Rafael Correa espera apoyo del ALBA

Publicado el Agosto 18, 2012, Bajo Internacional, Noticias, Política, Autor Pepe Garduño.

Guayaquil.- Los cancilleres de los países agrupados en el ALBA se reúnen este sábado en Guayaquil en una cumbre que se espera arroje un firme apoyo a Ecuador en el conflicto abierto con Gran Bretaña por el asilo diplomático que Quito concedió a Julian Assange.

La reunión de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) se produce dos días después que Ecuador decidiera conceder asilo diplomático al fundador de WikiLeaks, una medida de protección que Estados Unidos indicó que desconoce.

Estados Unidos, donde el australiano teme ser juzgado por espionaje, “no forma parte de la Convención de 1954 de la (Organización de Estados Americanos) OEA sobre el Asilo Diplomático y no reconoce el concepto de asilo diplomático como una cuestión de derecho internacional”, aseguró el viernes el Departamento de Estado.

En un reflejo de que las tensiones no han cedido en el diferendo, el canciller de Ecuador Ricardo Patiño dijo este sábado que continúa abierta la posibilidad de que Gran Breteña irrumpa en la embajada ecuatoriana en Londres para arrestar a Assange.

“Lo que tiene que estar claro (…) es que la amenaza continúa en pie porque no ha habido ningún desmentido de la misma, no ha habido un documento distinto que implique un desconocimiento del primer documento, o una disculpa por la amenaza proferida”, dijo Patiño en una cita publicada en la página oficial del gobierno.

En tanto, el presidente ecuatoriano Rafael Correa rechazó este sábado lo que consideró “amenazas groseras” del Reino Unido a su país. “Jamás, al menos mientras yo sea presidente, Ecuador aceptará amenazas como la que en forma totalmente grosera, desconsiderada (e) intolerable presentó Gran Bretaña esta semana”, declaró el mandatario durante su informe semanal de labores presentado en la ciudad de Loja.

El canciller británico había dicho el viernes sin embargo que “no hay amenaza alguna aquí de tomar por asalto una embajada”.

Desde Australia, el gobierno confirmó que su legación diplomática en Washington está preparada para una eventual extradición de Assange a Estados Unidos aunque habló de “planes de contingencia” y admitió que aún “no hay pruebas de que esa extradición se vaya a producir”, según dijo el ministro de Comercio, Craig Emerson, en diálogo con la prensa.

Assange teme que si es extraditado a Suecia sea entregado a Estados Unidos, donde se le indaga por presunto espionaje tras la publicación de cientos de miles de documentos secretos de Washington en su portal WikiLeaks, por lo cual cree puede ser condenado a cadena perpetua o a la pena de muerte.

Pese a que fue advertido de que sería detenido apenas ponga un pie fuera de la embajada de Ecuador, Assange dijo que el domingo haría una declaración pública a las 13H00 GMT “delante de la embajada”, donde este sábado grupos de seguidores del australiano esperaban con expectativa ver qué ocurrirá.

Kristinn Hrafnsson, número dos de Wikileaks, dijo este sábado en un diálogo telefónico con la AFP en Londres que “por razones de seguridad” no podía “dar detalles” sobre cómo se llevará a cabo esa declaración.

Los cancilleres del ALBA están convocados para las 18:00 hora local, y tienen el tratamiento del conflicto entre Ecuador y Gran Bretaña como único tema en agenda, según informó la cancillería ecuatoriana.

Tras un análisis de situación, los ministros deben emitir una declaración final en una rueda de prensa, después de las 20:00 horas.

El ALBA es una alianza subregional de países conformada a instancias del presidente venezolano Hugo Chávez y está integrada además por Cuba, Bolivia, Nicaragua, Dominica, Ecuador, San Vicente y las Granadinas, y Antigua y Barbuda.

Varios de los aliados de Quito en esa agrupación manifestaron el apoyo al gobierno de Correa, luego que su canciller denunciara la posibilidad de que Gran Bretaña pudiera irrumpir por la fuerza en la embajada ecuatoriana en Londres para arrestar a Assange, que cumple ya dos meses refugiado en ese sitio.

ALBA emitió un comunicado el jueves en el que manifestó su “más rotundo rechazo a las amenazas proferidas (…) contra la integridad de la Embajada de la República del Ecuador en Londres”, y advirtió a Gran Bretaña “sobre las graves consecuencias que la ejecución de sus amenazas tendría para las relaciones con nuestros países”.

Ecuador concedió el jueves asilo diplomático a Assange, australiano de 41 años, quien pidió protección en su embajada en Londres el 19 de junio para evitar ser extraditado a Suecia, donde la justicia le investiga por cargos de agresión sexual que él dice no haber cometido.

Quito convocó además a los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) el domingo en Guayaquil para estudiar la situación.

En esa cumbre de cancilleres, Brasil defenderá la inviolabilidad de la embajada ecuatoriana en Londres, adelantó un portavoz de Itamaraty a la AFP.

“El problema es que ellos (Gran Bretaña) no van a dar el salvoconducto (…) el señor Julian Assange puede pasar indefinidamente en nuestra embajada”, dijo Correa el viernes.

Mientras tanto en Londres, un portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores británico declaró que Gran Bretaña está decidida “a trabajar con los ecuatorianos para resolver este caso amistosamente”.

A pedido de Ecuador, la OEA convocó a una reunión de los cancilleres de sus 34 Estados miembro para discutir el caso de Assange el 24 de agosto en Washington.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: