Análisis Político del Prof. Treviño Rábago : REFORMA A GARROTAZOS‏

Publicado el Abril 11, 2013, Bajo Columna de opinión, Autor MonaLisa.


Por el Prof. y Lic. Miguel Treviño Rábago, Cd. Reynosa, Tamaulipas, abril 11 de 2013.

EL AUTOR de ésta columna sentía que algo faltaba en éste país desde que regresó al poder el Partido Revolucionario Institucional: ¡¡ LOS GARROTAZOS!! Eso era, con razón yo sentía un vacío en el estómago y mi inquietud me producía hasta insomnio. Yo sabía que el PRI no podía comportarse civilizadamente y que tarde o temprano le brotaría la vena autoritaria y represora que siempre lo ha caracterizado.

CONTRA MI costumbre de ver noticieros televisivos que todo lo deforman y tergiversan, y por mensaje de alerta de esos a los que que cobra Telcel a peso, encendí el televisor para ver un gran espectáculo: Los garrotazos que se aplican a los maestros y maestras para que acaten una “Reforma Educativa” constitucional elaborada para aplicarles “evaluaciones” a raja tabla que van a servir para mantenerlos en sus escuelas o bien mandarlos a trabajar de vendedores ambulantes a las calles y plazas de todo el país. ¡¡ Con razón yo extrañaba al PRI!! Y conste que presumen un “nuevo” PRI lleno de “modernizadores”.

ME PREGUNTO si por eso era la urgencia de mandar a la cárcel a “la maestra” Elba Esther Gordillo. Nuestros lectores y lectoras deben saber que la tan mentada “reforma” educativa lesiona gravemente los derechos laborales de por lo menos un millón de profesores. Derechos que se ganaron a través de muchos años de lucha sindical. Pero el regreso del PRI se convierte en una pesadilla cuando se pretende despojarlos de sus plazas, rebajar sus salarios, contratarlos por año, negarles su jubilación, manipular el escalafón, exigir el pago obligatorio a padres y madres de familia para que las escuelas sigan abiertas y no se derrumben, evaluar no para capacitar a los maestros, sino para sacarlos a la fuerza de sus plazas, abandonarlos sin seguridad social, etc.; etc. En una palabra: destruir al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

SI CALDERÓN destruyó el Sindicato Mexicano de Electricistas y lanzó a la calle a 44 mil trabajadores y sus familias, por qué no habría de hacer lo mismo Peña Nieto con un millón de profesores. Falta más. Si los panistas pudieron, por qué los priístas se iban a quedar atrás. No señores y señoras: El PRI autoritario, impositivo, contrarrevolucionario, represor y cabrito ya está de vuelta profundamente herido y dolido de haber estado 12 años fuera del presupuesto y del Palacio Nacional. Y en virtud de que los panistas Fox y Calderón no tuvieron la inteligencia para desmantelar esa terrorífica maquinaria tricolor, pues todos los mexicanos -de alguna manera- vamos a sufrir el regreso de la fauna jurásica. Memorándum: Ahora sí van a saber quién manda en éste país y van a aprender a respetar….

LOS MAESTROS sin embargo, están divididos. Los que se oponen hoy a esa “Reforma” Educativa que se pretende imponer a garrotazos pertenecen a la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) y los que inexplicable, sumisa y vergonzosamente la aceptan (casi todos) son los del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE). Sí, son los miles de maestros que aplaudían rabiosamente a “la maestra” Elba Esther cuando anunciaba jugosos aumentos salariales, prestaciones, bonos, más días de aguinaldo, tiendas de consumo, hoteles de descanso, viajes internacionales, más plazas de base para maestros, ascensos y premios. Ahora todo ese coro de miles ni siquiera han sido capaces de protestar por el encarcelamiento y la humillación que el PRI le está aplicando a su “adorada” lideresa en las mazmorras más pestilentes.

¡¡INGRATOS MAESTROS!! Al nopal sólo fueron a verlo cuando tenía tunas. Sin embargo el magisterio a pesar de que hoy reniega de “la maestra” que los defendía a capa y espada en todas las tribunas y ante todos los gobernantes, fueran del partido que fueran, han perdido de vista algo que es evidente: Los que hicieron posible esa “maldita reforma” educativa y más que todo laboral, fueron todos los diputados y senadores que votaron a favor de ella en las dos Cámaras, para complacer al nuevo gobierno priísta de Peña Nieto. Y es precisamente sobre los legisladores entreguistas y traidores sobre quienes debieran apuntar sus baterías políticas, puesto que ellos -sin tomar en cuenta al profesorado nacional- aprobaron una modificación constitucional con absoluto desconocimiento de la realidad educativa que se vive en México. En el Congreso de la Unión están todos los judas que vendieron al magisterio.

LOS MAESTROS no son enemigos de México. Mienten quienes los cataloguen así. Antes de juzgarlos debieran conocer el desastre que es la educación en el país, pero no por culpa de los profesores y profesoras. Habría que ver las condiciones en que trabajan y las grandes diferencias que existen entre los maestros del norte, del centro y del sur del país. Hay quienes se desempeñan en escuelas con aire acondicionado y otras comodidades, mientras los hay que trabajan en barracas, tejabanes, con niños tirados en el piso escribiendo, en pedazos de pizarrón o debajo de un árbol. Sin olvidarnos de los sueldos miserables que perciben en muchas zonas marginadas del país. Meterlos entonces a todos en un solo costal es una infamia del PRI-Gobierno y de todos los “analfabetas” que votaron una “reforma” hecha sin analizarla. Y esto nos lleva a señalar que mienten quienes afirmen que hubo diálogo, acercamiento y negociación con el magisterio. Los maestros fueron ignorados.

ES VERGONZOSO observar como el PRI regresa a sus viejas prácticas autoritarias frente a un pueblo que ya aprendió a defenderse. No es posible que el aparato policíaco del gobierno entrante arremeta con garrotes, gases, patadas y detenciones contra miles de maestros que sólo exigen SER ESCUCHADOS. Y mientras el gobierno reconoce que ya van casi 4 mil muertos en la prolongación de la “guerra calderónica”, nos preguntamos por qué no embiste con la misma enjundia contra los grupos delictivos que siguen operando a sus anchas en todo el país. O sea ¿garrote al magisterio y guante blanco con los hampones? Claro que eso no está bien y no se vale señor Peña Nieto y funcionarios que lo acompañan. Así no se debe tratar al magisterio nacional que es un ejército de educadores sin más armas que libros y barras de gis. Si les falta preparación, pues hay que proporcionársela, no cesarlos.

EL PRI no puede regresar a sus viejas prácticas autoritarias y represivas. Las ejercieron 70 años contra los mexicanos, hasta que un día llegó un loco con iniciativa y carisma y los mandó 12 años al rincón de los castigados. Ya debieron haber aprendido la lección. El cuento ese del Presidente que pregunta qué hora es y el lacayo y servil le contesta “la que usted diga señor Presidente” es ya nomas es eso, una anécdota vergonzosa del quehacer político. Millones de mexicanos ya estamos dispuestos a expresar la hora exacta le guste o no le guste al mandatario en turno. El “no pasa nada”, las cuentas alegres y el país de la maravillas ya es una terminología obsoleta y risible. En México están pasando muchas cosas muy graves y no vemos en que terrenos se han “modernizado” los priístas. Su comportamiento y lenguaje sigue siendo el mismo rollo demagógico de siempre.

IMPONER UNA “reforma” educativa a garrotazos es como aventarle un “gasolinazo” a un problema político que se está saliendo de control y que puede terminar en una movilización nacional no sólo del magisterio sino de muchas otras organizaciones que se sienten agraviadas en todas sus demandas de justicia y que fueron intencionalmente ignoradas por dos presidencias panistas y que ahora observan atentamente un accionar muy similar de un presidente priísta, con un agravante: el uso de la fuerza pública para imponer sus caprichos. Se equivocan quienes piensen que el pueblo puede aguantar más violencia de la que ya sufrimos. No se puede esgrimir la Constitución en una mano y el garrote en la otra.

APUNTE FINAL: Ojalá que al CEN del Partido Acción Nacional (PAN) no se le haga bolas el engrudo con el reconocimiento de los triunfos de sus pre-candidatos a las alcaldías y diputaciones en Tamaulipas, algunos de los cuales tienen casi garantizados sus triunfos sobre varios candidatos del PRI. Si la militancia panista expresó su voluntad mayoritaria, lo menos que pueden hacer es respetar los votos y las cifras de los ganadores. Hace lo contrario, es “encochinar” el proceso y lo peor, hacerle el juego a los que apuestan al “divide y vencerás”. Sobre aviso, no hay engaño.

trabago49@hotmail.com elobservadorpolitico@hotmail.com

Cd. Reynosa, Tamaulipas; Abril 11 de 2013.

Nota: Se autoriza la reproducción total y el reenvío a sus contactos de éste Análisis Político, siempre y cuando se publique el nombre completo del autor y sus correos electrónicos. Las opiniones que aquí se vierten son responsabilidad exclusiva del autor. Correo de voz: 01 (899) 9232106. Cd. Reynosa, Tamaulipas. México.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: