Suspende Obama la opción militar contra Siria

Publicado el Septiembre 11, 2013, Bajo Internacional, Autor MonaLisa.


El presidente Barack Obama durante el mensaje a la nación estadounidense, anoche / Foto Ap

* Suspende, por ahora, la opción militar; cede el paso a la vía diplomática que abrió Rusia
* Obama pide al Congreso posponer el voto sobre un ataque limitado a Siria
* Tras más de una semana de intenso cabildeo, el presidente de EU aún no tiene aval para la ofensiva
* Da pie a la propuesta rusa para que Damasco entregue su arsenal químico
* Moscú lo salvó del fracaso político, el sentir


Activistas se manifestaron ayer afuera de la oficina del congresista Adam Schiff, en California, en rechazo a una acción militar de Estados Unidos contra Siria / Foto Ap

David Brooks / Corresponsal / La Jornada / 11 Sept. 2013 / Nueva York, 10 de septiembre.

Esta noche, en un mensaje al público estadunidense que fue radicalmente modificado de su versión original durante las últimas 24 horas, el presidente Barack Obama declaró que ha suspendido, por ahora, la opción militar para permitir el paso a una vía diplomática promovida por Rusia en la cual Siria cederá su arsenal de armas químicas al control internacional.

Con ello Obama, por ahora, logró salvarse de un posible desastre político tanto en casa como a escala internacional, ante su fracaso para obtener la aprobación de su pueblo, del Congreso y de la comunidad internacional a un ataque militar limitado.

Obama anunció que solicitó al Congreso postergar el voto que tanto le urgía sobre la autorización del uso de la fuerza militar en Siria mientras se considera la iniciativa diplomática. No confesó que enfrentaba una casi segura y humillante derrota ante la legislatura. Según el último cálculo del Washington Post enfrentaba 251 votos en contra o inclinándose así, contra sólo 26 a favor en la cámara baja, y 39 en contra y sólo 23 a favor en el Senado.

Se mantendrá la presión sobre Assad, advierte la Casa Blanca

Después de reiterar sus argumentos por un ataque militar en respuesta a lo que insistió fue el uso de armas químicas por el gobierno sirio el 21 de agosto, cuando murieron mil 400 personas, y enfatizando que muchos eran niños, Obama concluyó que durante los últimos días hemos visto señales alentadoras. En parte, por la amenaza creíble de una acción militar estadunidense, en donde Rusia está dispuesta a trabajar con la comunidad internacional para lograr que Bashar Assad entregue sus armas químicas. Señaló que el gobierno sirio ya admitió que tiene ese tipo de armamento y que está dispuesto a sumarse a la Convención Contra las Armas Químicas.

Es muy temprano para saber si este ofrecimiento prosperará, y cualquier acuerdo tendrá que verificar que el régimen de Assad cumpla sus compromisos, pero esta iniciativa tiene el potencial para remover la amenaza de las armas químicas sin el uso de la fuerza, afirmó Obama. Informó que continuarán las pláticas con las contrapartes rusas y que habló con los líderes de Francia y Gran Bretaña para trabajar con Rusia y China, para promover una resolución ante el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas que obligue a que Assad entregue sus armas químicas y finalmente se destruyan bajo control internacional.

Sin embargo, señaló que mantendrá la opción militar sobre la mesa e informó que ordenó a las fuerzas militares quedarse en sus posiciones para mantener la presión sobre Assad. De hecho, la primera parte de su discurso versó sobre la justificación de su decisión de ordenar una respuesta militar, reconociendo que el público está cansado de guerras, y aseguró que esta no sería una nueva guerra. Señaló que después de todo, he dedicado los últimos cuatro años y medio a concluir guerras, no a iniciarlas, pero advirtió que el uso de armas químicas no puede pasar sin una respuesta. Pero afirmó: no pondré botas estadunidenses sobre el terreno en Siria, y explicó que no sería una ofensiva aérea prolongada, sino un ataque limitado para hacer que “Assad –o cualquier otro dictador– piense dos veces antes de emplear armas químicas”.

Reiteró que “nuestros ideales y principios, así como nuestra seguridad nacional, están en juego en Siria, a la par que nuestro liderazgo de un mundo donde buscamos asegurar que las peores armas jamás serán usadas. Estados Unidos no es el policía del mundo… pero cuando con esfuerzo y riesgo modesto podemos evitar que niños sean gaseados a muerte y así hacer más seguros a nuestros propios niños en el largo plazo, creo que debemos actuar. Eso es lo que hace diferente a Estados Unidos”.

Ante la falta de apoyo a su opción militar tanto dentro como fuera de Estados Unidos, el gobierno de Obama había redoblado sus esfuerzos para promover su plan bélico, incluido este mensaje del presidente dirigido en directo al público en horario preferente esta noche, para insistir en que un ataque militar era necesario en respuesta al uso de armas químicas por Siria. Esa fue la primera parte del discurso esta noche, pero el final fue cambiado drásticamente durante las últimas 24 horas.

Algunos argumentan que los rusos acaban de rescatar, por el momento, a Obama. La idea se originó tras comentarios del secretario de Estado John Kerry en Londres el pasado lunes, en el sentido de que el régimen sirio podría evadir un ataque sólo si entregaba su arsenal químico en una semana, algo que consideró improbable, y que sus voceros calificaron de ejercicio retórico. Pero Rusia reaccionó de inmediato y logró que en principio los sirios aceptarán la propuesta, mientras Francia y otros empezaron a elaborar una resolución para el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas.

Kerry se reunirá con Lavrov en Ginebra

Obama y su gobierno expresaron escepticismo al principio, pero al final calificaron de positiva esta iniciativa y consideraron que lograría el mismo objetivo que el ataque militar propuesto para disuadir a Siria de emplear armas químicas. Hoy el gobierno anunció que el secretario Kerry viajará a Ginebra el jueves para reunirse con su contraparte rusa, Serguei Lavrov, para elaborar la propuesta, y Kerry, cambiando el tono guerrero, consideró que si esta opción es viable, será la manera ideal de resolver el asunto, aunque advirtió que no se puede emplear como una maniobra para postergar las cosas y que no frenará de manera indefinida la acción militar si no se avanza.

A pesar de llevar más de una semana de intenso cabildeo, presentación de pruebas e inundación de los medios con argumentos para un ataque militar limitado, la Casa Blanca aún enfrentaba la oposición de seis de cada diez estadunidenses y sólo un tercio a favor a cualquier ataque militar, según las últimas encuestas.

En tanto, no se mencionó que Estados Unidos también posee un arsenal de armas químicas, las cuales no están bajo ninguna supervisión internacional.

Los principales canales nacionales de televisión transmitieron en vivo el discurso de menos de 20 minutos del presidente, pero NBC decidió no desperdiciar más tiempo en analizar el mensaje, como otros, y regresó sin pausa a uno de sus programas más exitosos: America’s Got Talent (America Tiene Talento).

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: