Refuta el IFE informe de UE sobre las elecciones presidenciales

Publicado el Octubre 23, 2012, Bajo Política, Autor MonaLisa.


* Negó que hubiera omisión y pobres resultados ante irregularidades como compra y coacción del voto.

México, DF. El Instituto Federal Electoral (IFE) refutó el informe elaborado por los observadores de la Unión Europea (UE), con base en el cual el árbitro electoral mexicano fue calificado como omiso, conservador y con pobres resultados para atajar presuntas irregularidades, particularmente la “compra y coacción” del voto.

Fabiola Martínez / La Jornada / Publicado: 23/10/2012 17:30

Varias semanas después de haber recibido las conclusiones de los enviados de la UE, el IFE entregó el lunes pasado un documento de diez cuartillas a la embajadora Marie Anne Coninsx, jefa de la delegación de la UE en México.

En el texto, firmado por el consejero presidente del IFE, Leonardo Valdés, se afirma que en el proceso electoral 2011-2012 el organismo actuó con estricto apego a la legalidad, “ceñido a la letra de las disposiciones normativas”.

Afirma que, por ello, los contendientes tienen confianza en el proceso “porque tienen la certeza de que la autoridad seguirá un riguroso camino de cumplimiento previsto con toda anticipación en la ley”, bajo la permanente vigilancia de los partidos políticos.

“Las opiniones vertidas en el informe presentado por la Unión Europea nos resultan del todo respetables; sin embargo, consideramos necesaria una labor en la que se diferencien las opiniones de los hechos”, respondió el IFE.

Los observadores de la UE destacaron en su informe el caso de las “Tarjetas Soriana” y la difusión en los medios de comunicación de prácticas de compra del sufragio.

Los especialistas resaltaron que pese a las imágenes difundidas, el IFE decidió no dictar medidas cautelares para congelar las cuentas bancarias del PRI.

Enseguida, el reporte de observadores extranjeros concluyó: “por lo cual (la misión europea) comparte la opinión de algunos analistas y observadores que consideraron la aparente falta de actuación del IFE como abiertamente conservadora y como una oportunidad perdida para emitir una señal de desaprobación hacia ese tipo de prácticas”.

Tanto en el caso de las tarjetas Soriana como en otros puntos aludidos por los observadores, el IFE reiteró en su escrito los mismos argumentos vertidos en su momento durante las sesiones del consejo y en el informe circunstanciado entregado a los magistrados.

“Es fundamental aclarar que la aplicación de medidas cautelares exige un cierto estándar de prueba que en el caso concreto (Soriana) no se alcanzó”.

De igual forma, dedicó parte de su respuesta a resaltar imprecisiones de los observadores extranjeros, como algunas variaciones en el número de casillas instaladas el 1 de julio, por ejemplo.

El IFE refutó también la crítica que hicieron los observadores al monitoreo de radio y televisión, elaborado por la UNAM a noticieros. Ahí argumenta que el monitoreo no incluyó programas de opinión.

El organismo aduce que la vida pública del país no se detiene durante el proceso electoral, por lo que no se puede silenciar a los funcionarios o comentaristas.

Respuestas similares se ofrecen ante los comentarios de los observadores acerca de los debates entre candidatos presidenciales, propaganda gubernamental, encuestas y horarios de apertura de casillas.

El IFE agregó que será siempre respetuoso de las opiniones que resulten de la observación internacional “y seguirá promoviendo la presencia de visitantes extranjeros en las elecciones federales mexicanas”.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: