Y… no llega la lluvia – Ruegan por agua y piden racionarla

Publicado el Noviembre 24, 2012, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.

Las ralísimas lluvias que se han manifestado en la comarca ribereña de Tamaulipas no han sido suficientes para que la escasez de pastizales termine, lo que ha generado un alto nivel de desesperación e impotencia entre los productores de carne de la región.

Por Felipe Valle/Matamoros, Tam. /El Mañana -24 noviembre 2012

* Faltaría el vital líquido para ganadería y agricultura

* ASEGURADA. La poca agua que hay en las presas se destinará para el uso doméstico.

“Esperemos en Dios que la naturaleza nos favorezca en los próximos meses y tengamos buenos niveles en las presas aguas arriba para que no suframos las consecuencias de no contar con este recurso y tener que racionarla, por eso la importancia del uso racional y sobre todo, de la cultura del pago por los servicios que ofrece la JAD”, afirma Gerardo Guerra Astudillo.

Hasta ahora, las presas que desfogan el líquido por el río Bravo se encuentran en un 20 por ciento de su nivel, pero aún con esto, el abasto para el uso doméstico está asegurado, no así para la agricultura, que es donde pueden presentarse serios problemas en los próximos meses de no cambiar la situación, advirtió.

El gerente general de la Junta de Aguas y Drenaje de Matamoros, entrevistado ayer por la mañana luego de finalizada la ceremonia de premiación del concurso “Gerente por un Día”, resaltó que para evitar que en un futuro mediano se presenten dificultades al faltar este recurso, “es importante que todos tengamos la cultura de racionarlo, porque de lo contrario, vamos a saber en verdad qué tan importante es el agua”.

Pero de similar importancia resulta el que los usuarios de la JAD paguen con oportunidad por los servicios que reciben, “porque de esto dependen muchas cosas, primero, el que se tengan la cultura del uso racional del recurso y segundo, el que todos cumplan con sus obligaciones, porque de esta forma se puede garantizar mejor el abasto y el cumplir con los programas o metas trazadas por el organismo operador en la ciudad”.

En cuanto a las presas, Guerra Astudillo, mencionó que lamentablemente se encuentran en apenas un 20 por ciento de su capacidad y que el agua que se tiene actualmente se destinará primero para el uso doméstico y faltará, sin duda, para la agricultura y ganadería.

“La temporada de lluvia ya terminó y lo que se tiene de reserva en los vasos de almacenamiento aguas arriba será para el uso doméstico”, recalcó.

Ante este escenario, Guerra Astudillo dijo que todos pueden contribuir a cuidar este recurso, “porque no sólo porque la pagamos podemos tirarla, hay que contribuir a gastar lo menos posible el agua y obviamente, se le pide a todo el mundo que la pague, porque pese a los programas institucionales y de apoyo que ha implementado la JAD, no se ha tenido la respuesta esperada”.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: