“El sistema es injusto e indolente”, dice el obispo Vera

Publicado el Diciembre 23, 2012, Bajo Derechos Humanos, Noticias, Política, Autor Pepe Garduño.


Información: Proceso

Actualmente en México existen muchas víctimas de la violencia que se ensaña contra el pueblo, derivada de un sistema injusto, pero no podemos dejar que “el mal tenga la última palabra”, aseguró hoy Raúl Vera.

El obispo de Saltillo emitió un mensaje navideño a las familias mexicanas donde destaca que “no podemos dejar que el sufrimiento y el miedo empañen nuestra mirada”.

“Existen muchas víctimas de la violencia despiadada que se ensaña sobre nuestro pueblo, que se están moviendo a sacudir los cimientos de este sistema injusto e indolente que parece imponerse de manera irremediable”, dijo Vera en su mensaje.

“Ahí están las pequeñitas y pequeñitos, organizadas y organizados para enfrentar el mal, con la voz de la justicia, y con el corazón lleno de dolor, pero que palpita por el amor a sus familiares y amistades desaparecidas”, agregó.

Destacó la violencia y riesgos que sufren los migrantes que buscan un futuro mejor para su familia, “para ellas y ellos mismos, y para sus respectivos países”.

“Van caminando también por el país y más allá de sus fronteras, madres y padres, hijas e hijos, víctimas, sobrevivientes, activistas y familiares, de quienes sufrieron desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales”.

Esas víctimas ahora buscan la restauración de la justicia y el respeto al derecho; exigen justicia y que se persiga el delito, así como también se paren las irracionales masacres que provienen lo mismo de las mafias, que del Estado mexicano, precisó el obispo.

Celebró las manifestaciones de jóvenes universitarios contra “la deshonestidad y el cinismo, la falta de transparencia en los funcionarios públicos y en los partidos políticos”.

Mencionó que aún hay sindicatos que luchan por una verdadera libertad para el sindicalismo y maestros que “se han resistido al control corrupto del sindicalismo corporativo”.

“Éste es el reflejo del dinamismo restaurador del mundo, que el misterio de la Encarnación vino a impulsar”, aseguró el prelado.

Describió que en el fondo del corazón de todas las personas que están buscando una sociedad con justicia y amor, está el impulso de Jesús que quiso poner su morada entre nosotros, y eligió de manera especial a las personas despreciadas e ignoradas de la sociedad.

“Con la dulzura de saber quién es Jesús que nos nace hoy, les abrazo con profundo cariño y les deseo una feliz Navidad; y para el año que comienza, abundantes gracias y esperanza para el caminar de ustedes, sus familias y comunidades. Les bendigo de todo corazón”, concluyó Raúl Vera.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: