#ReformaLaboral: Vergonzoso: evitan 57 diputados de izquierda y seis del PAN democracia sindical

Publicado el Octubre 2, 2012, Bajo Política, Autor MonaLisa.

Por eso, vamos con AMLO POR UN CAMINO DEL TODO NUEVO CON MORENA. RNR.

La diputada federal panista Blanca Jiménez Castillo. / Foto: Eduardo Miranda.

MÉXICO, DF (apro).- La diputada federal panista Blanca Jiménez Castillo, allegada al gobernador Rafael Moreno Valle, a su vez amigo de Elba Esther Gordillo, se sumó al bloque encabezado por el PRI para impedir la democracia y la transparencia sindicales en la reforma laboral.

Otros cinco diputados del Partido Acción Nacional (PAN) abandonaron el salón de pleno para evitar la rendición de cuentas de los sindicatos: Fernando Larrazábal, Juan Bueno Torio, María Celia Urciel Castañeda, Carlos Fernando Angulo Parra y Víctor Oswaldo Fuentes Solís.

Las dos diputadas y los cuatro diputados federales se sumaron a los 48 perredistas, dos del Partido del Trabajo (PT) y siete del Movimiento Ciudadano (MC) que, de haber votado a favor, se hubiera aprobado la reforma para obligar a los sindicatos a transparentar sus finanzas y ser electos por el voto directo y secretos de sus agremiados.

Álvaro Delgado / Revista PROCESO /1 de octubre de 2012 •

El presidente del PAN, Gustavo Madero, culpó hoy a los perredistas de haber hecho fracasar la transparencia sindical porque 48 de ellos abandonaron el salón de plenos para no votar, pero nada dijo de los cinco panistas que hicieron lo mismo y la legisladora que se sumó al PRI.

Y es que el bloque de PRI-Partido Verde (PVEM)-Nueva Alianza (Panal) sumó 247 votos, mientras que el PAN, aliado con PRD, PT y MC sumó 186 que, de haberse sumado a los legisladores ausentes y la diputada panista Blanca Jiménez Castillo, hubiera logrado 248 sufragios, un voto más que hubiera sido suficiente para aprobar el dictamen que contemplaba la transparencia y la democracia sindical.

Al final la votación quedó en 248 votos de diputados en contra de la democracia sindical por 186 a favor, con 68 legisladores ausentes: cinco del PRI, uno del Verde, del bloque mayoritario, por 48 del PRD, cinco del PAN, dos del PT y siete del MC.

La panista Jiménez Castillo fue presidenta del Instituto Poblano de las Mujeres, cargo que le dio el gobernador Moreno Valle, y su esposo es Genaro Rojas, jefe de la Jurisdicción Sanitaria Número 6 de los Servicios de Salud del Estado y conocido operador político del PAN.

Jiménez Castillo ha hecho público su deseo de ser presidenta del PAN-Puebla para sustituir a Juan Carlos Mondragón, contra quien Moreno Valle promovió una reforma legal para aplazar tres meses el inicio del proceso electoral y evitar la reelección de Mondragón y controlar así la designación de candidatos en las elecciones intermedias.

La pareja Jiménez Castillo y Genaro Rojas son operadores políticos de Moreno Valle para que el secretario de Gobierno de Puebla, Fernando Manzanilla, sea candidato del PAN a la presidencia municipal de Puebla capital y de ahí catapultarse a la gubernatura para relevar a su cuñado.

Moreno Valle es un discípulo de Gordillo, la dirigente vitalicia del magisterio, y quien aspira a ser candidato presidencial en 2018.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: