Protesta Tigres por agresiones a aficionados en León

Publicado el Octubre 17, 2012, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.

Luciano Campos y Verónica Espinosa / PROCESO / 16 de octubre de 2012

MONTERREY, N.L. (apro).- La directiva de Tigres se quejó de la represión que sufrieron sus aficionados que el sábado pasado fueron desalojados con violencia del estadio Nou Camp, de León, minutos antes de que concluyera el encuentro contra los esmeraldas.

Las imágenes de televisión mostraron a policías municipales de la ciudad guanajuatense golpeando a los seguidores de la Universidad de Nuevo León que hicieron el viaje para alentar a su equipo que cayó 2-0.

Algunos fanáticos del cuadro visitante fueron encarcelados y tuvieron que pagar multas en las celdas municipales para ser liberados.

Mediante un comunicado, la directiva reprochó a las fuerzas de seguridad del estadio leonés que, aparentemente para proteger a la porra visitante, la desalojó cuando faltaban todavía 25 minutos por disputarse del cotejo.

“Club Tigres reprueba cualquier actitud de violencia que se suscite en torno al futbol, dentro y fuera de los estadios. La violencia excesiva, como la utilizada por los cuerpos de seguridad en León contra nuestra afición al desalojarlos, puso en riesgo la integridad física de nuestros seguidores, resultando algunos de ellos lesionados”, se quejó el equipo a través de un comunicado.

La directiva se quejó de las acciones emprendidas por policías locales que arriesgaron la integridad de numerosos seguidores que presenciaban el encuentro.

“Durante el partido celebrado el pasado sábado 13 contra León, realizado en la ciudad guanajuatense, fuimos testigos de la situación de agresión y represión que se generó entre la autoridad y nuestros seguidores. Entre ellos estaban familias que incluían a mujeres, adolescentes y niños pequeños que hicieron el viaje para alentar a nuestro equipo, así como aficionados locales”, denunció la directiva.

La Federación Mexicana de Futbol (Femexfut) multó con 2 mil 300 días de salario mínimo al club León y le dio un aviso de veto debido a los incidentes ocurridos el sábado 13 de octubre.

Alejandro Rodríguez, presidente de Tigres, declaró ayer que esperaba una sanción mayor en contra del club debido a las agresiones de los seguidores y la angustia que provocó entre las familias el operativo de desalojo.

“Yo esperaba un pronunciamiento fuerte en contra de la violencia y esperaba una sanción más fuerte. Creo que en León deberían realmente preocuparse, lo que sucedió el sábado en el estadio no es normal, y mi opinión la daré a la Comisión Disciplinaria de que los hayan multado con aviso de veto”, dijo a la prensa local el dueño de Tigres.

Por su parte, en un tibio pronunciamiento, la alcaldesa de León, Bárbara Botello, dijo que se investigará la actuación de los uniformados municipales que golpearon al grupo de animación de Tigres, al que se le ha llamado “Invasores de Nuevo León”.

“Cada juego y partido es diferente, tenemos que estar preparados para entender que tenemos un equipo que está en Primera y que los leoneses están entusiasmados. Nuestra policía es parte de León, entonces, que entiendan que tenemos que saber competir y ser buenos anfitriones”, dijo.

Después del encuentro, el entrenador de Tigres, Ricardo Ferretti, se mostró molesto por las agresiones que se han registrado en el Nou Camp, así como en cualquier estadio del país.

Por ello, dijo, que cuando León visite a Tigres en el estadio Universitario la próxima temporada, demandará que las autoridades y los asistentes respeten a la porra visitante.

“Así me tenga que subir a la tribuna para evitar que la policía de Nuevo León trate mal a la afición leonesa, lo haré, con tal de que el trato que tengan cuando vayan sea digno de ellos”, dijo el Tuca.

“No se me hace justo, nosotros no tratamos así a la gente, ellos hicieron el viaje, venían a disfrutar el juego, no le hicieron nada a nadie y creo que cuando la gente de León vaya, nosotros les daremos un trato como se merecen y no que los expulsen como lo hicieron aquí”, concluyó el entrenador.

Alcaldesa ofrece “deslindar responsabilidades

Por la tarde, autoridades municipales de León, ofrecieron deslindar responsabilidades sobre la actuación de los policías preventivos en contra de los seguidores de los Tigres de la Universidad de Nuevo León.

La alcaldesa Bárbara Botello Santibáñez expresó su desacuerdo con la decisión de la directiva del club leonés de sacar a los integrantes de las porras de los equipos rivales minutos antes de que terminen los encuentros que se juegan en el Nou Camp, de León, pues, dijo “ellos vienen de fuera y pagan su boleto”.

Por ello, anunció que se reunirá con la directiva a fin de replantear los protocolos en los que interviene la Policía Municipal para la seguridad del estadio y de los fanáticos.

Por lo pronto, dijo que ya se investigan los hechos ocurridos el sábado 13 en el estadio, donde preventivos arremetieron contra seguidores de los Tigres para obligarlos a abandonar el recinto.

No obstante, la investigación es efectuada por la propia Secretaría de Seguridad Pública Municipal y su titular, el general Miguel Pizarro Arzate –quien fue secretario de Seguridad del estado en el sexenio que concluyó.

Aunque en este asunto la Procuraduría Estatal de los Derechos Humanos inició un expediente de queja al que da seguimiento. Según Botello Santibáñez, no se tolerarán más faltas de este tipo por parte de los preventivos, los cuales se han visto envueltos en varios incidentes de abuso de autoridad en los últimos meses, como fue el caso de la detención y golpes a integrantes de una marcha en contra de Enrique Peña Nieto.

Aseguró que los preventivos recibirán la capacitación necesaria para proceder en situaciones como las que se presentan en los partidos de fútbol.

La alcaldesa anunció que revisará con los dueños del equipo León todos los protocolos de salida de los aficionados y los visitantes.

En tanto que el titular de Seguridad Pública, el general Pizarro Arzate, aseguró que los elementos de la Policía que, según los videos difundidos por varios medios de comunicación, habrían incurrido en agresiones y violaciones a las garantías de los aficionados de los Tigres, serán sancionados.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: