Consejo general del IFE aprueba cambios a la credencial de elector

Publicado el Noviembre 22, 2012, Bajo Nacional, Noticias, Política, Autor @gabriel_Mzuma.

Fotografía - especial

► El Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE) aprobó hacer cambios a la credencial de elector a partir del próximo año y la realización de un estudio técnico jurídico para determinar la viabilidad de encriptar el domicilio del ciudadano. Asimismo, acordó realizar una encuesta entre los electores para conocer su opinión acerca de la última posible modificación.

• Ciudad de México.- La aprobación de los cambios y la instrucción a la dirección ejecutiva del Registro Federal de Electores para realizar el estudio no estuvieron exentas de críticas. El diputado perredista Marcos Rosendo Medina arremetió contra el proyecto, con el argumento de la inseguridad que puede afectar al ciudadano.

La solución a la inseguridad no está en que quitemos el domicilio de la credencial de elector, sino en que el Estado mexicano asuma de manera integral sus facultades y resuelva el problema, y eso va más allá de las facultades del IFE. Se refirió al exhorto del Senado para retirar el domicilio, acusó a los legisladores de salirse por la tangente y señaló que un cambio como éste requeriría cambios en el código electoral.

El panista Rogelio Carbajal sostuvo que el propósito de la credencial de elector es el ejercicio del voto, no ser un medio de identificación. Cuestionó la realización de una encuesta entre los ciudadanos, cuando el resultado no es vinculante y su meta es una reforma que no requiere ese ejercicio, pues puede realizarse en atención a las reformas constitucionales sobre la protección de datos personales.

El presidente del IFE, Leonardo Valdés Zurita, desglosó los alcances de los cambios: “Tendrá un diseño más moderno, impresión de alta resolución con los alcances de la tecnología actual, tintas no visibles a simple vista, con diseños complejos, mecanismos de seguridad de alta resolución, similares a los que se usan en los billetes; una zona de lectura mecánica, como la utilizada en los pasaportes, y un código de barras adicional, de los conocidos como QR, al que se accesará mediante la tecnología de cualquier teléfono celular; tal código pretende propiciar una mayor vinculación del elector con el instituto”.

La consejera Macarita Elizondo destacó que la nueva credencial tendrá más elementos de seguridad que imposibiliten su falsificación, al incorporar estándares nacionales e internacionales de nuevas tecnologías para tener un instrumento de vanguardia sin que su costo supere los 15 pesos. Dijo que sería ideal incluir un chip, pero eso aumentaría 10 pesos el costo, y si se proyecta emitir 12 millones el próximo año, representaría un gasto de 120 millones de pesos más para el IFE.

Prácticamente todos los consejeros defendieron los cambios en el domicilio y la consulta, ya que el uso de la credencial va mucho más allá del voto y se ha convertido en cédula de identidad ante la ausencia de ésta.

El consejero Francisco Guerrero subrayó que la credencial ha sido la piedra angular del sistema político y ha implicado al IFE una inversión acumulada de 2 mil 500 millones de dólares, por lo que es un instrumento que hay que apuntalar.

Con matices, los consejeros Benito Nacif, Lorenzo Córdova, Marco Antonio Baños y Alfredo Figueroa defendieron la idea de realizar el estudio y la encuesta, aunque el último planteó la necesidad de revisar la viabilidad de incluir el domicilio de forma no visible.

Con información de La Jornada

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: