulados para el monitoreo de ductos en el área sureste del país y la Cuenca de Burgos, ubicada en el noreste de México, donde el robo de hidrocarburos reporta índices elevados.

Se sabe que el personal operativo de la Gerencia de Servicios de Seguridad de Pemex, instancia encargada, entre otras cosas, de evitar el robo de combustible, presentó una queja al Órgano Interno de Control de la paraestatal, en la que aseguró que, en los hechos, el sistema SCADA opera al 10% de su capacidad y el equipo de aviones no tripulados no se utilizan.

El director de Pemex está obligado a dar respuesta puntual a estas denuncias. Debe explicar las causas del incremento en las mermas petroleras. La solución no está en la privatización de la industria, sino en el combate a la corrupción y el castigo a los responsables de atentar contra el patrimonio nacional.

Fuente: El Universal / El Gráfico, columna de opinión

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: