Por amenazas, la periodista Anabel Hernández cancela visita a Chihuahua

Publicado el Marzo 24, 2013, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.

La periodista Anabel Hernández denunció la falta de protección de las autoridades ante las amenazas de muerte que ha recibido, lo que la obligó a cancelar su visita a Chihuahua, donde presentaría su libro México en llamas.

Los agentes de la PGR son los mismos que la han amenazado, por lo que no garantizan su seguridad, aseguró Hernández, y dijo que instancias internacionales como el gobierno de Francia interceden para que el gobierno del DF continúe brindándole custodia.

Patricia Mayorga / CHIHUAHUA, Chih. (proceso.com.mx).- 23 de marzo de 2013

En un enlace vía telefónica, explicó a los presentadores de su obra y al público asistente al museo de la Lealtad Republicana, que las autoridades del Distrito Federal turnaron su caso a la Procuraduría General de la República (PGR).

La periodista recriminó que el Estado no garantice la seguridad de los periodistas ni de todos los ciudadanos, ya que no le importan.

Además, recordó que otras periodistas como Ana Lilia Pérez y Lydia Cacho también han tenido que salir del país. En el caso de Ana Lilia, se exilió en Alemania y Cacho tiene que salir constantemente de México.

Hernández habló también del gobierno del expresidente Felipe Calderón Hinojosa:

“Hace tres meses dejó el poder y estamos enfrentando el legado de violencia, del crimen organizado, hay una lucha campal, Chihuahua lo vive. Y la exhiben: hay narcomenudeo, secuestros, extorsiones, hay violencia en toda la frontera”.

Señaló que Enrique Peña Nieto no ha dado un diagnóstico sobre cómo está el país, cómo lo dejó Felipe Calderón Hinojosa; tampoco dice cuántos cárteles hay, qué tipo de arreglos tienen, cuál es su mapa de acción.

Eso “es grave porque necesitamos saber, no se llama a cuentas a Felipe Calderón, por eso es capaz de sonreírnos desde Harvard. No explica (Peña Nieto), no dice cómo va a cambiar esto. No conocemos tampoco la situación del cártel de Sinaloa que ha provocado la furia de los cárteles de la droga y ha desatado la violencia, ¿quién nos va a informar?”, preguntó.

Dijo que el compromiso del periodismo es fuerte ante los vacíos que el gobierno solapa y la impunidad que predomina.

“Enrique Peña Nieto, como gobernador del Estado de México, negó la presencia de grupos criminales, trató de callar la violencia y ahora tenemos un Estado de México incendiado”, afirmó la periodista.

Por esa situación consideró que se requiere información veraz y oportuna, y llamó a la ciudadanía a hacer conciencia de la gravedad de las agresiones y asesinatos contra periodistas porque no sólo se trata de la muerte de una persona, sino de una violación al derecho de la sociedad a estar informada.

“Necesitamos seguir completos”, dijo.

El vicario general de la Diócesis de Cuauhtémoc-Madera y presentador del libro, Camilo Daniel Pérez, dijo que la situación del país no es por un Estado fallido, ni siquiera se trata de un Estado indolente y corrupto, sino de un Estado delincuencial.

“El libro es un fehaciente testimonio, claro, contundente de los hijos de la corrupción y la complicidad de los altos funcionarios públicos de todo nivel, que hacen que forjáramos un México incendiado. Anabel dice que siempre ha habido corrupción, las autoridades habían acordado con los cárteles que pagaban para que respetaran los límites… los señores del narco son los políticos y empresarios”, detalló.

Pérez destacó el legado que Calderón dejó al país, desde el punto de vista de Anabel: un infinito del poder del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera El Chapo, que es intocable; los asesinatos impunes y las víctimas de la llamada guerra contra el narcotráfico; la destrucción del Partido Acción Nacional (PAN); el país controlado por la delincuencia y el regreso del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a Los Pinos.

El sacerdote resumió los seis capítulos del libro que indican que Calderón Hinojosa será recordado como el presidente del exterminio. “Desde el punto de vista religioso, para mí es una persona profundamente fundamentalista, con una ética férrea para unas coas y laxo para otras”.

Lo más preocupante, enfatizó, es el contenido del capítulo 6, que “habla de los mercenarios, de los grupúsculos delincuenciales que no pertenecen a ningún cártel, pero se contratan al mejor postor: grupos delictivos, empresarios, particulares, políticos, es la peor herencia”.

Antonio Villegas Flores, coordinador del “Círculo de reflexión” y organizador del evento, indicó que han presentado el libro de Anabel Hernández en Puebla, Querétaro y Distrito Federal, y tuvieron que cancelar en Xalapa porque no se puede transitar por carretera debido a la inseguridad.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: