Concluye con balance positivo la feria del libro en Azcapotzalco

Publicado el Mayo 13, 2013, Bajo cultura, Autor MonaLisa.

*Se derrumba el mito de que en el norte no se lee: Taibo II

* ¡Vamos a los barrios!, la apuesta de Brigada para Leer en Libertad

La cuarta Feria del Libro Internacional de Azcapotzalco, organizada por la Brigada Para Leer en Libertad, llegó a su fin con un balance positivo, afirmó Paco Ignacio Taibo II, quien, junto con Paloma Saiz Tejero, encabeza dicha brigada.

Carlos Paul / La Jornada / Lunes 13 de mayo de 2013

Logramos abrir un puente, entre algunos escritores internacionales y nacionales, y los lectores del norte de la ciudad de México, explicó el escritor.

Además, el foro donde se realizaron los conciertos, las presentaciones de libros, las conferencias, las mesas redondas y las tertulias, tuvieron siempre una estupenda asistencia. Asimismo, los libros y los precios de los mismos fueron muy accesibles.

De entre las actividades, destacó la tertulia ¿Historia para qué?, en la que participaron Pedro Salmerón y Patricia Galeana, entre otros historiadores, quienes debatieron sobre si hay en el país voluntad, de abajo hacia arriba, por recuperar nuestra historia.

Fue una de las mesas que más se calentaron, relata Taibo II. Cuando Patricia Galeana platicó la anécdota de que el gobierno de Vicente Fox había querido quitarle el nombre de Benito Juárez al Aeropuerto de la Ciudad de México hubo un alarido de indignación en la plaza. La especialista contó cómo fue que los historiadores universitarios pararon aquello.

El desastre de la educación fue otro de los temas sobre el que reflexionaron Manuel Pérez Rocha, César Navarro y Luis Hernández Navarro, autor este último de los libros Cero en conducta y No habrá recreo.

El coordinador de Opinión de La Jornada, detalló Taibo II, “hizo un recorrido sobre el intento de la Secretaría de Educación Pública (SEP) –apoyándose en el charrismo sindical–, por normar, someter a juicio y a prueba, a los maestros, de arriba hacia abajo”.

Hernández Navarro “planteó que eso no debe ser así, sino que la evaluación debe ser de abajo hacia arriba; es decir, de los padres de familia, de las comunidades. Explicó que las pruebas Enlace son de dar lástima y que no se puede plantear que el inglés es básico en una zona tarasca… es importante, mas no básico. Lo importante es que los maestros hablen también tarasco, purépecha, tzolzil. En conclusión, que la evaluación debe construirse desde abajo hacia arriba y no arbitrariamente como pretende la SEP”.

En la conferencia Historia del hambre, el especialista Eduardo Monteverde explicó por qué el hambre no es accidente, casualidad ni castigo divino. Es un problema causado por la mala distribución de la riqueza alimentaria en los pueblos.

Durante el encuentro editorial también participó un grupo de periodistas y economistas, que reflexionaron sobre el IVA y la reforma fiscal, entre ellos Roberto González Amador, reportero de La Jornada, y Saúl Escobar, Orlando Delgado y Francisco Pérez Arce.

Con una asistencia de más de 800 personas se realizó la tertulia Medios en resistencia, en la que participaron Sanjuana Martínez, Virgilio Caballero, Jenaro Villamil, Epigmenio Ibarra y Humberto Musacchio. Aquí se habló de los medios electrónicos, las redes sociales, la resistencia de ciertos medios impresos, la necesidad de no dejarse censurar y trasmitir la información.

Como parte del balance general, dijo Taibo II, estamos rompiendo el mito de que los habitantes del norte de la ciudad de México no leen. Eso es mentira. Hay que proponerles temas que les interesen, hay que poner libros baratos sobre las mesas.

La oferta de los libros fue diversa y en ciertos casos se podían encontrar volúmenes que no se ofertan en otros encuentros; asimismo, los precios fueron, como siempre, accesibles. Somos una feria con precios a un tercio de lo que tienen otras. La cuestión, de acuerdo con algunos de los 84 expositores, fue que “no hubo las ventas que se esperaban, pues no se tuvo la misma asistencia a los estands y a las mesas de los libros, que al foro de actividades.

Para Taibo II, la ciudad no puede estar condenada a tener sus ejes culturales en el centro y en el sur. En una ciudad donde te puede llevar dos o más horas trasladarte de un lado a otro se tiene que poner al alcance de la gente la propuesta cultural. La gran apuesta de la Brigada Para Leer en Libertad es ¡vamos a los barrios! Estamos preparando actividades en Tacubaya y en las escuelas nacionales de estudios preofesionales de la periferia, también pensamos a ir a la Alameda del Sur.

Durante la semana del 4 al 12 de mayo “se regalaron 7 mil libros de cinco títulos, entre ellos: La última batalla de la Independencia, de Berlamino Fernández; El viejo y el horno, de Eduardo Heras Léon; Vientos de cambio en Mayo de 1968, de Armando Bartra; Juego de cartas, de Miguel Cossío Woodward, e Inquilinos DF, levantad la rojinegra, de Paco Ignacio Taibo II.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: