“LOS PENSAMIENTOS SON LIBRES” – un poema para épocas de represión

Publicado el Julio 4, 2013, Bajo Noticias, Autor RNRTV.

Un poema para ser leído, memorizado y utilizado para combatir el miedo, la desesperanza, la soledad que provoca vivir en un país desgobernado. Un poema para recordar que nadie podrá callarnos:

El prisionero - James LeGros

Pintura: “El prisionero” por James LeGros.

LOS PENSAMIENTOS SON LIBRES

Los pensamientos son libres,
¿Quién los puede apresar ?
Vuelan más allá
Como sombras nocturnas.
Ningún ser humano puede conocerlos,
Ningún cazador puede dispararles,
ellos se quedan allí:
¡Los pensamientos son libres!

Yo pienso lo que quiero
y lo que me hace feliz,
Todo en silencio
y como venga.
A mis deseos y experiencias
no me los pueden quitar,
Quedan allí:
¡Los pensamientos son libres!

Aunque me encierren
en un calabozo obscuro,
Siguen siendo inmortales obras
Porque mis pensamientos
destrozan las barreras
y a los muros en dos parten:
¡los pensamientos son libres!

Ahora tampoco quiero
atarme por el amor
ni quiero encadenarme tampoco.
Se puede reír y bromear desde el corazón
Y pensar entonces que:
¡Los pensamientos son libres!

Un poema escrito durante el S. XIX, cuyo autor es desconocido. Es recordado principalmente debido a que fue recitado por Hans Litten, abogado antinazi que litigó contra dicho régimen, lo cuál, finalmente, le costó la vida. Hans Litten dijo en voz alta este poema desde su encierro, poco antes de quitarse la vida, en el campo de concentración de Dachau, Alemania, durante el festejo del cumpleaños número 46 de Adolf Hitler.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

2 Replies to "“LOS PENSAMIENTOS SON LIBRES” – un poema para épocas de represión"

gravatar

Manuelle Camelin  on Julio 11, 2014

Que lección de valentía da este hombre a la humanidad !

gravatar

Monica SilvaMonge  on Enero 31, 2015

Nada peor ocurre permanentemente en la Humanidad, que grandes espíritus sean aplastados, por defender a una masa de personas indolentes que morirán siendo insignificantes y sin entender la grandeza de quien quiso favorecerlos por amor a los derechos humanos.