Aprueba Cofemer las siembras de maíz transgénico, aunque serán acotadas

Publicado el Noviembre 2, 2012, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.

* La biotecnología reducirá hasta 14% costos de producción, asienta en el dictamen final

* Recomienda a la Sagarpa elaborar propuesta regulatoria a partir del riesgo real de cada región
Matilde Pérez U. / La Jornada / Martes 30 de octubre de 2012

La Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) aprobó continuar con las siembras de maíz transgénico aunque acotadas, pues con la biotecnología se reducirán hasta en 14 por ciento los costos de producción y aumentarán en 13 por ciento los rendimientos, asentó en el dictamen final del anteproyecto Acuerdo por el que se determinan los centros de origen y centros de diversidad genética del maíz, que presentó la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

Destacó que si bien los organismos genéticamente modificados pueden contribuir al crecimiento del PIB y generar externalidades positivas, el crecimiento del mercado del maíz (transgénico) debe ser restringido, en virtud de las externalidades negativas que puede representar al equilibrio y salud del medio ambiente y ser humano.

Aceptó la información de Sagarpa respecto del uso de la biotecnología en 26 distritos de riego, que abarcan 2.1 millones de hectáreas en Sinaloa, Sonora, Tamaulipas, Chihuahua, Comarca Lagunera, Nuevo León, Baja California y Baja California Sur, donde la producción se incrementará en 245 mil toneladas con las semillas genéticamente modificadas, lo cual no alterará la conservación y uso sustentable de las razas y variedades locales en dichas entidades.

Las innovaciones tecnológicas deben estar adaptadas a condiciones locales y necesidades del mercado para ser adoptadas por los productores, argumentó la Sagarpa, por lo que el maíz genéticamente modificado (GM) que se vende en el mercado nacional con miras a comercializarse puede generar beneficios económicos competitivos comparado con las variedades híbridas.

En el documento de 31 páginas, Cofemer aceptó que las propuestas de regulación presentadas por la Sagarpa para el uso del maíz GM cumplen con los objetivos de mejora regulatoria, transparencia en la elaboración y aplicación de las regulaciones y que éstas generen mayores beneficios que costos de cumplimiento para los particulares, pero recomendó a la dependencia elaborar una propuesta regulatoria basada en el nivel de riesgo real que enfrenta cada región y situación geográfica (pues) si bien la conservación de los maíces nativos es un tema de alta importancia, se debe considerar que el uso de la biotecnología puede permitir el desarrollo de algunas zonas del campo mexicano.

Asimismo, sugirió a la Sagarpa que la regulación para la liberación del maíz GM debe armonizarse en lo posible con la regulación internacional, pero también tener características particulares, ya que en México el maíz es el principal cultivo en comparación con el sorgo, trigo, cebada, arroz y avena, además de poseer una diversidad genética única e insustituible en sus razas locales.

Agregó que en el estudio presentado por Sagarpa no encontró información o estudios científicos que validen que la liberación de organismos genéticamente modificados sea riesgosa para la salud humana, sanidad animal, vegetal o acuícola o la diversidad biológica. Por ello, no se suspenderán los permisos de siembra experimental y piloto ya otorgados.

En sus observaciones destacó que la restricción de maíz GM no garantiza la protección y utilización sostenible del grano nativo y sus parientes silvestres. La exclusión de innovaciones agrícolas no implica una protección de saberes tradicionales ni la repartición equitativa de beneficios.”

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: