Protestan pueblos de Xochimilco contra construcción de Chedraui

Publicado el Agosto 3, 2013, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.

Colonos de Santiago Tepalcatlalpan marcharon ayer por calles de Xochimilco para exigir que cese la edificación de una tienda Chedraui, la cual generará escasez de agua y caos vial, denuncian los pueblos de la montaña / Foto Carlos Ramos Mamahua

* Denuncian comerciantes que serán afectados por la competencia desleal de la tienda
* Vecinos afirman que la obra no cumple las leyes ambiental y de desarrollo urbano
* Viola nuestros derechos como comunidades originarias, defendidos por la ONU, indican

Mariana Suárez Esquivel / Periódico La Jornada / Sábado 3 de agosto de 2013

Alrededor de 250 personas marcharon por calles de la delegación Xochimilco para exigir se suspenda la construcción de una tienda comercial Chedraui en el pueblo de Santiago Tepalcatlalpan.

Diversas organizaciones sociales, entre las que se encuentran Pueblos y Barrios de Xochimilco, Frente Autónomo Xochimilco, entre otros; además de productores locales, estudiantes, comerciantes y vecinos expresaron que serán afectados por la competencia desleal de esta empresa.

El predio donde se construye el supermercado tiene una extensión de más de 16 mil metros cuadrados y no cumple con lo dispuesto por las leyes Ambiental del Distrito Federal y de Desarrollo Urbano al no contar con los estudios de impacto urbano, ecológico y de protección civil necesarios, argumentaron.

Asimismo, la edificación afectará el suministro de agua en los pueblos de Xochimilco, cuya población, señalaron, ya sufre por falta del líquido y lo reciben por tandeo.

Además, el predio se encuentra en la única salida de los pueblos de la montaña, por lo que aumentarán los problemas de tránsito.

Los manifestantes partieron a las 10 de la mañana de la Noria, enfrente del panteón de Xochitepec. Al llegar al lugar donde se lleva a cabo la edificación lo clausuraron simbólicamente.

La obra se había suspendido tras una visita del Instituto de Verificación Administrativa (Invea); sin embargo, poco tiempo después la prohibición fue levantada y la construcción sigue en curso, por lo que en dos meses podría estar terminada, indicó Alejandro Velázquez, integrante del Frente Autónomo Xochimilco (Fax).

Expresó que los pueblos originarios de Xochimilco, con fundamento en el artículo 2 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo tienen derecho a la consulta previa sobre cualquier acto que pueda afectar su vida comunitaria, lo cual no ocurrió.

Por lo anterior, exigieron a las autoridades clausurar dicha construcción, ubicada en la carretera Santiago Tepalcatlalpan número 400, colonia La Concha, definitivamente, pues ataca directamente nuestros derechos.

Actualmente existen dos juicios en curso, el primero tramitado ante la cuarta sala ordinaria del tribunal de lo contencioso administrativo del Distrito Federal, con el número de expediente IV-29011/2013, en el cual se reclama la nulidad del certificado de zonificación, así como la falta de estudios de impacto urbano, ambiental, la nulidad de la manifestación de construcción, que debió de haber sido tipo C, toda vez que la obra se realiza en un predio mayor a los 10 mil metros cuadrados y requeriría en todo caso de autorización de impacto ambiental, tal y como lo indica el artículo 46 de la Ley Ambiental del DF.

El otro es un juicio de amparo, con expediente 678/2013 que se tramitó ante el juzgado cuarto de distrito en materia administrativa del primer circuito, donde se solicita el reconocimiento jurídico de la calidad de pueblo originario para Santiago Tepalcatlalpan, a fin de que le sean otorgados plenamente los derechos contenidos en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo y en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

El objetivo, refirió Velázquez, es que se le otorguen derechos a la comunidad para tener pleno control sobre sus tierras, sobre los planes de desarrollo y se aplique una consulta previa e informada a efecto de obtener su consentimiento sobre cualquier desarrollo que se lleve a cabo en la zona.

Sin embargo, dijo, en este último caso el juez realizó una interpretación formalista y no acorde con las reformas en materia de derechos humanos, por lo que negó la suspensión definitiva de la obra.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: