Pide Amnistía se pague deuda de justicia a víctimas de Acteal

Publicado el Diciembre 23, 2012, Bajo Nacional, Noticias, Política, Autor Pepe Garduño.


Información AFP/Reforma

Distrito Federal— Amnistía Internacional hizo ayer un “enérgico llamado” al gobierno mexicano para que cumpla con la deuda de justicia que mantiene con familiares de 45 indígenas tzotziles masacrados el 22 de diciembre de 1997 en la comunidad de Acteal, en Chiapas.

En el 15 aniversario de la masacre, “Amnistía Internacional (AI) recuerda a las autoridades mexicanas su deuda de justicia con las víctimas y sus familiares, quienes deben continuar viviendo con el dolor y las consecuencias de estas atrocidades”, dijo en comunicado la organización con sede en Londres.

AI hizo “un enérgico llamado” a las autoridades para que “cumplan con su obligación de asegurar el acceso a la verdad, justicia y reparación a las víctimas de la masacre de Acteal”. De otro modo, añadió, “las autoridades condenan a las comunidades al miedo y al peligro de más violencia”.

El 22 de diciembre de 1997, un total de 45 indígenas tzotziles, principalmente mujeres y niños, integrantes de la organización de la sociedad civil “Las Abejas”, fueron asesinados en la localidad de Acteal.

“Las Abejas” es una organización civil que nació en 1992 con el objetivo de resolver de manera pacífica los conflictos locales y proteger los derechos de las comunidades indígenas.

La matanza fue perpetrada por hombres armados, presuntamente parte de un grupo paramilitar, cuando un grupo de tzotziles se encontraba rezando en la comunidad en Acteal, en los Altos de Chiapas.

AI señaló que el gobierno de México “continúa fallado en su obligación fundamental de investigar de forma independiente estos hechos y llevar ante la justicia a todas las personas responsables de los mismos”.

El ex presidente Ernesto Zedillo (1994-2000) fue objeto en 2011 de una demanda interpuesta anónimamente en su contra en una corte de Estados Unidos, donde actualmente vive, por delitos relacionados con esta masacre, pero se libró de enfrentar un juicio al obtener inmunidad diplomática solicitada por el gobierno de México.

La Suprema Corte de Justicia resolvió en 2009 otorgar un amparo para liberar a 20 de las 26 personas encarceladas por esta matanza que se encontraban encarceladas.

Ayer, sobrevivientes, familiares de las victimas, habitantes de varias comunidades y organizaciones de la sociedad civil de México y otros países conmemoraron en la comunidad de Acteal en el municipio de Chenalhó, Chiapas, el 15 aniversario del asesinato. Cientos de personas realizaron desde muy temprano ceremonias en el santuario, en la comunidad de Majomut a las afueras de Acteal, donde están sepultados los cuerpos de los que ahora son considerados mártires de la paz.

Luego de colocar ofrendas realizaron una peregrinación de varios kilómetros hasta llegar al auditorio central de Acteal en donde se reunieron para elevar una masiva oración y ofrecer sus testimonios de lucha a lo largo de estos 15 años.

En su andar pasaron frente a la “Columna de la infamia”, monumento erigido para no olvidar lo que los indígenas y organizaciones consideran un crimen de Estado.

Gritaron consignas como ¡Acteal no se olvida!, ¡Acteal vive, la lucha sigue!, ¡No a la impunidad!, ¡Gobierno Asesino que mata campesinos!, fueron algunas de las expresiones.

En el centro de Acteal realizaron una oración para pedir justicia y paz, como lo hacían los indígenas cuando fueron atacados a balazos la mañana del 22 de diciembre de 1997 por paramilitares armados.

La misa fue oficiada por el obispo de la diócesis de San Cristóbal de las Casas, Felipe Arizmendi Esquivel.

A lo largo de estos 15 años los han sembrado igual numero de árboles, algunos frutales que representan logros, florales que dan armonía y paz, leñosos que dan fuerza y sabiduría, y espinosos que representan los momentos difíciles.

Durante las participaciones de testimonios, los indígenas criticaron que el Gobierno mexicano haya otorgado la libertad a los autores materiales de la masacre mientras que los autores intelectuales sigan sin castigo.

“Seguimos denunciando la mentira y proclamando la verdad hasta que se haga justicia” expresaron porque Acteal “es una tierra regada de sangre”.

“Los paramilitares nos masacraron con el fin de sembrar miedo y terror en nuestro movimiento social y hacia todas las organizaciones antisistémicas.

“En la masacre murieron 45 hermanos y hermanas. La muerte de ellos cumplieron con el principio mas difícil de nuestra organización, que es el de defender la vida y no quitarla; y cuando es necesario entregarla” expusieron.

Acusaron que los Gobiernos federal y estatal mantienen un doble discurso con el combate a la pobreza, pues por un lado dicen beneficiar a los que menos tienen, pero por otro lado los despojan de sus recursos naturales para entregarlos a intereses capitalistas.

Pero aclararon que “no somos ignorantes por no hablar bien el español”.

Exigen sanciones

La organización civil “Las Abejas”, agrupación pacifista y mediadora para la paz en el conflicto armado en Chiapas y a la que pertenecían las víctimas coinciden con las demandas zapatistas, pero no con sus métodos, emitió un pronunciamiento.

Insistieron en que se castigue a los autores intelectuales de la masacre, desde el ex Presidente Ernesto Zedillo, el ex secretario de Gobernación, Emilio Chuayffet Chemor (hoy Secretario de Educación) y toda la cadena de mando.

Sobre Zedillo dijeron que aunque haya conseguido la inmunidad del Gobierno estadounidense no quiere decir que ya está libre, “su inmunidad no es universal”.

“Vaya a donde vaya, su crimen, la sangre de Acteal le reclamará cuentas y su conciencia no lo dejará vivir en paz por ser el principal autor intelectual” consideraron.

Lamentaron que han transcurrido tres sexenio y absolutamente nadie haya logrado hacerle justicia al pueblo indígena de Chiapas. En 15 años, por el contrario, siguen negado que fue un crimen de estado.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: