Polémica en el cierre de las mesas de votación en Paraguay

Publicado el Abril 21, 2013, Bajo Internacional, Autor MonaLisa.


Efraín Alegre depositó su voto (Del mismo partido que el depuesto en junio Fernando Lugo)

* Fernando Lugo: “Si el Partido Colorado regresara al poder, sería un retroceso” La Nota aquí

ASUNCION.- Los paraguayos participaron hoy de una elección general clave, después de meses turbulentos en la política local, tras la destitución de Fernando Lugo en junio pasado. Si bien la jornada no tuvo sobresaltos, sí terminó con una fuerte polémica en torno a los sondeos de boca de urna previos al cierre de las mesas de votación, a las 16 hora local (17 de la Argentina).


Cartes minimiza compra de cédulas (Votos) Millonario empresario postulado por el Partido Colorado

* Iniciaron una investigación al vicepresidente del Tribunal Supremo de Justicia Electoral por deslizar que el colorado Horacio Cartes era el ganador de las elecciones.

Agencias EFE, AFP, Reuters y DPA / http://www.lanacion.com.ar/

Las mesas de votación en las elecciones presidenciales cerraron a las 16 (17 en la Argentina), con una participación estimada de entre 65% y 70%, según voceros del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE). El organismo dará a conocer los primeros resultados oficiales a las 20 hora local.

Mientras tanto, el Ministerio Público de Paraguay confirmó hoy que se abrió una investigación al vicepresidente del TSJE, Juan Manuel Morales, para determinar si cometió un delito electoral al dar a entender que el colorado Horacio Cartes -quien llegó como favorito- era el ganador de las elecciones.

El millonario empresario Horacio Cartes, de 56 años, un novato en la política que se presenta como la renovación del Partido Colorado, que gobernó de 1947 a 2008 – en los que hubo 35 años de la dictadura del general Alfredo Stroessner- tiene como principal contendiente al oficialista Efraín Alegre (Partido Liberal Radical Auténtico), que busca consolidar a los liberales en el poder.

De acuerdo a los medios locales, el fiscal general del Estado, Javier Díaz Verón, informó que la investigación a Morales le fue encomendada al fiscal Cristian Bernal, quien determinará si corresponde alguna sanción por decir que “Alegre tendría que aceptar las tendencias”, después de que la prensa difundiera sondeos de boca de urna que daban una ventaja de hasta 20 puntos entre el primer y el segundo candidato (sin dar los nombres de cada uno).

El candidato liberal denunció en conferencia de prensa que Morales cometió un delito electoral y anunció una acción jurídica contra el ministro. “Lamentamos mucho este hecho; a no dejarse influir por este tipo de informaciones tendenciosas”, recalcó Alegre, durante una conferencia de prensa desde su centro de operaciones en un hotel de Asunción, antes de que cerraran las mesas.

El sistema de bocas de urna que realizan diversas empresas generó tensión y protestas luego de las declaraciones de Morales y en medio de cifras y porcentajes que difunden los medios locales, aunque sin nombrar a ningún partido ni candidato. Los encuestadores han dado ventaja de hasta 20 puntos para el primero sobre el segundo, en los tres sondeos realizados hasta el mediodía.

Las declaraciones de Morales obligaron al presidente del Tribunal Supremo, Alberto Ramírez Zambonini, a realizar una conferencia de prensa y desautorizar a Morales, asegurando que él es la única persona con la facultad de brindar información.

CARTES, EL FAVORITO

Un eventual triunfo de Cartes, que llegó como favorito según las encuestas de la semana que pasó, devolverá a los colorados el poder que perdieron en 2008 después de 60 años, cuando una coalición de centroizquierda liderada por el ex obispo católico Lugo los desplazó en una alternancia histórica para el país.

Lugo debía entregar la presidencia el 15 de agosto de este año, pero fue destituido mediante un juicio político sumario que dejó en el Gobierno a su vicepresidente, el dirigente del Partido Liberal Federico Franco, y al país aislado en términos diplomáticos hasta las elecciones.

Unos 3,5 millones de paraguayos están habilitados para votar en unos comicios en los que también se elegirán 80 diputados, 45 senadores, 17 gobernadores y sus respectivas juntas y a 18 legisladores titulares del Parlasur, el parlamento del Mercosur, organismo del que Paraguay fue separado desde el controvertido juicio político a Lugo.

Los candidatos llegan a las elecciones tras una campaña de fuego cruzado, en la que Alegre acusó a su rival político de tener vínculos con el narcotráfico y el lavado de dinero, mientras Cartes lo denunció por la supuesta malversación de fondos cuando fue ministro de Obras Públicas, y por haber pagado alianzas electorales con fondos públicos. Ambos negaron las denuncias.

EL VOTO DE LOS CANDIDATOS

Para el colorado Cartes, hoy fue un día especial no sólo porque se perfila como posible presidente paraguayo, sino porque, por primera vez, el dedo índice de su mano derecha estuvo impregnado de tinta indeleble como su debut en las urnas. Nunca antes había votado por su escepticismo hacia la política partidaria.

Poco antes de votar, Cartes restó importancia a las acusaciones en su contra, que lo vinculan con el narcotráfico, el contrabando de cigarrillos y el lavado de dinero. “Creo que en campaña se dicen muchas cosas. Lo que es cierto durará en el tiempo y lo que no quedará como anécdota de campaña”, dijo. “En la tranquilidad de administrar la verdad y saber que las acusaciones de campaña nada tienen de cierto. Estoy muy tranquilo”, agregó.


Las urnas abrieron en Paraguay a las 7 am (hora local). Foto: Reuters

Por su parte, el candidato presidencial liberal, Efraín Alegre, se manifestó contento con la participación de los votantes en los comicios y que llevó a que, desde la mañana, las mesas electorales estén “abarrotadas de gente”.

“Realmente estamos alegres porque vemos una masiva participación ciudadana”, declaró el oficialista después de depositar su sufragio en un colegio electoral de la ciudad de Lambaré, vecina de Asunción.

El candidato votó acompañado de su esposa, Mirian Irún, y del presidente del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), Alberto Ramírez, que un poco antes también había asistido al voto del principal rival a Cartes en una mesa de Asunción.

Varios partidos han anunciado un escrutinio paralelo, y en particular el Colorado por temor a la mayoría de apoderados en las mesas que tienen los liberales junto a sus socios de última hora del partido Unace, del fallecido Lino Oviedo, que ha pedido el “voto útil” para Alegre.

Tanto Cartes como Alegre rechazaron hoy las prácticas ilegales que han sido habituales en la historia paraguaya, como la compra de cédulas y alteración de resultados por diversos mecanismos.

Cartes dijo que “la compra de cédulas es una práctica no aceptada por nadie y estimó que si se produce algún acto de ese tipo será ínfimo, sin incidencia. “Los votos nulos y blancos rondarán entre el 4 y el 5 por ciento, mientras que la compra de cédulas será del 0,0 y algo por ciento”, afirmó. “No es nada que incida pero ojalá termine de eliminarse” esa práctica, agregó.

Por su parte, Alegre insistió en que no ve “ninguna posibilidad” de que se puedan cambiar los resultados. “Estamos tranquilos y confiados”, dijo.

LOS ÚLTIMOS PRESIDENTES

También pasaron por las urnas antes del mediodía, los dos últimos presidentes de Paraguay: el destituido Fernando Lugo y su ex vicepresidente y sucesor, que dirigió el país en los últimos diez meses, Federico Franco.

Lugo, quien se presenta como candidato a senador con el izquierdista Frente Guasú, se mostró confiado en que el buen tiempo ayudará a que haya una alta participación ciudadana en las elecciones generales, según comentó cuando fue a votar en su colegio electoral en la ciudad de Lambaré, vecina de Asunción.

Lugo expresó su deseo de que la jornada electoral transcurra “sin incidentes y con transparencia” y expresó su confianza en el sistema electoral del país.

“No hay un sistema electoral perfecto, pero creemos en el control en todas partes, en que sea una jornada tranquila, con gran participación. En unas elecciones hay la parte tecnológica y la humana y esperamos que las dos funcionen bien y sea una fiesta de la democracia”, agregó.

En tanto, Franco se mostró hoy “orgulloso” de estar participando de la elección nacional y expresó su deseo de que “el gran ganador sea el pueblo paraguayo”.

Agencias EFE, AFP, Reuters y DPA.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: