Crecen salarios en México menos de un tercio que en AL y Caribe

Publicado el Octubre 7, 2012, Bajo Nacional, Autor MonaLisa.

+ Para los mexicanos fue menos de 1%, mientras que en la región aumentaron en promedio 3%
+ El subempleo subió en el país y en otras naciones bajó visiblemente, detalla la Cepal


Trabajadores del Gobierno del Distrtio Federal marcharon contra la reforma laboral / Foto Marco Peláez

Los salarios en el sector formal crecieron en México menos de un tercio de lo que aumentaron en los países de América Latina y el Caribe durante el primer semestre de 2012.

Susana González G. / Periódico La Jornada / Domingo 7 de octubre de 2012

Los trabajadores de la región tuvieron, en promedio, un aumento de 3 por ciento en sus ingresos, pero en el caso de los mexicanos las variaciones fueron menores de uno por ciento, detalla la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en su más reciente informe sobre el crecimiento económico de los países de la zona en la primera mitad del año.

En términos generales, en la región creció en número y calidad el trabajo asalariado formal, es decir aquel que tiene cobertura en los sistemas de seguridad social. Según la Cepal, en ello influyó el marcado incremento en el nivel de empleo en México a partir de los últimos meses de 2011 (de 5 por ciento, sólo superado por Chile y Nicaragua) y el continuo aumento de la tasas de ocupación urbana en Brasil, pese al débil crecimiento económico.

Esa evolución favorable del trabajo y la contención de la inflación contribuyó a que, en términos reales, el crecimiento de los salarios del sector formal se acelerara (en el promedio simple de nueve países) respecto de los dos años previos, con un aumento de 3 por ciento.

En Argentina, Brasil, Panamá, Uruguay y Venezuela, los trabajadores tuvieron ese incremento de 3 por ciento en sus salarios, en los de Chile y Costa Rica fue mayor a 2 por ciento, pero los de México, Colombia y Nicaragua no llegaron ni a uno por ciento, precisa el organismo regional de Naciones Unidas.

Además, la Cepal indica que mientras en la mayoría de las naciones analizadas el subempleo bajó visiblemente,en México mostró aumentos moderados en los primeros seis meses de 2012 respecto a igual periodo del año anterior.

Sostiene que por representar la proporción de población ocupada que trabaja menos horas semanales que las deseadas y tienen disposición para laborar más, la subocupación también es un indicador negativo de la calidad del empleo.

Advierte que las mejoras laborales se atenuarán en el segundo semestre de 2012 por la desaceleración económica, pero acota que no necesariamente generará resultados negativos laborales para toda la región.

Al mismo tiempo, cabría esperar que durante el segundo semestre se atenúen los incrementos de los salarios reales, en vista de los mayores aumentos de los precios de los alimentos proyectados como consecuencia de los problemas globales de oferta causados por algunos eventos climáticos, puntualiza.

Semanas atrás el Banco de México (BdeM) advirtió que el ingreso salarial promedio creció a un ritmo inferior al de la inflación en la primera mitad del año, lo que no ocurría desde 2009. Así, el incremento salarial promedio que los trabajadores obtuvieron de las empresas privadas o instituciones públicas donde laboran, a partir de las negociaciones salariales contractuales de sus sindicatos, quedó rebasado por el aumento de precios, principalmente de los alimentos. La inflación aumentó 4.34 por ciento de junio de 2011 a igual mes de 2012, pero el ingreso nominal promedio, sin considerar el deterioro por inflación, aumentaron 2.8 por ciento, como informó La Jornada el 24 de agosto de 2012.

El salario mínimo en México para 2012 aumentó apenas 2.45 pesos por día, respecto del vigente en 2011. Cifras de la Secretaría del Trabajo y del IMSS indican a su vez que el salario diario de los trabajadores formales subió 8.12 pesos en promedio hasta junio de 2012, en comparación con igual mes de 2011.

De los nueve sectores económicos considerados en las estadísticas laborales oficiales, sólo el salario nominal de los trabajadores de las industrias extractivas se redujo en 3.96 pesos por día, es decir 0.95 por ciento al ubicarse en 411.87 pesos diarios. En contraste, los trabajadores de los sectores eléctrico y de suministro de agua potable recibieron 31.33 pesos más en su salario diario o 5.1 por ciento de incremento en el periodo para llegar a 635.70 pesos por día.

Esos son los sectores donde se registran los salarios más altos, porque el resto de los trabajadores percibe entre 152 pesos (sector agropecuario) y 330 pesos por día (de transportes), pese a que también recibieron un aumento de entre cuatro y nueve pesos diarios en sus percepciones en este año.

En su estudio, la Cepal puntualiza que el aumento del empleo, pero también de su calidad y de los salarios, contribuyen al crecimiento de la demanda interna de la región, que a su vez es el motor de crecimiento económico.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: