#FestivalxLaDemocracia: Luis Hernández Navarro presentó ayer en el Zócalo Siembra de concreto, cosecha de ira

Publicado el Agosto 27, 2012, Bajo cultura, Autor MonaLisa.


Taibo II y Luis Hernández Navarro en el Zócalo / Foto Jesús Villaseca

* Las autoridades han precipitado la lucha ambiental del México de abajo

En enero de 2008, Miguel Ángel López Rocha, de cinco años, fue rescatado en estado de delirio y llevado al hospital, luego de caer al río Santiago, en Jalisco. Estuvo más de 19 días en coma, para finalmente fallecer. Los médicos reportaron que murió envenenado. Las autoridades sanitarias quisieron ocultar el hecho, pero los galenos fueron muy claros: el pequeño murió envenenado, con una alta dosis de arsénico en su cuerpo, del agua que por años había consumido de ese río.

Carlos Paul / Periódico La Jornada / Lunes 27 de agosto de 2012

La historia fue contada por el periodista Luis Hernández Navarro, coordinador de Opinión de La Jornada, como ejemplo de la situación de desastre ambiental que priva en el país, problema del que da cuenta en Siembra de concreto, cosecha de ira.

El libro consigna cómo el capitalismo salvaje que impera en nuestro país ha agredido una y otra vez a líderes sociales, comunidades y zonas suburbanas, cómo ha agredido sus derechos a través de explotaciones brutales que alteran el ambiente ecológico.

Hernández Navarro documenta la resistencia desde abajo y el nivel de desastre ambiental, comentó ayer Paco Ignacio Taibo II en la presentación del libro, durante el Festival por la Democracia, Dignidad y Libertad de México, en el Zócalo capitalino.

Hernández Navarro detalló las causas y los casos de resistencia ambiental que han surgido en el país. Por ejemplo, dijo, grupos ambientales han documentado que en el río Santiago se deposita el drenaje sin tratar de Guadalajara, además de que se descargan los desechos de más de 260 compañías, entre ellas Celanese, Ciba, IBM y Nestle.

En Guanajuato “está el caso del Rey del Ajo, Javier Usabiaga, ex secretario de Agricultura, quien explota los mantos freáticos. En otros sitios, las minas a cielo abierto son explotadas por empresas canadienses; es igual de grave”.

Desgraciadamente, expresó Hernández Navarro, “historias como la del niño Miguel Ángel son muy comunes en el país. El sistema nacional de aguas está enfermo; es un grave problema de salud que ha sido ocultado por la autoridades sanitarias y por los medios de comunicación.

Larga es la lista de los dirigentes ambientalistas que han sido encarcelados o asesinados en México por luchar por una cosa tan sencilla como promover la justicia ambiental.

Publicado por Vía Campesina, el Centro de Estudios para el Cambio en el Campo Mexicano, la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales, la Red en Defensa del maíz y la Brigada Para Leer en Libertad, el libro da testimonio de 300 de esas luchas, faltando muchas más. Da cuenta también de un nuevo ecologismo surgido de los barrios, conocido como el ecologismo de los pobres, nada que ver con esos supuestos ecologistas del Partido Verde, que piden la pena de muerte, expresó Luis Hernández.

Esas luchas, de un ecologismo desde abajo, muestran que mientras las autoridades quieren controlar los recursos naturales y que sean propiedad privada, han precipitado la lucha ambiental del México de abajo, la cual se ha vinculado con la lucha contra la imposición de Enrique Peña Nieto.

Con la participación de alrededor de 200 músicos voluntarios de distintas generaciones, niveles y estados del país, bajo la batuta de Patricia Cruz, Marcos Escalante y Érick Sánchez, se interpretó el Réquiem de Mozart, para concluir las actividades del Festival por la Democracia, Dignidad y Libertad de México.

Convocados vía Twitter, nos hemos querido manifestar musicalmente para contribuir a un verdadero despertar de las conciencias en México. La reunión de todos esos atrilistas es también una oportunidad para manifiestar la cantidad de músicos sin orquesta, sin espacios para tocar y sin empleo, comentó Cruz.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: