Con San Lázaro amurallado y blindado por miles de policías, Peña envía su Primer Informe

Publicado el Septiembre 1, 2013, Bajo Política, Autor MonaLisa.


La instalación del segundo año de ejercício de la LXII Legislatura. Foto: Octavio Gómez

Después de 12 años fuera del poder, el PRI entregó su Primer Informe de Gobierno custodiado por elementos de la policía montada, militares, granaderos, Policía Federal y del Estado de México en el Palacio Legislativo.

Jesusa Cervantes / 1º. De Sept. 2013 / México, D.F. (proceso.com.mx).

Enrique Peña Nieto no ingresó a San Lázaro y en su lugar envió al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, repitiendo así la historia de los gobiernos panistas a quienes se les impidió el acceso a San Lázaro como medida de rechazo.

A las 17:12 horas el funcionario federal fue recibido por el priista Raúl Cervantes, a quien le entregó el Primer Informe de Peña Nieto.

En su discurso, el encargado de la política interior del país dijo que en México se vive una que mantiene un equilibrio entre los poderes de la Unión; lo anterior lo dijo justo a una semana de haber impuesto, desde la Segob al Poder Legislativo, un supuesto diálogo con los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Osorio Chong dijo que el debate y el diálogo son los mejores instrumentos para alcanzar los acuerdos. El pasado 23 de agosto, ante el bloqueo de los maestros al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, obligó a senadores y diputados a sentarse a negociar con los docentes para incluir sus propuestas a la Ley del Servicio Profesional Docente.

El acuerdo al que hoy hizo referencia Osorio Chong y a la declaración de que el gobierno de Peña Nieto “ha construido sólidas coincidencias por encima de diversas visiones del país”, se desmoronaron luego de que se anunció la discusión en lo inmediato de la Ley del Servicio Docente sin incluir las propuestas de los maestros y haciendo a un lado cualquier acuerdo que hubieran tomado.

En la entrega del informe presidencial, el secretario de Gobernación aseguró que la actual Legislatura “ha sido sensible al mandato de la sociedad: lograr reformas que trascienden, sin duda, en su beneficio”.

La primera reforma que procesó esta Legislatura, a la que hace referencia Osorio Chong y sus leyes secundarias, son justamente las que provocaron que Enrique Peña Nieto no haya ingresado a San Lázaro y su secretario de Gobernación lo hiciera en medio de cientos de elementos policiacos y militares.

Osorio Chong dijo que el gobierno peñista ha respetado la división de podres, las esferas de competencia y atribuciones de cada soberanía, “por ello el gobierno de la República considera que la política debe servir para hacer coincidir visiones entre aquellos que piensan distinto”.

Antes de retirarse de San Lázaro, Osorio Chong dijo que en México “nadie puede imponer su verdad a los demás”; sin embargo, la CNTE ocasionó con sus acciones un cerco a San Lázaro debido a que consideran que el gobierno peñista se ha dedicado justamente a eso: “imponer su verdad a los demás”.

Durante los posicionamientos de los partidos, Ricardo Monreal, coordinador de Movimiento Ciudadano, se convirtió en el legislador más crítico y el único que hizo referencia al “bochornoso espectáculo” del arranque de sesiones “amurallado y en un estado de sitio”.

“El titular del Ejecutivo federal se esconde en su oficina personal mientras San Lázaro es amurallado por cientos de policías”, reclamó Monreal desde tribuna, y luego en tono de sorna afirmó:

“Quienes se propusieron mover a México lo están haciendo, pero temblar, debido al colapso y crisis política que se vive”.

Monreal Ávila reclamó que desde diversos medios de información, el gobierno federal y otras fuerzas del poder estén satanizando y estigmatizando a los maestros mientras se acepta a delincuentes de cuello blanco como a los Caro Quintero, Salinas de Gortari, Granier y Moreiras”.

Hasta ese momento los señalamientos de Monreal no habían generado rechiflas, sin embargo éstas se desataron cuando dijo: “Y tanto ladrón que se pavonea en este recinto”.

En un intento por hacer un llamado a la concentración en contra de la reforma energética convocada por Andrés Manuel López Obrador para el 8 de septiembre, Monreal se vio impedido debido a la manipulación del sonido que interfirió en la claridad.

En su turno, el coordinador de los panistas, Luis Alberto Villarreal, preguntó desde la tribuna: “¿Qué se informa? Como que no hay nada que informar”.

El panista dio cifras de la caída económica, la falta de generación de empleos, el surgimiento de guardias comunitarias, la creciente violencia por los enfrentamientos con el crimen organizado y la escenografía en que Peña Nieto ha montado al país y que nada tiene que ver con la realidad.

En tribuna, el panista dijo que los anuncios no corresponden a lo que los mexicanos enfrentamos diariamente y se burló diciendo: Lo que durante 12 años los priistas presumían tener como oficio político y el saber hacer las cosas “se les cayó en nueve meses”.

Durante los posicionamientos, fueron Ricardo Monreal y la diputada Aleyda Alavez, del PRD, quienes más rechiflas recibieron.

La perredista denunció desde tribuna el albazo legislativo que concretaría el PRI y el cual respaldaría el PAN, minutos después, para aprobar esta misma noche la Ley Educativa que aún está pendiente.

Justamente la citada ley y el encono y malestar que provocó entre los maestros, fue lo que llevó a que por orden del todavía presidente de la Mesa Diretiva, el priista Francisco Arroyo Vieyra, se ordenara amurallar el Palacio Legislativo y evitar que los maestros lograran llegar a sus puertas para impedir la reforma.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: